La CIDH ya entregó la lista de 647 presos políticos a la dictadura de Daniel Ortega

El organismo considera importante verificar que el proceso de liberación cumpla con los estándares internacionales de garantías a la integridad física de los presos políticos

Presas políticas en La Esperanza. LA PRENSA/Captura de pantalla

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que se declaró lista para retornar a Nicaragua, pidió este viernes dar acompañamiento al proceso de liberación de los 647 reos políticos, que el organismo tiene registrados y cuyo listado ya envió al régimen de Daniel Ortega.

El organismo considera importante verificar que el proceso de liberación cumpla con los estándares internacionales de garantías a la integridad física de los presos políticos.

Lea además: Cruz Roja Internacional se suma este viernes a la mesa de negociaciones para participar en proceso de liberación de presos políticos

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el régimen de Ortega aún no definen el calendario de liberación de los todos los presos políticos en el contexto de las protestas ciudadanas desde abril del 2018.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, afirmó que el personal del organismo y del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) están listos para ingresar a Nicaragua en el momento que les sea autorizado.

Puede leer: Estatus de presos políticos cambiará a “régimen común” mientras la Alianza Cívica y el régimen trabajan en la liberación

“En todo proceso histórico cuando se pasan situaciones masivas de violaciones de derechos humanos es estratégico y relevante para generar las condiciones con el fin de una reparación integral posteriormente, escuchar los relatos de quienes vivieron las condiciones carcelarias, identificar una denuncia precisa que procede tramitarse en el sistema de protección”, informó Abrão, quien señaló la importancia de la presencia de la CIDH en la liberación de los reos políticos.

Además: CIDH Y ONU condenan abusos del régimen de Daniel Ortega

Por la presión internacional y de la población, la dictadura de Ortega y Rosario Murillo se comprometió en un plazo no mayor a los noventa días a liberar a todas las personas encarceladas por su participación en las protestas que iniciaron en abril del 2018. El plazo empezó a partir del 20 de marzo pasado.

La Comisión Interamericana entregó el lunes reciente al régimen orteguista la lista de los 647 presos políticos que tiene registrados a partir de las detenciones en el contexto de la represión gubernamental.

Abrão precisó que del listado de la CIDH ya no incluye a las 165 personas excarceladas y que pasaron al régimen de casa por cárcel, desde el 27 de febrero pasado, cuando iniciaron las negociaciones entre la dictadura y la Alianza Cívica.

También: Orteguismo admite por primera vez la existencia de presos políticos

“Ese listado oficial construido gracias al Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y la lista ha sido trasladada” al Gobierno de Nicaragua, puntualizó el secretario ejecutivo del organismo.

Son 165 reos políticos excarcelados, de acuerdo con la Alianza Cívica con base en la información del Comité Pro Liberación de los Presos Políticos, integrados por los familiares de los reos.

El Comité informó que son 802 los presos políticos registrados desde abril del año pasado hasta el 19 de marzo del 2019, los que fueron apresados por su participación en las manifestaciones contra la dictadura de Ortega y Rosario Murillo.

Constatar condiciones

La CIDH emitió un duro informe en el que sostiene que en Nicaragua se han cometido delitos de lesa humanidad y existe un “Estado de excepción de facto”, por la represión a las manifestaciones que estallaron en abril del 2018.
El Gobierno no ha presentado oficialmente lista de presos políticos en las conversaciones con la Alianza Cívica. Sin embargo, en el informe de la CIDH se recoge que el régimen hasta diciembre pasado les informó que eran 340 los manifestantes detenidos.

El secretario ejecutivo de la CIDH, el relator para la libertad de prensa Edison Lanza, y la relatora para Nicaragua, Antonia Urrejola, participaron en este viernes en un panel en la ciudad de Washington, Estados Unidos, donde presentó un resumen del informe sobre la situación de los derechos humanos en el país.

Urrejola y Abrão expresaron que les interesa en particular dar seguimiento al proceso de liberación de los presos políticos para constatar de que sea apegado a los estándares conforme el Sistema Interamericano del respeto de los derechos humanos, a fin de permitir aclarar la situación legal de cada uno de los detenidos, así como el tipo de estatus legal en que serían excarcelados.

Lea además: Orteguismo admite por primera vez la existencia de presos políticos

Además, ingresar al país les permitiría construir informes individuales sobre las situaciones que han enfrentado durante su detención y encarcelamiento.

En diciembre pasado, el régimen suspendió la invitación al Meseni y al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), ambos de la CIDH, para impedir que siguieran constatando los abusos a derechos y libertades ciudadanas por la represión que ha persistido desde el estallido de las protestas.

La CIDH ahora está urgiendo que en la mesa de negociación entre la Alianza Cívica y el régimen de Ortega sea de interés la presencia del organismo, para la construcción del calendario de liberación de los presos políticos y dar acompañamiento al proceso.

También: Daniel Ortega dijo estar luchando contra “Caínes y demonios en la búsqueda de la paz”

“Vamos a observar con mucho cuidado cómo será la liberación de los detenidos en los próximos días, de acuerdo con lo que se anunció. La Comisión estructurará un conjunto para identificar si se corresponden con los estándares de protocolo que creemos que deben respetarse en el debido proceso en esta jornada que se abre. Obviamente estaremos muy bien atentos para accionar otras estructuras de protección del Sistema Interamericano y de la propia Corte Interamericana de Derechos Humanos”, reveló Abrão.

La preocupación de la CIDH

Urrejola dijo que la principal preocupación de la CIDH es que se establezca “un cronograma claro con criterios transparentes sobre cómo será el proceso y bajo qué condiciones serán liberados” los reos políticos.

Lea: Familiares exigen que los presos políticos sean liberados en 15 días y no en 90

Aunque la comisionada Urrejola evitó opinar si el tiempo de los noventa días es aceptable en los estándares internacionales, reconoció que “para quienes están privados de libertad es mucho tiempo”.

“En un proceso de diálogo una señal muy importante es el respeto a aquellas personas detenidas de forma arbitraria, sin accesos a procesos legales con cargos infundados, si son excarcelados deben ser puestos en libertad absoluta sin condiciones”, afirmó Urrejola.

Cuatro prioridades

La CIDH tiene interés de acompañar cuatro temas, como son el proceso de liberación de los presos políticos para saber si ocurren con base en los estándares interamericanos; la construcción de condiciones efectivas que garanticen la protección para el regreso de los nicaragüenses exiliados debido a la represión; el proceso de restitución de las personerías jurídicas de las organizaciones no gubernamentales y defensoras de derechos humanos a quienes les fueron despojadas al ser acusadas, sin pruebas, de haber financiado las protestas.

También: Kicha la mujer trans diriambina que perdió casi todo en la protesta cívica

Un cuarto punto importante es colaborar con el diseño del programa de reparación integral de las víctimas de la masacre, para garantizar su derecho a la memoria y a justicia.

Diálogo debe ser efectivo

Las altas autoridades de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se pronunciaron a favor de que se restablecieran las negociaciones entre la Alianza Cívica y el régimen de Ortega y Murillo, por cuanto con base a sus recomendaciones es la forma es que debe construirse una salida pacífica a la grave crisis sociopolítica que existe en Nicaragua desde hace once meses.

“Obviamente la Comisión sabe que todavía persiste la represión de la protesta social”, dijo Urrejola. Por ello, esperan que “el diálogo sea realmente efectivo y legítimo y para lo cual se tiene que cumplir una serie de requisitos: uno es la representatividad, la credibilidad, como por ejemplo permitirse las manifestaciones públicas cesando la ocupación policial desproporcionada en las calles del país, para que pueda desactivar el ambiente de intimidación”.

La CIDH prepara dos nuevos informes sobre la crisis de derechos humanos en Nicaragua, uno será sobre la situación de los presos políticos y otro un monitoreo de los nicaragüenses exiliados por la represión. Para este último se anunció que harán nuevas visitas a Costa Rica, Honduras, México y ciudades de Estados Unidos donde está la diáspora nicaragüense. Ambos informes los presentarán en mayo próximo.

Comité respalda presencia de CIDH

Daniel Esquivel, miembro del Comité de Pro Liberación de Presos Políticos, dijo que apoyan que la CIDH retorne al país para integrarse en el proceso de liberación de los manifestantes encarcelados por la dictadura.

Esquivel refirió que la CIDH y la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos conocen todas las violaciones sufridas por la población durante la represión gubernamental. “Es importante su acompañamiento porque ellos conocen los abusos que les hicieron a muchos de los detenidos”, afirmó Esquivel.

Los familiares de los reos políticos esperan “que a más tardar lunes se den las primeras liberaciones”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: