Negociaciones entran en un nuevo impasse debido a que el régimen no libera a todos los presos políticos, según Alianza Cívica

José Pallais, vocero de la Alianza Cívica, asegura que mientras no se libere a todos los presos políticos no se podrá avanzar en la agenda de conversaciones

LA PRENSA/Uriel Molina

Las negociaciones entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y la dictadura de Daniel Ortega entraron en un nuevo impasse debido a que la oposición mantiene que, mientras no se liberen a todos los presos políticos, no se podrá avanzar en la agenda.

Este viernes el régimen sacó a cincuenta de ellos, lo que fue considerado “insuficiente”.

“Este es un nuevo impasse, porque así es, (porque) no se logró hoy avanzar (…) La expectativa es tener un norte claro y preciso de que todos van a salir” para empezar a discutir los demás temas torales de la agenda, como son justicia y lo electoral, afirmó José Pallais, jurista y vocero de la Alianza Cívica, al final de la tarde de ayer en el Incae, donde se desarrollan las conversaciones con los delegados del régimen.

Lea además: Obispo Jorge Solórzano: “Diálogo debe buscar justicia, verdad y libertad”

Según la Alianza Cívica, este fin de semana habrá “conversaciones informales” entre las delegaciones para intentar destrabar la situación, quedando abierta la posibilidad de que esta organización no retome las negociaciones el lunes próximo si no se recibe una respuesta contundente de que serán liberados todos los manifestantes apresados en el contexto de las protestas antigubernamentales.

La promesa del régimen

El régimen orteguista se comprometió a liberar “un núcleo apreciable de personas” para conseguir que la Alianza Cívica retornara a las conversaciones, tras cinco días que la oposición se levantó de la mesa de negociaciones pues exigía gestos creíbles del Gobierno de querer resolver la crisis sociopolítica, que dura ya casi 11 meses.

Pallais dijo que la Alianza Cívica considera “insuficiente” la excarcelación de cincuenta presos políticos, como ocurrió ayer; sin embargo, se sienten satisfechos por los reos , pues aunque “no es una liberación absoluta, sí les ha permitido retornar con sus familiares”.

Puede leer: Alianza Cívica y gobierno acuerdan la participación de la OEA en negociaciones

“El número de cincuenta a nuestro juicio no es suficiente, no llena las expectativas que nos habíamos planteado para que fuera una cantidad apreciable. En otras palabras, no nos satisface en lo absoluto”, afirmó Pallais.

Hasta ahora, son 162 presos políticos a los que, en su mayoría, les ha sido cambiado a régimen de “convivencia familiar”.

La Alianza Cívica mantiene que las conversaciones seguirán centradas en la liberación de todos los reos políticos, que, según organismos de derechos humanos, suman más de setecientos.

Pallais refirió que a los delegados del régimen Ortega-Murillo les siguen “persuadiendo” de que la población tiene que tener la credibilidad, legitimidad y confianza en que estas negociaciones conducirán a solucionar la grave crisis política y económica de Nicaragua.

“Que den señales que impidan el deterioro económico de la nación porque difícilmente se va a detener la debacle económica con la actual situación, fuimos muy claros con ellos”, afirmó.

Explicó que la Organización de Estados Americanos (OEA) aún no define su participación como garante en las negociaciones entre la Alianza y el régimen de Daniel Ortega.

Derecho a marchar

Que el régimen permita se desarrolle sin incidentes la marcha convocada para hoy sábado por la Unidad Nacional Azul y Blanco, sería otro elemento a tomar en cuenta por la Alianza Cívica para que se supere el impasse en las negociaciones con el Gobierno.

También: Gobierno de Ortega revela su agenda de diálogo y convoca a la OEA

“Es un derecho ciudadano que está contenido en la Constitución. Esperamos que no pase ningún incidente”, dijo José Pallais.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: