Nelly Roque Ordóñez, presa política de la dictadura, asegura «nos quitaron todo el miedo” en la cárcel

Nelly Roque Ordóñez, una de las primeras presas políticas del régimen, fue detenida por un grupo de paramilitares el 26 de junio de 2018 en Darío. Es miembro de Movimiento 19 de Abril de Matagalpa

Fueron casi nueve meses de encierro, asegura Nelly Roque, “no teníamos comunicación con nadie y estábamos completamente aisladas de todo». LA PRENSA/Luis Eduardo Martínez

“Mamita, ¡por fin!”, fue la primera expresión de la niña de cuatro años tras regresar su casa del preescolar en Matagalpa y encontrar a su mamá Nelly Marily Roque Ordóñez, una de las presas políticas que este viernes fue excarcelada por el régimen orteguista, debido a un cambio de medidas cautelares.

Roque, de 27 años, así como Solange Massiel Centeno Peña, de 20 años; David de Jesús Lagos, de 45 años, y Levis Josué Artola Rugama, de 21 años, son los cuatro matagalpinos que estaban en el listado de 50 personas excarceladas que tendrían el régimen de convivencia familiar y que cerca de la 1:00 de la tarde fueron llevados hasta sus casas en Matagalpa por funcionarios del Sistema Penitenciario Nacional.

Lea además: La dictadura orteguista se burla y monta un teatro con la excarcelación de los 50 presos políticos

La niña de Roque, estaba feliz. “Me vas a poder leer cuentos”, le decía abrazándola. Ella y Solange Centeno fueron las primeras presas políticas del régimen, luego que un grupo de paramilitares las detuvo el 26 de junio de 2018 en Darío, cuando iban hacia Managua junto a otros tres miembros del Movimiento 19 de Abril (M19A) de Matagalpa.

“Tengo sentimientos encontrados, porque no es una libertad completa la que tenemos y porque todavía en las celdas quedaron muchos hermanos y hermanas de lucha que anhelan su libertad; y me duele el alma saber que quedaron ahí, teniendo la esperanza de salir pronto”, comentó Roque a LA PRENSA.

Puede leer: Yaritza Rostrán: “El nuncio llegó a decirnos que cesáramos de atrasar un proceso de negociación con nuestra huelga de hambre”

Fueron casi nueve meses de encierro, asegura, “no teníamos comunicación con nadie y estábamos completamente aisladas de todo (…),pero nunca desistimos y siempre seguimos luchando y resistimos aún en las condiciones precarias que teníamos”, refirió.

Nelly Roque junto a su hija de cuatro años. LA PRENSA/Luis Eduardo Martínez

El tiempo que estuvo presa en El Chipote, las cárceles de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía, fue el más duro, según Roque, porque ahí la señalaban de liderar junto a Centeno el M19A. Aunque ahora su libertad está condicionada, Roque dice no temer a que la regresen a la cárcel, porque “nos quitaron todo el miedo… si me dicen que voy a caer de nuevo en El Chipote, la verdad es que no temo”.

También: Esta es la lista de los 50 presos políticos excarcelados por el régimen orteguista

Gloria Ordóñez, tía de Roque, lloró emocionada al abrazarla en casa. “Han sido meses de mucha angustia, (estoy) feliz por tenerla aquí, pero son sentimientos muy encontrados porque esto no es una libertad, es convivencia familiar, es casa por cárcel, este gobierno no le da ninguna garantía ni a los presos ni a sus familiares. Feliz porque ella está con su niña, con nosotros, pero muy preocupada por ella, por los (demás) presos y por Nicaragua”, dijo.Agregó que “hoy va a dormir en casita con su hija, vamos a mimarla, a cuidarla y a pedirle que no salga…”.

La excarcelación ocurrió mientras miembros de la Alianza Cívica continuaban este viernes las negociaciones con funcionarios del régimen orteguista. Sin embargo, Roque reiteró el llamado que hicieron presas políticas en un pronunciamiento que emitieron el 27 de febrero pasado, cuestionando las condiciones en que se estaban realizando las negociaciones y por lo cual iniciaron una huelga de hambre.

Los otros liberados

Igual que las dos mujeres del M19A de Matagalpa, David Lagos también pudo reencontrase con su familia. Él es un comerciante por cuenta propia que fue detenido el 13 de octubre en la avenida Bartolomé Martínez, al centro de la ciudad de Matagalpa. En esa ocasión, la Policía presuntamente le encontró y ocupó un revólver calibre 38, cuya portación aparece a nombre de otra persona, por lo que la Fiscalía lo acusó en Matagalpa por tenencia o portación ilegal de armas de fuego.

Vea: La excarcelación de 50 presos políticos, en imágenes

Mientras tanto, Artola Rugama, estudiante de derecho y conocido por sus compañeros como el «Canciller”, fue detenido junto a otros universitarios el 25 de agosto, tras participar en una protesta en León.

Ellos se suman a los también matagalpinos Oneal Josué Granados, Manuel Eduardo Tijerino y Gennsy Efrén Mairena Mairena, quienes el pasado 27 de febrero retornaron a sus casas en Matagalpa, bajo el régimen de convivencia familiar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: