Abecedario de una negociación

El reto para ellos es la falta de legitimidad del proyecto, después de la sensata renuncia de la Conferencia Episcopal

negociación, Nicaragua, dialogo nacional

La fuerza de la tradición empuja a las élites hacia un pacto político que la mayoría de la población rechaza. Tras fracasar dos veces, las élites persisten, buscan desesperadamente el Diálogo III.

El reto para ellos es la falta de legitimidad del proyecto, después de la sensata renuncia de la Conferencia Episcopal.

El aluvión antidiálogo en los medios y redes sociales ayudó a reaccionar a los obispos, mucho más cercanos al pulso de la opinión ciudadana, y mucho más sensibles que los delegados del gran capital y sus allegados.

La oposición al diálogo y al pacto es profundamente democrática: por buena que sea la intención, un acuerdo con la dictadura en las circunstancias presentes solo es posible si permite la impunidad de Ortega-Murillo, y les da garantías que involucrarían retener considerable poder o transferirlo al ejército; este les otorgaría protección y sería el verdadero “garante” del trato. Por otro lado, oponerse a las negociaciones tal y como han sido planteadas hasta hoy no significa que nada sea, ética y políticamente, negociable. Pero hay que estar claro de qué es legítimo negociar con la dictadura, qué es negociable entre los ciudadanos, y qué no es negociable por nadie y entre nadie, si en verdad queremos democracia.

Negociable con la dictadura: 1. Salida del país o rendición; 2. Cómo desmantelar a los paramilitares; 3. Quiénes verificarán entrega y destrucción de sus armas; 4. Bajo qué leyes juzgar a acusados de crímenes de lesa humanidad; en qué prisión albergarlos para que su seguridad y el debido proceso se respeten; 5. Entrega de documentos de propiedad y de espionaje en posesión de la familia Ortega-Murillo y su círculo.

Negociable entre ciudadanos democráticos: 1. Composición del gobierno provisional; 2. Funciones del gobierno provisional; 3. Bajo qué leyes operará el gobierno provisional; 4. Por cuánto tiempo operará; 5. Quiénes serán los jueces en los juicios por crímenes de lesa humanidad; 6. Procedimientos para aprobar nueva Constitución que dé forma a un Estado democrático; 7. Contenido de la Constitución; 8. Resarcimiento a las víctimas de la represión y sus familias; 9. Apoyo al retorno de los exiliados; 10. Qué hacer con los muros de El Carmen.

No Negociable con nadie, ni entre nadie: 1. Fin de la dictadura; 2. Liberación de todos los reos políticos; 3. Cese de toda represión política; 4. Retorno de instalaciones y equipos a los medios; 5. Respeto a la libertad de protesta; 6. Respeto a los derechos humanos de todos los nicaragüenses, en mayoría o en minoría.

¿Utópico? Más lo es paz y democracia mientras Ortega-Murillo estén libres, en Nicaragua, y con recursos.

El autor es economista y escritor.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: