Venezuela suspende jornada laboral y estudiantil por apagón eléctrico

La suspensión de las actividades será por 24 horas, según informó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez. El nuevo corte de luz afecta la mayor parte del país

Venezuela, apagón eléctrico

LA PRENSA/AFP

El régimen de Nicolás Maduro suspendió este martes la jornada laboral y estudiantil; y la extendió hasta el miércoles debido a un apagón que afecta a la mayor parte del país. «Gobierno Nacional ha decidido la suspensión por 24 horas de las actividades laborales y educativas en todo el país», informó inicialmente el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, citado por el servicio de prensa del despacho presidencial.

Una falla eléctrica se registró el lunes a las 01:20 p.m. (hora local) y colapsó el suministro de agua, las redes de telefonía e internet y la banca electrónica; 18 días después del más grande apagón en la historia de Venezuela. En esa oportunidad, el gobierno también suspendió la jornada laboral y las clases durante una semana.

Además de la capital, el corte afecta a 21 de los 23 estados, según reportes de usuarios en redes sociales. El régimen de Maduro no suele dar informes del impacto de este tipo de emergencias. La tarde del lunes, el servicio se restableció en Caracas y regiones centrales por apenas unas horas, y luego volvió a caer.

Lea además: Crisis en Venezuela: qué ha logrado Juan Guaidó en su desafío a Nicolás Maduro y qué puede pasar ahora con la oposición

Ante la intermitencia, habitantes de varios estados expresaron su frustración y furia. Otros ironizaban sobre la versión del gobierno de que se trató de un nuevo ataque a los sistemas de carga y transmisión.

La suspensión de las actividades fue extendida por 24 horas más. «Valorando el alcance de los daños» del corte, que denuncia como producto de un «ataque terrorista», el dictador Maduro «ha prorrogado la suspensión de actividades escolares y laborales», publicó en Twitter la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Maduro asegura que incendio prolonga apagón

El dictador Nicolás Maduro denunció que un «incendio de gran magnitud» provocado por «terroristas» prolonga el apagón y acusó a Estados Unidos. Según un comunicado que el mandatario socialista difundió en Twitter, «el sistema eléctrico nacional sufrió dos arteros ataques terroristas de manos de violentos» con «fines desestabilizadores».

El primero de los ataques, sostiene Maduro, ocurrió a las 01:29 p.m. (hora local) en el área de generación y transmisión de la hidroeléctrica de Guri, en el estado Bolívar (sur). El segundo se habría registrado a las 09:47 p.m. (hora local), cuando los trabajos de recuperación habían alcanzado «los más altos niveles de generación» desde el 7 de marzo, cuando un masivo apagón hizo colapsar al país por una semana.

«Manos criminales provocaron un incendio de gran magnitud en el patio de transmisión de Guri, afectando los tres transformadores que lo componen y todo el cableado imprescindible a los fines de la transmisión», señaló el comunicado.

«Sabotajes» y «mentiras»

Los apagones son frecuentes en el país petrolero, y sistemáticamente el gobierno los atribuye a sabotajes de la oposición.

El ministro de Comunicación adujo que se trató de «un ataque al centro de carga y transmisión» de la hidroeléctrica de Guri (estado Bolívar, sur), que genera 80% de la energía que consume este país de 30 millones de habitantes.

«Esta guerra eléctrica la derrotaremos con la fuerza inmensa que como pueblo hemos acumulado en nuestra lucha contra imperios groseros y sus lacayos locales», insistió este martes Rodríguez.

Puede leer: Sanciones de Estados Unidos al Bandes, el banco venezolano, salpican a Nicaragua

Pero el líder opositor y jefe del Parlamento Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, aseguró que el corte se produjo por una «sobrecarga en el sistema de subestaciones».

«¿Cómo pretenden seguir repitiendo las excusas de la «guerra eléctrica» y el sabotaje? Son mentirosos y corruptos», denunció en Twitter Guaidó, quien se juramentó el 23 de enero, luego de que el Legislativo declarara «usurpador» a Maduro por considerar que fue reelegido de manera fraudulenta.

«Es rudo, todo deja de funcionar. En los días de apagón uno no hace nada, no hay Internet, no hay acceso al efectivo», indicó Yendresca Muñoz, analista de banco de 34 años.

Fuerte impacto

El apagón es un nuevo golpe a la colapsada economía venezolana. Según estimaciones del parlamento opositor y organizaciones gremiales, el apagón de comienzos de marzo provocó pérdidas de mil millones de dólares.

También: OEA asegura que presencia de militares rusos en Venezuela viola la soberanía del país

«Esto es ya demasiado (…). Las carnes, los pollos, todo lo que es comida se daña, es pérdida total», se quejó Leo, de 19 años, empleado de un restaurante del este de Caracas, que debió cerrar el negocio el lunes intempestivamente. A su lado una decena de trabajadores se sentaron en la calle a esperar resignados.

Cientos de personas volvían pie a sus casas al final de la tarde del lunes y los pocos buses disponibles estaban atestados.

Lea: La respuesta de Estados Unidos a la detención en Venezuela de Roberto Marrero, la mano derecha de Juan Guaidó: habrá consecuencias “inmediatas y duras”

El masivo apagón de una semana afectó con dureza a los hospitales, ya castigados por la falta de insumos y medicinas. Según oenegés, una decena de pacientes murieron a raíz de los cortes. Tras esa crisis, Maduro anunció una reestructuración de su gabinete y prometió una «transformación profunda» de las empresas del sector, además de blindar la infraestructura con la Fuerza Armada. Más de una semana después no se producen los cambios ministeriales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: