A los diputados del régimen no les importa el daño agrícola y se niegan a derogar reforma fiscal

El diputado orteguista Luis Barbosa restó importancia a las alertas de los productores y descartó que el régimen retroceda en su paquetazo fiscal

reforma fiscal, régimen, diputados, FSLN, Nicaragua, ciclo agrícola, Upanic

Los presidentes de las distintas cámaras vinculadas a los sectores productivos, miembros del Cosep , exigieron la derogación de la reforma a la Ley de Concertación Tributaria LA PRENSA/ CORTESÍA

A pesar de las exigencias de los sectores productivos de que se debe derogar la reforma tributaria pues entre las consecuencias de sus duras medidas está en que se arriesga el ciclo agrícola, el diputado orteguista Luis Barbosa restó importancia a las alertas y descartó que el régimen retroceda en su paquetazo fiscal.

Barbosa calificó la postura de los representantes de varias cámaras privadas vinculadas a la producción nacional como “mentiras” de un grupo de empresarios que tildó de “golpistas”, término que utiliza el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo para referirse a los sectores que han repudiado la represión contra las manifestaciones ciudadanas.

“Quieren botar la reforma tributaria las mismas personas y empresarios que estuvieron involucrados en el golpe de Estado, en destruir la economía, los que ahora dicen que la reforma tributaria no debe aplicarse. (…)Ahora dicen que van a recurrir (de amparo) porque no habrá producción, ya andan proyectando que no habrá producción”, reaccionó este jueves Barbosa.

Lea además: Empresarios advierten que si no se deroga la reforma tributaria no habrá ciclo agrícola en Nicaragua

Barbosa es uno de los sindicalistas sandinistas que en la mesa de negociación del salario mínimo avaló que este año se congelara, pese a que por años se ha declarado un fiel defensor de los derechos de los trabajadores.

Como consecuencia de la inestabilidad política la economía del país decreció cuatro por ciento el año pasado, según cifras del régimen en el Presupuesto General de la República 2019.

Le puede interesar: Medidas erradas orteguistas llevan a economía de Nicaragua al despeñadero

Según estimaciones de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) con la reforma fiscal los productores le pagarán al Gobierno 69 millones de dólares en Impuesto Selectivo de Consumo (ISC), Derecho Arancelario de Importación (DAI) e IVA. El golpe será más duro para los consumidores, de donde saldrán cuatrocientos millones de dólares, por aumentos de precios.

Con el paquetazo fiscal a las medianas empresas se les aumentó del 1 al 2 por ciento la alícuota del pago mínimo mensual del Impuesto sobre la Renta (IR); y al 3 por ciento a los grandes contribuyentes; se redujeron las exoneraciones y se gravaron insumos y maquinarias de uso agropecuario.

Los consumidores sufrirían un alza en el costo de la canasta básica alrededor de un 16 por ciento como efecto de que pagar IVA a varios productos de la cesta.

Lea también: Reforma al INSS solo le dará oxígeno financiero durante nueve meses, asegura Funides

La Fundación Nicaragüenses para el Desarrollo Económico y Social prevé que en 2019 la economía caerá más del diez por ciento, en el peor de los escenarios.

Tomar en serio alerta

La exministra de Comercio, Azucena Castillo, criticó que el Gobierno y sus diputados no tomen en serio “que puede no haber suficientes alimentos” en un futuro cercano en el país, “porque esta reforma tributaria les encarece a los productores todos los insumos, así como les quita la oportunidad, que quizás tenían los productores de acceder a crédito en los bancos”.

Sobre la compra del Estado del Banco Corporativo SA (Bancorp) -propiedad de Albanisa, Castillo no descarta que el régimen “termine dándose cuenta de su error” y “no publiquen en La Gaceta” la ley de la compra.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: