EE.UU. denuncia el poder «centralizado y autoritario» que mantiene Daniel Ortega en Nicaragua

Según el Departamento de Estado, fue Ortega y su esposa quienes "ordenaron a la policía y las fuerzas de parapolicías que reprimieran con violencia las protestas pacíficas"

Daniel Ortega, dictador de Nicaragua, durante un evento con diplomáticos acreditados en el país en enero de 2019. LA PRENSA/ Tomada de El 19

Daniel Ortega, dictador de Nicaragua, durante un evento con diplomáticos acreditados en el país en enero de 2019. LA PRENSA/ Tomada de El 19

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, destacó este miércoles las violaciones a los derechos humanos cometidos por el régimen de Daniel Ortega, al presentar un informe en que se denunció también a Cuba, Irán, China y Venezuela.

A Ortega lo acusan de establecer un sistema político “altamente centralizado y autoritario”, pero igual han destacado que recetó exilio, cárcel y muerte a los opositores de su país.

“En Nicaragua, cuando los ciudadanos pacíficamente protestaron contra la pérdida de beneficios de la seguridad social recibieron disparos de francotiradores. Los críticos del Gobierno enfrentaron una política de ‘exilio, cárcel o muerte’”, manifestó Pompeo.

Lea además: Régimen de Nicaragua profundiza centralización y con ello ineficiencia del Estado

Las declaraciones del alto funcionario estadounidense se dieron durante la presentación del informe anual sobre derechos humanos, publicado por el Departamento de Estado.

El informe agrupó todos los acontecimientos sucedidos en Nicaragua desde abril de 2018, cuando estallaron las protestas.

La orden de la represión

Según el Departamento de Estado, fue Ortega y su esposa, Rosario Murillo, quienes “ordenaron a la Policía y las fuerzas de parapolicías que reprimieran con violencia las protestas pacíficas”.

Acusaron al dictador nicaragüense de fortalecer “la impunidad para quienes violaban los derechos humanos y le eran leales”.

Lea: Diputados sandinistas aprueban el control de Daniel Ortega sobre Ley de Aeronáutica

“La impunidad siguió siendo un problema grave, y el gobierno no proporcionó capacitación para aumentar el respeto de los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad”, señaló el documento.

Reiteraron que Ortega “instituyó una política de ‘exilio, cárcel o muerte’ para cualquier persona que se percibiera como opositor” en Nicaragua.

Según Pompeo, Ortega enmendó las leyes de terrorismo “para incluir actividades democráticas y usó el sistema judicial para caracterizar a actores de la sociedad civil como terroristas, asesinos y golpistas”.

El informe también denunció que la Policía Orteguista (PO), cuyo jefe supremo es Ortega, la Fiscalía y los jueces “arrestaron, investigaron y acusaron a manifestantes antigubernamentales mientras ignoraban los crímenes cometidos por la Policía y los individuos del gobierno (paramilitares)”, todo esto, “bajo la influencia del partido gobernante (FSLN)”.

Informes fidedignos

Uno de los puntos más delicados del informe se refiere a la actuación precisamente de la PO. EE. UU. resaltó la existencia de “informes fidedignos” que revelaron que el régimen orteguista “mató a algunos policías por negarse a cumplir las órdenes de reprimir las protestas”.

Posterior a la presentación del informe, Pompeo aseguró en su cuenta de Twitter que “la protección de los derechos humanos es fundamental para la política exterior de los Estados Unidos y para nuestros valores estadounidenses”.

Las detenciones arbitrarias, las torturas, los secuestros, el exilio forzado y los ataques del orteguismo a los Organismos No Gubernamentales fueron también parte del informe que refleja el estado de los derechos humanos en Nicaragua, pero también en casi doscientos países en el mundo.

“El gobierno eliminó el estatus legal de varias organizaciones no gubernamentales (ONG) y organizaciones de la sociedad civil, aprovechando sus activos y evitando que funcionen”, dijeron.

Ahí también se destacaron arrestos de periodistas, como el caso de Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, director y jefa de prensa del clausurado canal de televisión 100% Noticias.

“La ausencia de un poder judicial independiente y un sistema político no democrático se combinaron para inhibir la libertad de expresión” en Nicaragua, señala el documento.

La corrupción

Otro de los temas contenidos en el informe son la existencia de “prisioneros políticos” en Nicaragua, interferencia “sustancial” con los derechos de reunión pacífica, ataques contra la Iglesia católica, trata de personas, ataques contra la comunidad LGBTI, discriminación contra minorías étnicas y comunidades indígenas, trabajo infantil y corrupción “generalizada”.

Estados Unidos destaca que la falta de independencia entre la PO, el FSLN y el sistema judicial del país “no permitió una investigación imparcial sobre la corrupción y las violaciones de los derechos humanos”.

Referencia para el congreso

El informe anual del Departamento de Estado, relativo a 2018, sirve como referencia al Congreso de los Estados Unidos a la hora de conceder ayuda a otros países y contiene información sobre unos doscientos países de todo el mundo.

Lea Además: Control del Inafor regresa al presidente

Ese informe identifica varias tendencias globales preocupantes, tales como el tráfico de personas, la corrupción y las violaciones a las libertades civiles. Aunque Ortega ha sido cuestionado por sus violaciones a DD. HH., él se cree víctima de un intento de golpe de Estado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: