La actriz Lori Loughlin abona fianza de 1 millón por sobornos universitarios

El juez federal Steve Kim le impuso la fianza a Loughlin tras una comparecencia de la actriz, que se había entregado la mañana del miércoles a las autoridades, en un tribunal de Los Ángeles

Las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin. LA PRENSA/AFP

La actriz Lori Loughlin, conocida por su participación en la serie de televisión «Full House», quedó este miércoles en libertad bajo fianza de un millón de dólares tras ser acusada de participar en una red de sobornos millonarios para el acceso de sus hijas a prestigiosas universidades en Estados Unidos.

El juez federal Steve Kim le impuso la fianza a Loughlin tras una comparecencia de la actriz, que se había entregado la mañana del miércoles a las autoridades, en un tribunal de Los Ángeles (California).

Kim programó una nueva audiencia para el próximo día 29, esta vez ante un tribunal en Boston (Massachusetts), donde se está investigando el caso.

Lea también: Felicity Huffman y las otras estrellas acusadas en el escándalo de sobornos para que hijos de millonarios entren a universidades de élite

El Departamento de Justicia de EE.UU. desveló el martes la red de sobornos millonarios que implica a medio centenar de personas, incluidas familiares, responsables de las universidades, supervisores de exámenes y entrenadores.

Del medio centenar de imputados, 33 son padres y madres adinerados que en total pagaron 25 millones de dólares para que sus hijos accediesen a prestigiosas universidades como Yale, Georgetown o Stanford.

El fiscal federal para Massachusetts Andrew Lelling dijo el martes que se trata «del mayor fraude de admisión universitaria jamás perseguido por el Departamento de Justicia».

El fiscal general de Massachusetts, Andrew Lelling. LA PRENSA/EFE

«Estos padres representan un catálogo de riqueza y privilegio. Incluyen por ejemplo consejeros delegados de empresas públicas y privadas, exitosos inversores financieros e inmobiliarios, dos actrices muy conocidas y un famoso diseñador de moda», agregó.

En el caso de Loughlin, de 54 años, el Departamento de Justicia le acusa junto a su marido, el diseñador de moda Mossimo Giannulli, de pagar 500.000 dólares para que sus dos hijas accediesen a la Universidad del Sur de California.

De su interés: El escándalo sexual que sacude a la industria del K-pop en Corea del Sur

Las niñas ingresaron a la universidad a través de su admisión en el equipo de remo, a pesar de que nunca habían practicado este deporte.

El miércoles también compareció en una audiencia en Boston otro de los padres imputados, el exconsejero delegado de la firma de inversión Pimco, que quedó en libertad tras abonar una fianza de 500.000 dólares.

Vista exterior del edificio Healy Hall en el campus de la Georgetown University de Washington D.C (Estados Unidos). LA PRENSA/EFE

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: