«Payasada que lo hayan sacado si lo volverían a secuestrar», dice abuelo de excarcelado

Hugo Alemán Carballo considera que este nuevo secuestro contra su nieto Bryan Alemán Olivas fue peor porque observó cómo los policías golpearon con las armas solo porque este le gritó desde la camioneta que lo llevaban a los juzgados

LA PRENSA/Alejandro Flores

Para Hugo Alemán Carballo, abuelo paterno del reo político Bryan Steven Alemán Olivas, de 22 años, originario de Masaya, la excarcelación de su nieto de parte del régimen de Daniel Ortega fue una payasada, porque cuatro días después lo volvieron a secuestrar e inventar nuevos cargos contra un presunto paramilitar.

Además, considera que este nuevo secuestro fue peor porque esta vez observó cómo los policías golpearon a su nieto con las armas solo porque este le gritó desde la camioneta que lo llevaban a los juzgados.

Le puede interesar: Familiares exigen que los presos políticos sean liberados en 15 días y no en 90

“Fue una payasada que lo hayan soltado si lo iban a meter preso nuevamente. ¿Cómo es eso que hacen acuerdos y no los cumplen? mi chavalo no es delincuente y es falso todo lo que le acusan”, dijo Alemán, quien interpuso nuevamente la denuncia ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Contradicciones

Alemán fue acusado nuevamente este 21 de marzo, siete días después de haber sido excarcelado por el régimen orteguista (15 de marzo), de tentativa de homicidio en perjuicio de un presunto paramilitar de nombre Julio César Amador García, causa por la que le dictaron prisión preventiva en el Juzgado Local Penal de Masaya.

Según su abogada Verónica Nieto, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) el objetivo es encarcelarlo nuevamente y procesarlo por un delito común para que no figure como preso político.

La acusación de la Fiscalía dice que detuvieron a Alemán a la 1:30 de la madrugada del 19 de marzo, mientras que su abuelo dice que su nieto fue secuestrado a las 9:00 de la mañana, por paramilitares en una moto y un carro blanco a media cuadra de su casa, cuando este se disponía a comprar una gaseosa en una pulpería, el mismo 19 de marzo.

Fue golpeado por policías

El 19 de marzo, día del nuevo secuestro del reo político Bryan Steven Alemán Olivas, su abuelo Hugo Alemán se fue a buscarlo a la delegación policial de Masaya, donde primeramente le negaron la información aduciendo que no estaba el jefe, pero él se postró en el lugar y les dijo que su muchacho estaba ahí que lo habían visto cuando lo secuestraron, fue hasta entonces que una oficial le dijo -usted sabe lo que hizo su hijo, el año pasado por eso se lo llevaron preso-, relató el apesarado abuelo.

“Todo lo que dicen en la acusación es falso. Mi nieto estuvo secuestrado ocho meses en la Modelo, por oponerse a este gobierno, solo estuvo cuatro días en la casa, ni siquiera duerme bien con el más mínimo ruido se levanta y grita ¡van a entrar¡ está sicosiado y ahora lo culetearon y tiene inflamada la frente, las costillas y el brazo y esto porque yo lo vi como los policías lo golpearon por haberme avisado que lo llevaban a los juzgados”, dijo Alemán.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: