Ciudadanos desafían las amenazas de la Policía Orteguista, y protestan contra la dictadura

La líder estudiantil Zayda Hernández declaró que las manifestaciones de este sábado fueron un mensaje “clarísimo” de que están cansados de los abusos de la dictadura.

Las amenazas de la Policía Orteguista ya no paralizan a los nicaragüenses que exigen el retorno de la democracia en Nicaragua. Así quedó demostrado este sábado por segunda vez, cuando pese a que la fuerza represora del régimen amenazó con levantar cargos contra aquellos que “alteren el orden público”, en diversas partes del país se realizaron piquetes de protestas contra la dictadura de Daniel Ortega.

A partir de las 2:00 p.m., los autoconvocados salieron a las calles para gritar las consignas “Daniel, Somoza, son la misma cosa”, “¿Qué es lo que quiere la Policía? Que le den con la silla”, entre otras.

El pasado sábado los nicaragüenses retornaron a las calles tras varios meses de no haber expresiones significativas de protestas, luego que la Policía —la institución más represiva del régimen—, criminalizara todo tipo de manifestaciones sociales en septiembre de 2018.

Además:  Policía Orteguista anuncia que levantará cargos contra aquellos que alteren el «orden público».

La líder estudiantil Zayda Hernández declaró que las manifestaciones de este sábado fueron un mensaje “clarísimo” de que están cansados de los abusos de la dictadura.

“Estamos cansados y aburridos de ser vapuleados y que vivamos bajo un régimen dictatorial como es Ortega-Murillo”, expresó Hernández.

Para Hernández es necesario este tipo de acciones para que la dictadura de Ortega caiga y se restablezcan los poderes del Estado.

“Todo el pueblo exige justicia, democracia y libertad, y para que eso suceda se deben reestructurar los poderes del Estado”, agregó.

En la protesta también participó Harley Morales, miembro de la plataforma política Con Vos, quien señaló que la fuerza de las protestas son los jóvenes.

También: Policía Orteguista anuncia que levantará cargos contra aquellos que “alteren el orden público”

“Estamos viendo cómo los jóvenes están tal y como surgieron el 18 de abril, protestando. Aún en un escenario post Ortega creemos que la ciudadanía está activa y que vamos a seguir exigiendo no solo con esta dictadura sino al gobierno que venga para que las cosas sean mejor”, afirmó.

Hernández también coincidió con que los jóvenes son los protagonistas de esta lucha. “La fuerza, la energía y el valor de los jóvenes nicaragüenses es increíble. La valentía de ellos es increíble”, destacó.

Piquetes en el país

Los piquetes, convocados por la Unidad Nacional Azul y Blanco, se realizaron en los distintos puntos de la capital, entre ellos Bello Horizonte, Iván Montenegro, Las Colinas, centros comerciales, y en los departamentos de León, Chinandega, Rivas, Granada, Bluefields, Somoto y Matagalpa, de acuerdo con la UNAB. También se registró una protesta de nicaragüenses autoconvocados en Miami.

La UNAB reportó que, al cierre de esta edición, dos personas adultas fueron detenidas en Granada. Los nombres son Juan Samuria y José Vásquez.

En las protestas del pasado sábado un poco más de cien manifestantes fueron arrestados en Managua, pero luego liberados por la noche de ese mismo día.

Mujeres oficialistas provocan a manifestantes

Mientras se desarrollaba uno de los piquetes en un centro comercial de Managua, tres mujeres oficialistas llegaron con ánimos de provocar a los autoconvocados, a quienes les gritaban los lemas “basta de odio”, “basta de noticias falsas” y la popular consigna “queremos la paz”.

“No entren en provocaciones, no les hagan caso”, eran los consejos que gritaban los manifestantes azul y blanco.

Lea además: Estatus de presos políticos cambiará a “régimen común” mientras la Alianza Cívica y el régimen trabajan en la liberación

Las mujeres fueron retenidas por la seguridad del centro comercial, por lo que llevó a las propagandistas de la dictadura a gritarles y tomarles fotos. “No me podés sacar, mejor callate. Por qué no los corrés a ellos (autoconvocados)”, reprochó una de las mujeres.

Ante este hecho, los manifestantes prefirieron terminar con la protesta cantando el Himno Nacional.

En un recorrido que realizó LA PRENSA, se pudo constatar que en Carretera a Masaya, la rotonda del Periodista, la rotonda Centroamérica y los alrededores del colegio Teresiano habían brigadas antimotines distribuidos para reprimir las protestas.