Estados Unidos promete avanzar en la aplicación de la Carta Democrática contra régimen de Daniel Ortega

“Tenemos que avanzar, yo creo que si no hay negociaciones y si no estamos avanzando en el tema de la democracia y derechos humanos en Nicaragua, tenemos que aplicar el artículo 20”, dijo Trujillo

Nicaragua en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA). LA PRENSA/ Cortesía

Nicaragua en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA). LA PRENSA/ Cortesía

El embajador de Estados Unidos ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, prometió ayer aplicar al régimen de Daniel Ortega la Carta Democrática si en Nicaragua no se avanza en temas de democracia y respeto de los derechos humanos, los que están siendo abordados en la mesa de diálogo entre la dictadura y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Trujillo asumió este lunes la presidencia del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos y conversó con la prensa internacional.

“Tenemos que avanzar, yo creo que si no hay negociaciones y si no estamos avanzando en el tema de la democracia y derechos humanos en Nicaragua, tenemos que aplicar el artículo 20”, según declaraciones ofrecidas por el diplomático a medios de comunicación, citadas por la agencia española Efe.

Lea además: EE.UU. asume presidencia del Consejo Permanente OEA en medio de crisis en Venezuela

El canciller estadounidense además tildó de “totalmente inaceptable” la represión perpetrada por la Policía Orteguista (PO) contra ciudadanos que se manifestaron este sábado en un centro comercial de Managua.

“Están en negociaciones y, después, al mismo tiempo están oprimiendo a estudiantes, a personas pacíficas que están demandando y protestando en las calles, es algo que vamos a tomar en cuenta y lo vamos a abordar aquí en la OEA”, afirmó Trujillo.

Un paramilitar afín al régimen de Daniel Ortega arremetió a balazos contra los manifestantes logrando herir a tres personas. El civil armado fue detenido por los mismos manifestantes.

El embajador estadounidense asumió este mismo lunes la Presidencia del Consejo Permanente de la OEA, lo que le otorga más poder para decidir qué temas están en la agenda del organismo.

La presidencia del organismo es ejercida, de manera rotatoria cada trimestre, período en que Estados Unidos abordará en su agenda el tema de Nicaragua, Venezuela y Cuba.

Le puede interesar: Por qué la aplicación de Carta Democrática a Ortega depende de la caída de Maduro

El Departamento de Estado anunció que, durante su permanencia en la presidencia de la OEA, Estados Unidos trabajará con sus aliados en la región en prioridades que ha definido como “claves”.

Venezuela, Nicaragua y Cuba son las tres dictaduras en el hemisferio que han sido denominadas como la “troika de las tiranías” por altos funcionarios de la administración estadounidense.

A través de una nota de prensa de la OEA, Trujillo calificó como un gran honor para su país ejercer la presidencia, especialmente dado que coincidirá con los preparativos finales y la celebración de la Asamblea General del organismo, que se efectuará del 26 al 28 de junio, en Medellín, Colombia.

Chile ejercerá vicepresidencia

La vicepresidencia del Consejo Permanente será ejercida los próximos tres meses por el embajador de Chile, Hernán Salinas, que también funge como vicepresidente del Grupo de Trabajo, creado por el Consejo Permanente en agosto de 2018, para contribuir a una salida a la crisis en Nicaragua. Chile y Estados Unidos integran el Grupo de Trabajo conformado por 12 países.

El régimen de Nicaragua ha impedido el ingreso del Grupo de Trabajo a Nicaragua, alegando “injerencismo”, pese a que Nicaragua es país miembro de la OEA.

También lea: Daniel Ortega a las puertas de enfrentar en la OEA a la Carta Democrática Interamericana

Sin embargo, ese organismo se ha reunido con distintos organismos multilaterales y representantes de la sociedad civil nicaragüense en aras de realizar propuestas que conlleven a contribuir a una salida a la crisis sociopolítica que afecta a Nicaragua desde el 18 de abril de 2018, que ha dejado más de 300 muertes, más de dos mil heridos y cerca de 700 presos políticos a la fecha.

En enero del 2018, la OEA realizó la primera sesión de aplicación de la Carta Democrática contra Nicaragua. Sin embargo, el organismo no votó ninguna iniciativa ni anunció fecha para una próxima sesión respecto a la crisis que atraviesa Nicaragua desde el 18 de abril del año pasado.