Tácticas dilatorias de la dictadura orteguista para no soltar a reos políticos

Mientras tanto, los manifestantes encarcelados por protestar contra el régimen sufren represalias por el personal de los penales.

Presos políticos, reos, régimen Daniel Ortega, #SOSNicaragua

LA PRENSA/ ARCHIVO/ J. FLORES

Los familiares de los reos políticos están desesperados porque la dictadura de Daniel Ortega usa tácticas dilatorias para no liberar a los presos, al no fijar una fecha para el inicio de las excarcelaciones y retrasar las gestiones diplomáticas para aprobar el protocolo de trabajo en el país del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Mientras tanto, los manifestantes encarcelados por protestar contra el régimen sufren represalias por el personal de los penales.

En el caso de las presas políticas en el Sistema Penitenciario de Mujeres La Esperanza, ubicado en el municipio de Tipitapa, Managua, se les cambió el período de visitas de sus familiares a cada 21 días, cuando anteriormente era cada 15 días. Además la visita a las reas políticas es el mismo día para todas.

Lea: “Vivo con el temor que en cualquier momento me golpeen la puerta y me digan que debo regresar a la cárcel”, dice la excarcelada política Brenda Muñoz

Tamara Zamora, mamá de la estudiante y presa política Amaya Eva Coppens, dijo a LA PRENSA que las autoridades del penal La Esperanza no les dieron explicaciones del porqué el cambio del régimen de visitas.

“Cada vez se alarga más el tiempo. Cada día contamos las horas porque sabemos las condiciones en las que están nuestras presas y presos políticos y no vemos verdadera voluntad del régimen, pienso que quieren dilatar el proceso para sacar ventaja en las negociaciones y no podemos permitirlo”, se quejó.

La líder universitaria Amaya Coppens, quien tiene la nacionalidad nicaragüense y la belga, lleva siete meses secuestrada por el régimen. La Fiscalía Orteguista la acusa de los delitos de terrorismo, obstrucción de servicios públicos, daño agravado y robo agravado por levantar tranques en León.

Lea además: Reprograman juicios contra presos políticos Amaya Coppens y Ricardo Baltodano

La última visita en el penal La Esperanza que se le permitió a Tamara Zamora ver a su hija Amaya fue el pasado 11 de marzo. No saber las condiciones de salud de Amaya y que no haya una fecha para su liberación atormenta a su madre.

Los familiares de los reos políticos no ven voluntad política de Ortega en cumplir el compromiso de dejar libre en un plazo no mayor a los noventa días a todas las personas arrestadas ilegalmente por participar en las manifestaciones que estallaron en abril del 2018.

“Deben dar una respuesta contundente. Si quisieran hacerlo, serían suficiente 15 días para dejar los expedientes limpios y dejarlos libres”, dijo Zamora.

Puede interesarle: Fechas de liberación de reos políticos se fijarán hasta que Cruz Roja Internacional oficialice su participación

El Comité Pro Liberación de Presos Políticos registra que 647 personas están encarceladas, listado que coincide con el de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La Alianza Cívica registra en total 814 presos políticos, de los cuales 167 fueron excarcelados en la condición de casa por cárcel, pero siguen con procesos judiciales abiertos. En las negociaciones para encontrar una salida a la crisis sociopolítica, la Alianza Cívica exige que se libere de toda acusación penal a los 814 presos políticos.

Daniel Esquivel, del Comité Pro Liberación de Presos Políticos, dijo que el plazo de 15 días que dieron para la liberación de sus familiares se vence el 5 de abril próximo, “y tendremos acciones si para entonces no se han iniciado las liberaciones”.

Esquivel denunció que la Cancillería estaría dilatando los trámites diplomáticos para atrasar el trabajo del personal del Comité Internacional de la Cruz Roja Internacional.

Así como los estudiantes se levantaron de la mesa de negociación e hicieron que la Alianza se levantara, creo que nos tocará a nosotros hacerlo también… No podemos permitir que nuestros hijos queden a la deriva”. Tamara Zamora, mamá de la presa política Amaya Coppens.

No es posible que haya negociaciones si hay presos políticos. Si para el 5 de abril no se les ha liberado, anunciaremos acciones para incrementar la presión”. Daniel Esquivel, esposo de presa política Irlanda Jerez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: