EE.UU. exige la liberación de los detenidos en las protestas y condena la violencia y represión en Nicaragua

El portavoz del Departamento de Estado recordó el arresto "arbitrario de cientos de manifestantes pacíficos y la violencia contra medios de comunicación independientes el 16 de marzo"

Nicaragua

El organismo indica que existe una severa represión en contra de las organizaciones de la sociedad civil; los periodistas y medios de comunicación sufren una “directa y rutinaria” censura y acoso por parte del Estado. LA PRENSA/O.NAVARRETE

El Gobierno de Estados Unidos exigió este lunes la liberación inmediata de los detenidos de forma «arbitraria» durante las protestas en Nicaragua y pidió respeto a la libertad de reunión y expresión.

«Exigimos al régimen de (Daniel) Ortega la liberación inmediata e incondicional de todas las personas detenidas arbitrariamente; respeto a la libertad de reunión y expresión de los nicaragüenses; y comprometerse a reformas electorales y a celebrar elecciones anticipadas libres y justas», dijo en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Robert Palladino.

En la nota, Palladino recordó el arresto «arbitrario de cientos de manifestantes pacíficos y la violencia contra medios de comunicación independientes el 16 de marzo» y aseguró que el gobierno de Donald Trump, duro crítico de Ortega, seguirá buscando hacer rendir cuentas a quienes cometen abusos de los derechos humanos.

Le puede interesar: EE.UU. denuncia el poder “centralizado y autoritario” que mantiene Daniel Ortega en Nicaragua

Los opositores a Ortega intentaron manifestarse el sábado en Managua para pedir la liberación de cientos de «presos políticos», pese a que la Policía prohibió la protesta porque, a su juicio, constituía «la continuidad de provocaciones y crímenes terroristas y golpistas».

Más de 100 detenidos

La policía detuvo temporalmente a al menos 107 personas que intentaban protestar, según datos de este cuerpo, o 164 de acuerdo con el movimiento que convocó a una marcha, la Unidad Nacional Azul y Blanco, que además reportó seis heridos a causa de los disparos realizados por los agentes.

También: La SIP denuncia ante el Departamento de Estado la grave situación de la libertad de prensa en Nicaragua

También se denunciaron agresiones de oficiales a periodistas y su irrupción en tiendas para capturar a los manifestantes, así como el asedio por varias horas de los edificios a los que no pudieron acceder.

Palladino reiteró el apoyo de EE.UU. a la opositora Alianza Cívica y al pueblo nicaragüense «en su afán para restaurar la democracia por medios pacíficos».

Puede leer más en: Estados Unidos “no descarta” ninguna opción en Nicaragua como con Venezuela

«Ahora es momento para un cambio, soluciones justas y pruebas de buena voluntad -subrayó-. Los nicaragüenses se merecen tener un Gobierno que escuche sus voces y respete sus derechos y libertades fundamentales».