Policía Orteguista secuestra al tío de Teyler Lorío, el bebé asesinado por los paramilitares en un barrio de Managua

La víctima fue llevada a la delegación policial número siete donde abrieron un proceso de investigación por "foco delictivo", aseguraron familiares del detenido

Jaime Eduardo Lorío Sandoval, de 43 años. LA PRENSA

Jaime Eduardo Lorío Sandoval, de 43 años, tío de Teyler Lorío, el bebé asesinado de un disparo en la cabeza el pasado 23 de junio de 2018 por paramilitares, fue secuestrado la noche de este miércoles por la Policía Orteguista (PO) en el barrio Américas I de Managua, según denunciaron sus familiares.

Según Róger Lorío, hermano del detenido, este regresaba de trabajar cuando se detuvo en la esquina de su casa a platicar con unos amigos. En ese momento se acercó una patrulla de la PO y uno de los agentes lo señaló y procedieron a detenerlo sin ninguna explicación.

Le puede interesar: Crimen contra el bebé Teyler Lorío “desnuda” manipulación estatal

Los familiares presumen que la detención sea porque Jaime participó en las protestas en contra del régimen orteguista para exigir justicia por la muerte de su sobrino.

Róger asegura que temen ir al distrito VII de la PO, donde presume fue llevado su hermano, «por miedo a que nos dejen (presos) a nosotros porque también participamos en la lucha cívica».

Acusado de «vandalismo»

Sin embargo, la mañana de este jueves, los familiares del detenido se dirigieron a la delegación policial donde fueron recibidos por la inspectora Tania Muñoz, quien les confirmó que Jaime está en esa delegación por «vandalismo», por lo que está bajo investigación las próximas 72 horas.

Le puede interesar: “Este gobierno mata a nuestros hijos y nos obliga a irnos al exilio”. El drama de los padres que huyeron de Nicaragua después de perder a sus hijos

Pese a la información recibida, Róger aseguró que esta «no tiene sentido» porque asegura que su hermano nunca cometió delito alguno. «Son acusaciones sin argumentos. Lo que más creo es que (la detención) sea por represalias por apoyar y pedir justicia por mi sobrino» durante las protestas contra Ortega, aseguró.

Nelson Lorío, pápa del bebé asesinado, su esposa, Karina Navarrete y su hija huyeron de Nicaragua por la constante persecución y amenazas de la PO, quienes les hacían llegar citatorias policiales. Actualmente están exiliados en Costa Rica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: