CPDH ha recibido más de cuatro mil denuncias por amenazas

La CPDH asegura que ha recibido más de 4, 500 denuncias en el contexto de la crisis sociopolítica, sesenta por ciento se han referido a amenazas de muerte

Nicaragua

El organismo indica que existe una severa represión en contra de las organizaciones de la sociedad civil; los periodistas y medios de comunicación sufren una “directa y rutinaria” censura y acoso por parte del Estado. LA PRENSA/O.NAVARRETE

Desde abril de 2018, cuando inició la revolución cívica en Nicaragua hasta enero de 2019, la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) ha recibido más de 4,500 denuncias, de éstas, cerca del sesenta por ciento corresponde a amenazas de muerte, expresó el secretario ejecutivo de la CPDH, Marcos Carmona.

El defensor de derechos humanos compartió dicha información mediante una conferencia sobre la crisis humanitaria en Nicaragua, realizada en Ginebra, Suiza, este lunes.

El veinte por ciento de las denuncias recibidas por la CPDH corresponde a detenciones ilegales, una de las formas de represión que el régimen de Daniel Ortega ha mantenido desde el estallido social, que este 18 de marzo alcanza su undécimo mes.

Lea además: Sistema Penitenciario Nacional dice que denuncia de golpiza y amenazas a presos políticos es falsa

El otro diez por ciento de las denuncias está relacionado con el abuso de autoridad. Esto persiste en el país, ya que las fuerzas policiales capturan a los ciudadanos sin presentar ningún tipo de orden y, además, requisan sus casas, en la mayoría de los casos, en búsqueda de armas.

Carmona agregó que un cinco por ciento del total de denuncias recibidas corresponde a despidos del personal de salud, quienes fueron retirados de sus puestos laborales por apoyar a cientos de heridos, resultado de la represión ejecutada por las fuerzas policiales y paramilitares de la dictadura. El restante cinco por ciento de las denuncias no fue especificado por el secretario ejecutivo de CPDH.

Defensa de presos políticos

Parte del trabajo que ha desarrollado esta organización de derechos humanos, en el contexto de la crisis, ha sido la representación legal de varios de los más de setecientos presos políticos que el régimen mantiene en sus mazmorras.

Carmona explicó que la CPDH está a cargo de la defensa de más de doscientos casos. Han sido los abogados y los familiares quienes han denunciado los múltiples abusos que han sufrido los presos políticos en la prisión.

Puede leer: Sistema Penitenciario no lleva a presos políticos y juez amenaza con realizar audiencia sin reos 

La CPDH es la única organización de derechos humanos en el país que continúa recibiendo denuncias de violaciones a derechos humanos de los nicaragüenses, después que el mismo régimen cancelara, de forma arbitraria, la personalidad jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), a través del cual la población exponía los abusos o agresiones a los que estaba siendo sometida.

En el país tampoco hay presencia de organismos de derechos humanos internacionales, ya que fueron expulsados por la dictadura en diciembre pasado.

Recursos de exhibición

Cuando la Policía Orteguista captura a una persona, es muy difícil que su familiar la vea en un corto tiempo. En varios casos, la PO les confirma a su familia que el preso político está en la Dirección de Auxilio Judicial, y es parte de un proceso de investigación de 72 horas. No hay mayor explicación. Al respecto, la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) explicó que han introducido alrededor de 1,300 recursos de exhibición personal y han gestionado ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CIDH) más de 240 medidas cautelares.

Buscan resolución

Más de cien organizaciones de derechos humanos, por medio de la Red Internacional de Derechos Humanos (RIDH), introdujeron una petición al Consejo de Derechos Humanos para que emitiera una resolución sobre la crisis que atraviesa Nicaragua, esto en el contexto del cuarenta período de sesiones, que inició el pasado 25 de febrero y finalizará el próximo 22 de marzo. Se desarrolla en Ginebra, Suiza.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: