El corredor Alex Vanegas seguirá en la lucha cívica

Usar una gorra y hacerse un moño en su barba rala no aportaron mucho para que el maratonista Alex Vanegas pasara desapercibido ante los oficiales del Ejército de Nicaragua, que estaban en uno de los puntos irregulares por donde transitan decenas de nicaragüenses hacia Costa Rica. Lo reconocieron.

Alex Vanegas

El veterano maratonista Alex Vanegas (c-izq), famoso en Nicaragua por correr en rechazo del presidente Daniel Ortega, es detenido por la PolicÌa Nacional, este jueves, en Managua (Nicaragua). Vanegas, de 62 aÒos, fue capturado por la PolicÌa Nacional hoy al reanudar su particular protesta un dÌa despuÈs de haber salido de prisiÛn, informÛ su hijo, Byron Vanegas. Vanegas fue uno de 100 personas que guardaban prisiÛn tras participar en protestas contra Ortega, y que fueron enviadas a sus casas este miÈrcoles, bajo rÈgimen de libertad condicional, horas antes del inicio de las negociaciones entre el Gobierno y la oposiciÛn para superar la crisis que ha dejado cientos de presos, desaparecidos y muertos en Nicaragua. LA PRENSA/EFE/Jorge Torres

Usar una gorra y hacerse un moño en su barba rala no aportaron mucho para que el maratonista Alex Vanegas pasara desapercibido ante los oficiales del Ejército de Nicaragua, que estaban en uno de los puntos irregulares por donde transitan decenas de nicaragüenses hacia Costa Rica. Lo reconocieron.

Vanegas ya no solo corría porque le apasionaba, sino porque también quería “correr al régimen orteguista”. Así se convirtió en una figura de la protesta cívica dispuesta a todo, incluyendo a que fuese arrestado y golpeado por la Policía Orteguista (PO). Su deseo es un país libre.

Sin embargo, esta semana retomó el consejo que muchas personas le habían dado, posterior a su excarcelación el 27 de febrero. Es así que Vanegas se fue a Costa Rica, al exilio.

Relató que llegó a eso de las 3:00 a.m. a ese punto ciego, estaban varias personas en fila, él también la hizo; al momento de la revisión de documentos, uno de los militares lo reconoció y le dijo que se apartara del resto, le tomaron fotografías y videos, y empezaron a hacer llamadas. Posteriormente, llegó una camioneta con una persona, que supone Vanegas era el jefe de los oficiales. Al final, lo llevaron a un cuartel pequeño.

Ahí lo empezaron a registrar y a otras personas que también les habían indicado que los acompañaran; a los otros los dejaron ir, pero a él no.

Lea además: Maratonista Alex Vanegas del Chipote a la cárcel Modelo

Vanegas, que sabe muy bien cómo son los interrogatorios policiales por haber estado en más de cinco ocasiones en la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como el Chipote, y posteriormente en el Sistema Penitenciario Nacional, conocida como La Modelo, contó que los oficiales que lo detuvieron le cuestionaron el porqué se prestaba a las manipulaciones —en referencia a la protesta cívica—. Le preguntaron que cuánto le pagaban, también le dijeron que la situación económica del país se debía a personas como él, es decir, a los que participaron en la protesta cívica.

Trató de mantener un comportamiento sereno; agradeció a los oficiales que no lo golpearan, como sí lo había hecho la PO en múltiples ocasiones, relató vía telefónica desde Costa Rica.

La retención duró cerca de unas tres horas. Contó que les pidió permiso para ir al baño, y se lo concedieron bajo el acompañamiento de uno de los oficiales.

Ese momento fue aprovechado por el maratonista para decirle a su cuidador que el otro oficial lo había dejado libre, y siguió caminando hacia la frontera, y posteriormente, vio como varios soldados venían detrás de él, pero no lo retuvieron, puesto que se había alejado lo suficiente del cuartel y estaba más cerca de la frontera con el vecino país del sur, hacia donde corrió, entre naranjales.

Lea también: El maratonista Alex Vanegas se exilia en Costa Rica

 El maratonista asegura que en Costa Rica fue revisado por médicos, quienes le dijeron que debe reposar, por esa razón, todavía no ha corrido como quisiera por las calles de esa nación. Contó que había sufrido fuertes dolores en el estómago, también en los testículos, y tenía varios morados en el cuerpo, de los que ha ido mejorando.
Aseguró que demostrará que en un país civilizado no es delito andar corriendo. Él busca unificar a todas las personas que amen Nicaragua y que se mantengan en la lucha cívica.

El asedio de la Policía

Don Alex Vanegas se exilió esta semana en Costa Rica. Asegura que desde hace mucho tiempo varias personas cercanas a él le recomendaban que saliera del país, porque estaba muy “ofensivo el dictador”; sin embargo, él consideraba que tenía que seguir en el país.

Vanegas, quien ha estado preso en más de seis ocasiones, asegura que no le teme al régimen orteguista, pero que se estaba viendo imposibilitado de seguirse manifestando.

Después que lo excarcelaron el 27 de febrero, contó que el asedio por parte de la Policía Orteguista lo hacían en moto, a pie, en carro, pasaban personas uniformadas o bien de civil. También contaba con la vigilancia de los miembros del Consejo del Poder Ciudadano.

Lea además: Maratonista Alex Vanegas continúa encarcelado por el régimen

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: