Zona de Strikes: Las Ligas Mayores aplican variantes cosméticas al beisbol

Las Ligas Mayores no cesan en su pretensión de reducir la duración de los partidos y el Sindicato de Jugadores no deja de presionar por más dinero

Jonathan Loáisiga

Edgard Rodríguez C.

Las Ligas Mayores del Beisbol no cesan en su pretensión de reducir la duración de los partidos y el Sindicato de Jugadores no disminuye su presión en su afán de recibir más dinero en una época de gran bonanza.

Ambos sectores lograron, sin embargo, acercar sus posiciones y han garantizado acuerdos que le quitan al beisbol el fantasma de una nueva huelga, mientras se aplican variantes cosméticas que no agreden la esencia y espíritu del juego.

Por ejemplo, la MLB descartó utilizar el bateador designado en la Liga Nacional donde los puristas siguen firmes en su deseo de conservar la tradición, pero también debió desistir en su propósito de colocar cronómetros para acortar el tiempo empleado por un lanzador entre un envío y otro.

Se acordó reducir de seis a cinco el número de visitas de los coaches al montículo en las que no tienen como fin el cambio de un lanzador y las pausas entre innings serán ahora de solo dos minutos, excepto si se trata de un partido con transmisión nacional en Estados Unidos, como los de los domingos por la noche.

Sobre el Juego de Estrellas, los tres jugadores con más votos en cada posición avanzarán a una segunda ronda y recibirán un bono que no afecta la contabilidad de los equipos sobre el impuesto de lujo. El que gane el Derby de Jonrones, recibirá un millón de dólares. Antes eran 150 mil dólares.

De hecho, hasta el 2018, la MLB otorgaba premios que ascendían hasta 750 mil dólares en total en el clásico de media temporada. Ahora deberá desembolsar 2.5 millones, con un millón para el ganador del Derby.

Después del 31 de julio no habrá cambios de peloteros. Solo podrán hacerse transacciones con jugadores que no sean del roster de 40. En el pasado se cambiaba hasta el 31 de julio de forma directa y todavía se podía canjear hasta el 31 de agosto a través de waivers. Ahora no, solo hasta el 31 de julio.

A partir del 2020, el roster de los equipos se ampliará de 25 a 26 jugadores desde el inicio de campaña hasta el 31 de julio. De ahí en adelante, el roster de 40, bajará a 28 hombres.

De igual forma, iniciando en 2020, un lanzador deberá enfrentar un mínimo de tres bateadores o completar una entrada antes de ser removido del box, a menos que haya una lesión. Esto acabará con los lanzadores especialistas que entran, se miden a un zurdo y salen.

Pero mientras no bajen a dos outs por innings o dejen de jugarse nueve entradas, el beisbol continuará siendo fiel a su espíritu y tradición. Y sobre todo, estos acuerdos garantizan estabilidad en una industria sumamente rentable y en la que cada quien quiere más del pastel.

Sigue a Edgard Rodríguez en Twitter: @EdRod16

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: