José Pallais: «El anticipo de las elecciones es un tema irrenunciable»

José Pallais, miembro de la Alianza Cívica, explica el trabajo que hasta ahora se ha logrado en la mesa de negociación, así como el proceso de liberación de los presos políticos

El jurista José Pallais. LA PRENSA/Archivo

A cuatro días para que se cumpla la fecha tentativa para que se logren acuerdos en la mesa de negociación entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el gobierno de Daniel Ortega, hasta ahora no se han abordado los temas medulares para superar la crisis sociopolítica.

El bloque negociador se propuso como fecha tentativa el 28 de marzo, es decir el próximo jueves. Desde que se comenzaron las pláticas estas han estado sometidas a varios impasses, por lo que los negociadores del ala opositor han pedido paciencia y confianza a quienes los critican.

José Pallais, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y que participa como delegado propietario en la mesa, es enfático en afirmar: “En esta negociación no existen pactos ni acuerdos ocultos por parte de la Alianza Cívica. Nos interesa el futuro de Nicaragua y por eso estamos trabajando para restaurar su democracia”.

Le puede interesar: Freddy Quezada: “La dictadura está fregada por dentro y por fuera”

El político asegura que la Alianza Cívica está comprometida en la mesa de negociación con la justicia y la democracia, y esto pasa por un adelanto de elecciones, una demanda que considera irrenunciable.

El también exvicecanciller de Nicaragua sostiene que el nuncio apostólico Waldemar Sommertag y el delegado de la Secretaría de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, testigos y garantes internacionales del proceso de negociación, son las cartas de garantía para que los acuerdos sean transparentes.

En esta entrevista con LA PRENSA explica cómo avanza el proceso y qué deben esperar los nicaragüenses de estas negociaciones, cuyos temas torales aún siguen pendientes de entrar a discusión.

¿Cómo llega Daniel Ortega a esta negociación? ¿Se cuestiona que es Ortega quien ha impuesto sus condicionantes en la mesa y la Alianza se ha alineado a ellas?

Ortega llega a esta negociación por la presión internacional que lo va aislando y cerrándole toda fuente de financiamiento y por la crisis nacional que él mismo ha alimentado provocándole serias limitaciones presupuestarias e incrementado el descontento de la población. Ortega no ha impuesto los temas, desde hace meses la Alianza publicó sus temas y todos y cada uno de ellos serán desarrollados en la mesa del diálogo, asimismo se exigió que la efectiva y total liberación de los presos políticos fuese lo primero que Ortega debería solucionar y así se ha procedido.

¿Cuáles son las líneas rojas de la oposición en estas negociaciones?

Las líneas rojas están sustentadas por el compromiso con la justicia y la democracia y definidas por el derecho internacional humanitario y por la necesidad de abrir la puerta a un cambio democrático en Nicaragua que dada la profundización de la crisis no espera hasta 2021.

Lea además: Evangélicos no avalarán pactos en la mesa del diálogo, asegura Roberto Rojas

Usted ha hablado de reformas electorales que implicaría anticipar las elecciones, ¿para cuándo se realizarían?

Para determinar la fecha de la celebración del próximo proceso electoral influyen razones técnicas que las discutiremos con la OEA y la realidad de que el país requiere responder al estado de necesidad en que se encuentra para satisfacer los intereses legítimos de todos.

La semana pasada plantearon que una vez que se logren acuerdos en la mesa se procederá a gestionar que se detengan o se quiten las sanciones… ¿creen que esto es posible?

La suspensión de las sanciones es una decisión del Gobierno, o gobiernos que las impusieron. Las legislaciones o declaraciones que las contemplan detallan las razones que las provocaron y lógicamente hasta que cesen las causas cesarán los efectos; según las comunicaciones de diferentes voceros internacionales la voluntad política del Gobierno de Nicaragua se apreciará sobre la base de sus hechos y no sobre sus promesas.

¿Cuándo se pedirá que se suspendan?

La solicitud de suspensión de sanciones procede hacerla una vez que se han implementado los acuerdos para que puedan cesar las causas que las provocaron. Y para que una nueva Nicaragua democrática y respetuosa de los derechos humanos pueda usar de todo su potencial de desarrollo sin obstáculos externos.

La liberación de los presos políticos implica que los jueces, la Fiscalía, los tribunales de apelación, la Cruz Roja Internacional, la CSJ con los sandinistas que la administran van a examinar cada uno de los expedientes para determinar si son presos políticos o delincuentes comunes. ¿Cómo será el proceso de liberación? ¿Qué pasará si el Sistema Penitenciario no acata las órdenes?

Para cada caso a través del Comité Internacional de la Cruz Roja se determinará el procedimiento apropiado para su liberación definitiva, podrá desarrollarse varios procedimientos según corresponda, pero todos deben concluir con la liberación que implica liberar de culpa, cerrando o archivando los procesos. El Estado está obligado a cumplir dentro de los noventa días y si alguna institución no colaborase el Estado entraría en incumplimiento.

Lea también: Negociaciones entran en un nuevo impasse debido a que el régimen no libera a todos los presos políticos, según Alianza Cívica

¿Por qué noventa días para que salgan todos los presos? ¿Qué papel juega el nuncio en esta propuesta?

Los noventa días son para la implementación o puesta en práctica para el acuerdo de liberación definitiva, ese plazo no debe confundirse con el plazo establecido para terminar las negociaciones que es el 28 de marzo, si no se prorroga. El nuncio apostólico y el delegado de la OEA al final de los noventa días podrán pronunciarse sobre el cumplimiento o no de parte del Gobierno. La Alianza Cívica desde un principio propuso solucionar de previo el problema de los presos políticos para que este tema no se use como una extorsión en el debate de los otros temas.

En el tema de la democracia se habla de lograr el restablecimiento de las libertades públicas, ¿en qué momento se hará realidad eso o habría que esperar el plazo de los noventa días?

El plazo máximo para la liberación de los presos políticos es de noventa días y es exclusivo para este tema de la agenda. Cada tema tendrá su propio plazo de implementación. El tema de la restitución de las libertades públicas o suspensión del estado de sitio de facto en que vivimos se discutirá bajo el tema de fortalecer los derechos y garantías ciudadanas, y una vez que se llegue a acuerdos sobre este tema se determinará el tiempo para la implementación de los mismos que a juicio de la Alianza debe ser de inmediato.

La Alianza Cívica había dicho que se exigiría al Gobierno cumplir las recomendaciones de la CIDH, ¿en qué momento se incorporará ese pedido?

Este tema es parte de nuestra agenda y será incorporado a lo largo del desarrollo de la agenda común según corresponda. Las recomendaciones de la CIDH continúan siendo válidas y han sido incumplidas por el Gobierno. El acuerdo final debería contemplar el fiel cumplimiento de las mismas.

Hay voces en el país que temen pactos en la mesa, incluso, algunos se atreven a decir que podrían concederle a Daniel Ortega terminar su periodo hasta el 2021 y además de revestirlo de impunidad, ¿ustedes qué responden a esas interrogantes?

En esta negociación no existen pactos o acuerdos ocultos. Las discusiones son en presencia del nuncio apostólico y del delegado del secretario de la OEA que pueden dar testimonio de todo lo discutido o pendiente de discutir, los acuerdos que se van logrando se comunican de inmediato y buscan la solución de problemas que afectan a la nación lejos de intereses personales o partidarios.

El anticipo del proceso electoral establecido por ley para el 2021 es una propuesta irrenunciable de parte de la Alianza y su implementación es básica para poder asegurar la estabilidad y la paz.

De proponerse y acordarse las elecciones anticipadas, ¿cuándo serían? Con las reformas electorales se planeaban seis meses para hacer el trabajo y otros seis para convocar, es significaría en el 2020…

Para celebrar elecciones deben realizarse reformas profundas en materia electoral con cambios de fondo en la estructura del poder electoral. Y permitiendo de previo la organización de nuevos partidos políticos y el regreso de su personalidad jurídica a aquellos que han sido excluidos. Los tiempos deberemos verlos con el equipo de la OEA que ya no trabajará únicamente con el Gobierno sino que lo hará con la mesa de negociación y sosteniendo amplias consultas con la población.

¿Qué estrategia tiene la Alianza para frenar los secuestros ejecutados por policías y paramilitares, una vez que se libere a todos los presos políticos?

Los acuerdos que se alcancen sobre el tema de fortalecimiento de los derechos y garantías ciudadanas que se estará abordando en los próximos días deben permitir que finalicen las expresiones del estado policial que se ha impuesto a fin de que todos los nicaragüenses puedan hacer uso de sus derechos y libertades en el marco de un efectivo estado de derecho debiendo terminar toda forma de persecución política.

La Cruz Roja Internacional tiene protocolos de confidencialidad y no puede dar declaraciones ni hablar con periodistas, ¿cuál será el mecanismo para que la población esté informada sobre el trabajo de este organismo?

Más en: Alianza Cívica y gobierno acuerdan la participación de la OEA en negociaciones

La Cruz Roja Internacional brindará informes periódicos a la mesa y esta podrá acompañarla en la ejecución de sus acciones a fin de dar seguimiento en forma permanente a todo el proceso de liberación de las personas en el contexto de las protestas ocurridas a partir del 18 de abril del 2018, por lo que los protocolos propios de la Cruz Roja no serán un obstáculo para que la mesa de negociación pueda publicar directamente los avances del proceso de liberación.

Generalmente en una negociación las dos partes ceden, ¿como Alianza en qué están dispuestos a ceder?

Para responder esta pregunta debemos primero conocer las propuestas e intereses del Gobierno que hasta ahora no las ha presentado pero como Alianza tenemos definidas cuáles son las líneas rojas que no podemos traspasar para no traicionar las aspiraciones legítimas de todos los nicaragüenses referidos a nuestros mandatos sobre justicia y democracia.

Si el Ejecutivo no quiere elecciones anticipadas, ¿está la Alianza dispuesta a ceder en esa exigencia?

El anticipo de las elecciones es un tema irrenunciable, lo vemos como un requisito indispensable para renovar la confianza de los ciudadanos en el futuro del país y para generar un ambiente de entendimiento que pueda propiciar la inversión nacional y extranjera con seguridad jurídica y en un clima de pleno respeto de los derechos ciudadanos deteniendo la debacle económica y social que la crisis ha provocado.

Además: Obispo Jorge Solórzano: “Diálogo debe buscar justicia, verdad y libertad”

«No existen ni existirán acuerdos privados. Todos los acuerdos deberán publicarse, el calendario de liberaciones se hará público, pero se ha acordado que es necesario continuar con las liberaciones de previo a la publicación del calendario, la mesa dará un seguimiento cercano a las actividades encomendadas a la Cruz Roja Internacional”, aseguró José Pallais, analista y jurista.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: