Libra de pollo aumenta cinco córdobas en mercados capitalinos

“Este incremento en el pollo nunca antes lo habíamos visto. Por lo general le suben cinco reales (centavos) o un córdoba, pero no tres o cinco córdobas de un solo”, dice Marcos Hernández, vendedor de carnes y pollo en el mercado de Mayoreo.

LA PRENSA/ Roberto Fonseca

La libra de pollo se cotiza más cara a partir de este fin de semana en los mercados de Managua. El incremento fue de cinco córdobas por libra en el mercado Oriental y tres córdobas en el mercado de Mayoreo. Cotizándose a 35 y 33 córdobas, respectivamente.

“Este incremento en el pollo nunca antes lo habíamos visto. Por lo general le suben cinco reales (centavos) o un córdoba, pero no tres o cinco córdobas de un solo”, dice Marcos Hernández, vendedor de carnes y pollo en el mercado de Mayoreo.

Por otro lado, Hernández comenta que en las carnes aún no hay aumento de precios importantes, más bien la libra de carne de cerdo bajó un poco.

Le puede interesar: Desaceleración golpea producción de pollo en Nicaragua

En este particular la comerciante de carnes rojas en el mercado Oriental, Karla Barrios, comenta que es posible que en las próximas semanas haya elevación de precios en algunos cortes de carne de res, puesto que los proveedores aseguran que no hay muchas reses buenas por la temporada de sequía.

“Esto de las carnes siempre es así, todos los años. Lo único es que las ventas están bastante bajas. Por la misericordia de Dios es que seguimos vendiendo un poco”, comenta la señora.

Precisamente en el tema de las ventas muchos comerciantes aseguran que la última semana no ha sido la mejor, por lo que han tenido que mantener los precios de los productos que ofrecen y asumir —en algunas ocasiones— los nuevos costos.

Lea además: Paquetazo fiscal empieza a hacer estragos en comercios de Madriz, Estelí y Nueva Segovia

Tal es el caso del aceite, el que no ha variado su precio por litro —de treinta córdobas— pero los comerciantes ahora tienen que pagar cincuenta córdobas más que en semanas anteriores por el bidón.

“La verdad es que las ventas no están buenas, y uno tiene que hacer de todo para vender lo que tiene. Los mejores días (para vender) son después de pago, pero luego se vuelve a poner ‘palmado’… Para poder seguir vendiendo a veces hago rebajas grandes”, comenta Damaris Arvizú, comerciante de perecederos en el mercado de Mayoreo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: