Hemeroteca | Wilfredo Navarro: «Daría mi vida por Arnoldo Alemán»

En el 2000, Wilfredo Navarro era candidato a alcalde de Managua por el Partido Liberal. Esta es la reproducción de la entrevista publicada en este diario el 20 de febrero de ese año

Wilfredo Navarro, Arnoldo Alemán

El actual diputado orteguista Wilfredo Navarro junto al expresidente Arnoldo Alemán en una foto de archivo. LA PRENSA/ARCHIVO

En el año 2000, Wilfredo Navarro permanecía dentro de las filas del Partido Liberal Constitucionalista (PLC). Su fidelidad al partido era tanta que aseguró que moriría por el entonces presidente Arnoldo Alemán. Dijo también que sentía lástima por los sandinista y hoy es uno de ellos y apoya fielmente al dictador Daniel Ortega.

Esta es una reproducción de la entrevista hecha a Navarro por el periodista del diario LA PRENSA, José Adán Silva, el 20 de febrero del año 2000, durante su candidatura a la Alcaldía de Managua del PLC.


Aparece punteando bajo las encuestas de simpatía, pero está empecinado en ganar la Alcaldía de Managua. Dice que no le importa que las encuestas digan lo contrario. Expresa que como amigo se declara bueno y como enemigo terrible. Tiene un concepto de la amistad que raya en lo suicida, al contestar que por Arnoldo Alemán sería capaz de dar la vida.

Wilfredo de Jesús Navarro Moreira parece ser demasiado franco y poco sútil. Más bien terco y de un mal carácter que no puede ocultar. Está consciente de que goza d poca popularidad entre el electorado y confía en que el respaldo de la maquinaria del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), lo lleve a ganar la Alcaldía. Defiende las negociaciones de su partido con el FSLN, al que dice haber odiado por muchos motivos. Su nombre está en grandes letras en dos enormes vallas del Estadio Nacional, algo que ni en tiempos del somocismo se había visto. Sin embargo, para él esto no es pecado.

Lea además: Arnoldo Alemán: “El pacto Ortega lo hizo con Bolaños”

En relación con el presidente ¿cómo se inicia su amistad?

Yo conocí a Alemán por medio de actividades relacionadas con la empresa privada. Cuando me integro a la lucha contra el sandinismo, comienzo a abandonar mi trabajo para dedicarme cien por ciento a la política. De esa participación en la empresa privada conocí a Arnoldo Alemán; nos conocimos y tuvimos relaciones cordiales. Es a nivel del PLC que nos comenzamos a identificar y entender la visión en cuanto a la unidad del partido; en estos momentos nos une el compromiso de mantener la unidad del partido liberal.

Esa relación con el presidente es partidaria. ¿Qué hay de la amistad?

Hay relación partidaria, pero también hay amistad. Al presidente yo le tengo un gran respeto, él tiene confianza en mí. Nos llamamos y tenemos las relaciones normales dentro de la carga de trabajo que tenemos; donde nos encontramos tratamos de fortalecer los vínculos de amistad.

LA PRENSA/Jader Flores

¿Hasta qué grado de fidelidad llega esa amistad? ¿Sería usted capaz de dar la vida por el doctor Alemán?

¿…Capaz de dar la vida por Arnoldo Alemán…? (Repitió la pregunta pensativo y sorprendido)

Puede leer: Wilfredo Navarro, el tránsfuga político por excelencia   

Por ejemplo, ¿la fiera si él se lo pidiera como un favor?

Bueno, eso depende del favor, si es dar la vida por algo que es sencillo pues … sí, en determinado momento los amigos estamos dispuestos a dar la vida por otro amigo. Yo creo que con Arnoldo estamos en esas condiciones y creo que si a él también le pidiéramos que pusiera en peligro su vida por sus amigo, lo haría.

¿Por qué favor pudiera dar su vida al presidente?

Esas son cosas que no podemos determinar en momentos así. No es fácil determinar en qué momento se puede dar la vida por un amigo. Quizás por proteger su vida, por proteger su honor o su familia, etcétera.

Se ha dicho que usted no cuenta con el suficiente carisma como para ganar las elecciones. Las encuestas lo ubican en muy mala posición…

Lo que pasa es que soy candidato de noviembre del año pasado a esta parte. Mirá, yo estaba trabajando para una candidatura presidencial. Fijate que en los barrios la gente me dice: ¡Viva el futuro presidente de Nicaragua! Lo que te quiero decir es que hay una confusión entre los militantes del partido de lo que voy a ser: Alcalde o presidente. En cuanto al tema de las encuestas, arrancamos de cero y ahora estamos en un doce por ciento; además las encuestas son una herramienta de trabajo que reflejan un momento. Sobre el liderazgo, es algo que no te lo dan, sino que vos lo hacés, y eso es parte del trabajo del PLC. El candidato solo no ganas las elecciones, éstas se ganan con organización y cuando existe detrás de una fortaleza como la del PLC pues cómo perder.

También: Wilfredo Navarro culpa y ataca a medios por publicación de reforma a Ley de Tránsito

¿O se que sólo con el apoyo del PLC puede ganar?

Yo creo que voy a ganar porque tengo el suficiente reconocimiento de mis partidarios y porque tengo detrás de mí la maquinaria del PLC. Cualquiera que se lance por otro partido va a perder porque no tiene el arrastre que tiene el Partido Liberal. Vamos a ganar porque somos fuertes y tengo la voluntad de hacer lo mejor para Managua.

Parte de los votos que llevaron a ganar a los liberales eran por sentimiento antisandinista. ¿No cree que ese arrastre haya bajado al haber negociado ustedes con el FSLN? Puede que la gente se sienta traicionada

Yo no miro la política como una lucha de vida o muerte. La política, más que nada, es la visión de quién puede convencer a la gente de que sus promesas son mejores. Nosotros no hemos hecho ningún pacto en el sentido peyorativo con que se maneja aquí: repartición de prebendas, privilegios, negociaciones a espaldas de los nicaragüenses.

Lea además: Los nuevos “sandinistas”

Pero hasta el mismo presidente lo ha llamado pacto.

Es que las palabras tienen un concepto peyorativo y otro objetivo. Han habido pactos: lo hizo Moisés cuando Dios le dio las tablas; lo hizo Noé con Dios para la salvación del mundo en el diluvio. Entonces, la palabra pacto en sí no es mala, pero la concepción que en Nicaragua se le ha dado sí porque ha significado prebendas y privilegios para determinados grupos políticos.

Lo que nosotros hemos visto como gobierno y partido es la necesidad de que en Nicaragua se acabe la violencia y las muertes. Por eso hemos discutido con nuestros adversarios sobre temas importantes y llegado a acuerdos políticos para garantizar la gobernabilidad, porque sin paz social no podríamos impulsar transformaciones, pero aún así consideramos al FSLN nuestro adversario. Si hasta Jesucristo conversó con el demonio en el desierto.

AlemanOrtega
Las reformas constitucionales bajo el pacto Ortega-Alemán y los juicios por corrupción contra Alemán entre el 2000 y 2008 fueron momentos en que el dictador Ortega demostró su control del poder judicial. LA PRENSA/ Archivo

¿Y cómo haría usted para que la gente entienda y acepte su discurso?

Es que la gente lo entiende, a gente ya no quiere que nos estemos matando. Lo que se quiere es tranquilidad, paz, desarrollo.

Eso no se explica cuando ustedes han obviado el llamado de sectores de la sociedad, que pedían un referéndum para que la gente dijera si aceptaba o no esas negociaciones que ustedes defienden en nombre del pueblo.

El problema en este país es que se quieren encasillar en las dictaduras las minorías. ¿Quiénes piden el referéndum? Lo piden las fuerzas políticas que en las elecciones pasadas no pudieron demostrar que tenían la representatividad del país. La representatividad en estos momentos la tenemos el PLC y el FSLN, que juntos hacemos el 85 o 90 por ciento del electorado.

Ceder a las minorías sería establecer una dictadura sin representatividad. Es fácil hablar de referéndum y sociedad civil, porque aquí cualquiera hace una ONG con tres o cuatro personas, y de repente salen diciendo que son la sociedad civil.

Además: EE.UU. denuncia el poder “centralizado y autoritario” que mantiene Daniel Ortega en Nicaragua

Algo que ha levantado críticas ha sido el haber colocado vallas con propaganda política en el Estadio Nacional…

¿Molestado a quién?

Presupuesto, ayuda, recorte, Estados Unidos, Nicaragua, mensaje, Donald Trump
Wilfredo Navarro con su aliado Byron Jerez. LA PRENSA/ URIEL MOLINA

Usted no ve a los medios de comunicación? Hasta FENIBA lo ha criticado.

Yo no creo eso, pues acabo de recibir una carta del presidente de FENIBA rectificando a LA PRENSA y diciendo que el titular no corresponde al contenido de sus declaraciones. Entiendo que hay una campaña en contra del gobierno, del PLC y en contra mía, pero en realidad ese rótulo estaba ahí desde hace tiempo y desde que ustedes lo descubrieron comenzó a hacerse el escándalo que no tiene ninguna base, ya que la Corporación Bóer es una empresa privada que puede, donar, regalar, o vender los derechos del estadio; eso no tiene nada que ver con el Estado ni con Feniba.

También: Régimen de Nicaragua profundiza centralización y con ello ineficiencia del Estado

Pero vamos al hecho, hacer algo que ni Somoza había hecho por respeto.

Eso es desconocimiento, en Estelí ha existido un rótulo del FSLN, igual en Masaya y Granada donde el MRS ha puesto su propaganda. Hay que ser claro, eso es parte de la campaña de desprestigio contra el PLC. Pero más bien le agradezco al periodismo, pues son cinco días de primera plana con propaganda gratis, sobre algo que la gente sabe que no es problema.

Usted parece no gozar de mucha simpatía en los votantes, pues así lo indican las encuestas. ¿Cómo piensa ganar si no tiene liderazgo?

Las encuestas son unas herramientas de trabajo y para medir el liderazgo en un partido, se toma en cuenta la aceptación y el trabajo que uno hace.

¿Pero para medirlos en los votantes?

Pues es andar en los barrios y platicar con la gente, Y el liderazgo se mira cuando mirás a veinte, treinta personas que te rodean y te plantean los problemas en sus barrios. Y el que te cuenten sus problemas, pues es confianza.

¿Y espera ganar con eso?

En mis planes no está perder de ningún modo

Además: 10 derechos humanos violados por el régimen de Daniel Ortega

Hablemos de algunas cualidades suyas, en el plano personal.

Hay una cualidad que me parecer ser una debilidad: soy franco y llano, lo que no me gusta lo digo, se lo digo al presidente y a quien sea. También me considero amigo leal.

Del uno al diez, qué tanto amigo es.

Diez

¿Y como enemigo?

Cien

A qué personas admira o ha admirado del mundo

A Juan Pablo II, Madre Teresa de Calcuta, y al expresidente Reagan.

¿Personajes nacionales?

A Rubén Darío, Obando y Bravo, y Arnoldo Alemán