ANPDH, CIDH y OEA cotejan lista de fallecidos por la represión orteguista

Álvaro Leiva, de la ANPDH, espera que haya un canal de retroalimentación entre los organismos de derechos humanos para que “la justicia universal esté presente en las demandas de las víctimas”

álvaro Leiva, nicaragua

Álvaro Leiva (izq.) y Luis Almagro durante el encuentro que sostuvieron este viernes en Washington, Estados Unidos. LA PRENSA/ TWITTER

El último informe de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) sobre los muertos por la represión orteguista, durante las protestas iniciadas el pasado 18 de abril, registra 568 víctimas, la cual sería el número más alto frente a los 325 que registra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La dictadura de Daniel Ortega reconoce 199 muertos.

Álvaro Leiva, de la ANPDH, confirmó lo anterior y señaló que este informe —del 19 de abril al 21 de marzo— fue presentado ante Pablo Abrão, secretario ejecutivo de la CIDH y Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americano (OEA), para evidenciar la “grave violación de los derechos humanos”.

Leiva espera que en la reunión con los representantes de los organismos haya un canal de retroalimentación para que “la justicia universal esté presente en las demandas de las víctimas”.

“Establecer un puente de comunicación para armonizar un monitoreo sobre el informe de la ANPDH”, agregó Leiva.
El también abogado subrayó que en el encuentro tanto Abrão como Almagro coincidieron en que en el país han “socavado el respeto a los derechos humanos”.

Monitoreo desde el exilio

En agosto del 2018, el grupo de la ANPDH tuvo que exiliarse en Costa Rica por las amenazas y asedio que sufrieron de parte de simpatizantes orteguistas.

Para presentar el informe preliminar de los muertos por la represión, Leiva aseguró que trabajan por medio de las denuncias y monitoreo clandestinos que realizan en Nicaragua. Hasta el momento, la ANPDH cuenta con una oficina en Costa Rica, donde recibe las quejas de los refugiados nicaragüenses.

Antecedentes

En octubre, Costa Rica le brindó asilo político a Álvaro Leiva, de la ANPDH. Desde el exilio, la ANPDH registró en noviembre 545 muertos por la dictadura de Ortega. Durante su labor en el país, esta organización realizó, junto con los sacerdotes, negociaciones con la Policía para que liberaran a los manifestantes.

Puedes leer: Alianza Cívica no negociará amnistía con dictadura orteguista

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: