Estados Unidos mantiene conversaciones «francas y sinceras» con Daniel Ortega en las que le ha pedido el adelanto de elecciones

El diplomático Todd Robinson, responsable de Centroamérica en el Departamento de Estado, pidió a Ortega negociar de “buena fe” con la coalición opositora del país

Kevin Sullivan, Daniel Ortega

Estados Unidos va a continuar apoyando las negociaciones solo si sirven como una forma de lograr soluciones reales en tiempo real», aseguró Kevin Sullivan. LA PRENSA/Tomada de El 19 Digital

El Gobierno de Estados Unidos aseguró este jueves que quiere ver “nuevos líderes” en las próximas elecciones en Nicaragua y dijo estar manteniendo conversaciones “francas y sinceras” con Daniel Ortega, al que ha pedido un adelanto de comicios.

En declaraciones a la prensa, el diplomático Todd Robinson, responsable de Centroamérica en el Departamento de Estado, pidió a Ortega negociar de “buena fe” con la coalición opositora del país, en un diálogo que busca una salida pacífica a la crisis que ha dejado centenares de muertos desde abril pasado.

“Estamos urgiendo al régimen de Ortega a negociar de buena fe y a tomar acciones concretas para restaurar la democracia, cesar la opresión, liberar a todas las personas detenidas arbitrariamente”, dijo.

Puede leer: Parlamento Europeo aprueba resolución que urge sanciones contra el régimen de Daniel Ortega

Robinson añadió que se debe acordar la celebración de elecciones adelantadas, libres y justas.

“Nosotros —añadió— vamos a promover la idea de que en esas elecciones esperamos encontrar nuevos líderes, líderes que no incluyan a Ortega y (la vicepresidenta Rosario) Murillo”.

El diplomático no aclaró si EE. UU. ha exigido explícitamente a Ortega, que lleva 12 años consecutivos en el poder, que no se presente a las próximas elecciones, uno de los puntos que han solicitado varios sectores de la oposición nicaragüense pero que el mandatario ha rechazado tajantemente.

No obstante, Robinson explicó que el embajador de EE. UU. en Nicaragua, Kevin Sullivan, ha conversado sobre varios asuntos y en varias ocasiones con Ortega y con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, así como con

Otros miembros del Ejecutivo nicaragüense

“No vamos a hablar del contenido de esas conversaciones, excepto para decir que han sido muy directas y muy francas. No creo que Ortega o Murillo tengan ninguna duda de cuál es la posición de EE. UU. en lo que respecta a alcanzar algún tipo de acuerdo político”, manifestó.

El posicionamiento de Estados Unidos se conoce cuando Ortega ha reanudado las conversaciones con la oposición, mientras en el Parlamento Europeo se aprobó una resolución que demanda sanciones individuales contra los responsables de la represión contra la ciudadanía.

El analista político Óscar René Vargas consideró que la situación de Ortega es consecuencia de su inmovilismo ante la crisis, que se ha incrementado por la represión del régimen.

“Estoy claro que Ortega no quiso moverse. Ese inmovilismo político conduce tanto EE. UU. como a la Unión Europea a pasar implementar sanciones. Una de ellas es la eliminación de la posibilidad que ellos se vuelvan a presentar (como candidatos). Es decir, su error, por no moverse, conduce a que la presión internacional se incrementa de manera dirigida hacia ellos y sus principales cuadros”, sostuvo Vargas.

Le muestran “su futuro”

Para el exdiputado opositor Eliseo Núñez, el mensaje de EE. UU. es dejarle claro a Ortega cuál es su futuro político cuando la negociación con la Alianza Cívica ha entrado en una fase crítica tras la vuelta del dictador a la mesa de negociación, en que se está abordando también el tema de los presos políticos.

Además: EE.UU. denuncia el poder “centralizado y autoritario” que mantiene Daniel Ortega en Nicaragua

“El tema real ahora es que viene la parte de las elecciones, el tema de justicia, básicamente (EE. UU.) está mostrándole a Ortega que el futuro de él es muy parecido al que le están aplicando a Venezuela”, sostuvo Núñez.
Para exlegislador, la idea es que a Ortega le conviene negociar y no meterse a la misma situación de Venezuela, gobernada por la dictadura de Nicolás Maduro.

El país suramericano vive una crisis humanitaria que Maduro no acepta y la atribuye a una conspiración “del imperio”.

Sin justicia creíble

El analista Óscar René Vargas refirió que la propuesta de sanciones de una diputada europea a 18 personas del régimen, entre ellos los dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo y dos de sus hijos, “debería hacerle reflexionar porque los inhabilitaría de ir a Europa” porque los señala de “represores y corruptos”.

“Al meter a la fiscal general entre los propuestos para sanciones, los eurodiputados hablan de que en Nicaragua no existe una justicia transparente”, explicó Vargas, destacando la situación anómala de los presos políticos en la dictadura.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: