Aumenta a 802 el número de presos políticos en Nicaragua

El Comité Pro Liberación de Presos Políticos publicó este miércoles una lista actualizada hasta el 19 de marzo que contiene cuarenta nuevos presos políticos, entre ellos 20 menores de edad

presos políticos

Los lideres campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena fueron condenados a 216 y 210 años de prisión, respectivamente. LA PRENSA/Tomada de El 19 Digital

En Nicaragua existen 802 presos políticos, informó el Comité Pro Liberación de Presos Políticos, conformado por familiares de los reos, mediante una lista preliminar con corte hasta el 19 de marzo y que fue publicada ayer miércoles. Esta cifra mostró un incremento de cuarenta prisioneros, ya que hasta los primeros días de marzo la cifra de reos era de 762.

Estos datos se conocieron antes que la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y los representantes del régimen orteguista, aseguraran que en un plazo no mayor a noventa días liberaran a todos los presos políticos. Hasta la fecha, según datos del Ministerio de Gobernación, se han excarcelado 150 presos políticos.

El listado presentado por el Comité es preliminar, ya que el régimen orteguista no ha dejado de capturar civiles, pese a las negociaciones, indicó el Comité.

La lista muestra un total de 65 mujeres detenidas, un número cuatro veces mayor que las 16 que se conocían hasta ahora.

Además refleja que 20 menores de edad están en prisión, incluyendo a una niña, aunque ninguna de las edades fueron especificadas.

Antes del anuncio de este miércoles, la Alianza Cívica por la Justicia advirtió que las negociaciones con el Gobierno, iniciadas el 27 de febrero pasado, “no han dado los resultados esperados”, ya que el primer compromiso que se le exige a Ortega es la liberación definitiva de todos los reos políticos.

De las personas presas por protestar contra Ortega, un grupo de 188 han sido enviadas a sus hogares en las últimas tres semanas bajo el régimen de casa por cárcel. Cabe mencionar que la lista del Comité no incluye personas que han sido arrestadas por horas o durante periodos de días cortos.

Mientras tanto, el régimen orteguista mantiene que la cifra de manifestantes presos asciende a 340, pero no los reconoce como “presos políticos”, sino como “terroristas”, “golpistas” o reos “comunes”.

Sin embargo, el lunes, el canciller Denis Moncada dijo que la estadística de más de setescientos presos políticos “es falso”, y aseguró que “en su momento el Sistema Penitenciario dará a conocer los datos objetivos sobre los presos (políticos)”, expresó.

La liberación de los presos políticos fue una condición para que la Organización de Estados Americanos (OEA), participara en el diálogo nacional, así lo expuso el secretario general de la OEA, Luis Almagro, mediante una carta dirigida al canciller Moncada.

Ese llamado fue secundado por el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, quien al finalizar un evento sobre la grave situación de derechos humanos en Nicaragua, en Ginebra, Suiza, el martes, hizo un llamado a las naciones democráticas a reforzar la solicitud, hecha por Almagro.

Cabe mencionar que la liberación correspondería a las personas que sean consideradas como presos políticos por la Comisión, que hasta este martes, se estimaba en 647 personas, cifra que fue compartida por el secretario ejecutivo de la CIDH.

El primer vice presidente de la Comisión Joel Hernández, expresó en una entrevista reciente con LA PRENSA, que la CIDH en repetidas ocasiones ha solicitado la liberación de personas que fueron privadas de la libertad de manera o ilegal o arbitraria, pero dicha liberación tiene que hacerse conforme a derecho y siguiendo un debido proceso, y esto empieza porque las personas excarceladas connozcan su situación jurídica.

Los más de cien excarcelados han mencionado que el Sistema Penitenciario Nacional, solo les dice que tienen que llegar a firmar. Ellos siguen siendo presos políticos.

Incertidumbre por liberaciones

Pese a que se espera que haya un calendario para las liberaciones de todos los presos políticos, acción que debe ejecutarse en un período no mayor a noventa días, según indicó la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia en conjunto con el régimen orteguista, en las ocasiones anteriores, las autoridades no informaron a los familiares de los reos liberados. La zozobra fue la gran protagonista en la última liberación de presos políticos, el pasado 15 de marzo, cuando del Sistema Penitenciario Nacional, salieron buses señuelos para los medios de comunicación y la misma población, provocando la distracción mediática, mientras en otros buses más pequeños, llegaban a dejar a cincuenta presos políticos a sus casas.

Entre estas las presas políticas Yaritza Rostrán Mairena, Nelly Roque Ordóñez, Solange Centeno Peña, quienes acababan de finalizar una huelga de hambre.

Lea también: Orteguismo excarcela a cuatro presos políticos de Carazo