Alianza Cívica anuncia que negociaciones continúan estancadas

La Alianza Cívica reconoció que hasta ahora las negociaciones con el Gobierno no han producido resultados que legítimamente espera la gran mayoría de los nicaragüenses

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. LA PRENSA/Óscar Navarrete

Las negociaciones entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el régimen de Daniel Ortega siguen estancadas, debido a que la oposición mantiene la exigencia de que mientras no se libere a todos los presos políticos y cese la represión no se avanzarán en las conversaciones para encontrar una salida a la crisis sociopolítica, que este martes cumple 11 meses en Nicaragua.

La Alianza Cívica reconoció este lunes que hasta ahora las negociaciones con el Gobierno no han producido resultados que legítimamente espera la gran mayoría de los nicaragüenses.

Este lunes, las delegaciones de la Alianza Cívica y del régimen Ortega y Rosario Murillo volvieron a sentarse en la sede del Incae, al sur de Managua, pero fue para reclamarse mediante comunicados.

El canciller Denis Moncada leyó un documento en el que la dictadura calificó de “provocación y alteración del orden público” que la población volviera a protestar en las calles el sábado pasado, incluida la presencia de miembros de la Alianza en dichas manifestaciones.

La posición de la Alianza Cívica fue condenar “enérgicamente la violenta represión ejercida” en contra de los ciudadanos “que de forma pacífica ejercían su derecho constitucional a manifestarse públicamente”, expresaron en un comunicado que fue leído por Carlos Tünnermann, de la delegación opositora en las negociaciones.

“Lamentablemente, hasta el día de hoy (ayer) el diálogo nacional no ha producido los resultados que legítimamente espera la gran mayoría de nuestros conciudadanos. Su frustración es la nuestra. (…) Estamos convencidos que los nicaragüenses quieren que por medio del diálogo encontremos los cauces para que podamos vivir en democracia”, expresó la Alianza.

José Pallais, de la Alianza Cívica, refirió que desde el viernes pasado el diálogo está en un impasse, hasta que la dictadura garantice un “ambiente de paz” que dé “confianza y credibilidad” a la población sobre los acuerdos.

La Unidad Nacional Azul y Blanco convocó a una marcha el 16 de marzo pasado para exigir la liberación de todos los presos políticos, pero la población que intentó manifestarse fue brutalmente reprimida por la Policía Orteguista y grupos paramilitares del régimen.

Confían en el nuncio

Le puede interesar: Nuncio apostólico Stanislaw Waldemar: “Yo estoy poniendo toda mi alma para una causa que no es mía, es de ustedes”

La Alianza Cívica confía en que el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag y el delegado de la OEA en Nicaragua, Luis Ángel Rosadilla, en sus papeles de facilitadores del proceso de negociación logren que el régimen Ortega-Murillo libere a los presos políticos y deje manifestarse a la población.

“Los testigos y garantes están haciendo su trabajo y se seguirá avanzando mañana (hoy) en lo que se les pidió”, dijo una fuente.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: