Furgones continúan “trancados” en la frontera sur

La implementación de un nuevo sistema de despacho en el paso fronterizo de Peñas Blancas provocó retrasos de más de 24 horas en el tránsito de cientos de furgones

La implementación de un nuevo sistema de despacho en el paso fronterizo de Peñas Blancas provocó retrasos de más de 24 horas en el tránsito de cientos de furgones, que este viernes aún formaban una fila de 8.6 kilómetros.

Marvin Altamirano, presidente de la Asociación de Transportistas Nicaragüenses (ATN), así lo confirmó. “Es que se está implementando un nuevo despacho por la aduana con la intención que todo mundo (transportistas) lleve los documentos y ya no tenga nada más que pasar en línea y fila completa (…) como está empezando, lo están implementando, parece que hay que hacer ajustes”, dijo.

Dicha situación se da en medio de un contexto en el que la Dirección General de Servicios Aduaneros de Nicaragua inició con la implementación desde el 15 de marzo del cobro de cincuenta dólares al transporte de carga pesada costarricense por tránsito o destino final en el país.

Lea además: Asociación de Transportistas Nicaragüenses denuncia que camiones no pueden pasar por Peñas Blancas hacia Costa Rica

El transportista José Javier Romero tuvo que pagar 1,633.91 córdobas en el puesto fronterizo Las Manos para llegar a Costa Rica. Asegura que el nuevo cobro les afecta, en especial a los nicaragüenses que trabajan en el vecino del sur, porque al final el patrón podría decirles que lo asuman entre ambos. Romero era uno de los transportistas que estaban en la cola de cientos de furgones esperando el pase a suelo tico. Asegura que las colas son comunes en ese puesto fronterizo, pero que por la cantidad de furgones que había ayer, no tenía esperanza de cruzar sino hasta hoy.

Carlos Quiroz también tuvo que pagar los cincuenta dólares, cobro que consideró injusto ya que ningún país centroamericano cobra por declaración de importación temporal.

Varios furgoneros permanecieron «estancados» en el puesto fronterizo con Costa Rica. Aseguran que esto se debió a la implementación de un nuevo sistema de despacho. LA PRENSA/JADER FLORES

“Este cobro se ve injustamente porque no abona nada, únicamente solo por pasar, es un cobro injusto”, replicó. El transportista explicaba que Costa Rica les solicita el pago de un seguro, cuyo valor es de 45 dólares y es válido por tres meses, y además deben pagar visa tica, cuya validez es de seis meses y si se vence, nuevamente se debe pagar para obtener una de turista que cuesta 35 dólares.

Por su parte, Marjorie Lizano, directora ejecutiva de la Asociación de Carga Costarricense de Transportistas Unitarios, explicó que la frontera tica no ha estado cerrada y que el pasado martes lo que sucedió es que varias unidades costarricenses aparcaron sus vehículos para no dejar ingresar unidades de Nicaragua hacia Costa Rica, de manera que el flujo del tráfico fue lento, pero no hubo un cierre total.

“No, no hubo ningún cierre de fronteras por parte de Costa Rica, a nivel de gobierno, ni lo hubo el martes ni ha habido en estos días. El movimiento se dio en determinado momento el martes y que fue por un lapso de cinco horas y fue por el sector transporte únicamente”, aclaró.

Los camioneros aseguran que este tipo de retrasos los afecta económicamente, además de la mercadería, en especial, los perecederos. LA PRENSA/JADER FLORES

Lea también: Aduana de Nicaragua pretende aplicar cobro a camiones de la región centroamericana

Asimismo, explicó que el pasado jueves enviaron una misiva al ministro de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano, donde le solicitaron que se suspenda la aplicación del cobro por parte de Nicaragua, y a la vez, expresaron que se encuentran “en la mejor disposición para atender los planteamientos que tienen en relación con el fondo de la medida, de manera que incentivemos un diálogo constructivo que nos permita fortalecer el comercio intrarregional”.

Aseguran mantener pláticas

Marvin Altamirano, presidente de la Asociación de Transportistas Nicaragüenses (ATN), dijo que Nicaragua mantiene conversaciones con Costa Rica respecto al cobro de cincuenta dólares o su equivalente en córdobas por parte de la Dirección General de Servicios Aduaneros al transporte de carga pesada por tránsito o destino final en Nicaragua, que empezó a aplicarse el 15 de marzo.

“Lo que yo sé es que si habían estado en comunicación los ministros de Economía de Costa Rica con el de Nicaragua, y que ya están organizando, porque va a haber una reunión binacional, no le han puesto fecha todavía”, expresó Altamirano. Agregó que como transportistas manifestaron en las mismas coordinaciones que el gobierno los ha convocado que como “ATN nosotros no tenemos ningún problema que suspendan la medida, pero que también los de Costa Rica suspendan las medidas a nosotros, incluyendo la visa”, dijo.

8.6 kilómetros era la extensión de la fila de furgones que esperaban pasar por el puesto fronterizo con Costa Rica, Peñas Blancas, este viernes, según Marvin Altamirano, de la Asociación de Transportistas Nicaragüenses (ATN).