Nuncio Apostólico: «Espero ver a los presos fuera de la cárcel, en sus casas y con sus familiares»

El religioso muestra su preocupación por el estancamiento de las negociaciones en el tema referido a la justicia para las víctimas de la represión.

presos políticos

El nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, testigo de las conversaciones entre diálogo y oposición. LA PRENSA/E.CHAMORRO

El representante del papa en Nicaragua, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag,  uno de los testigos internacionales de las conversaciones entre el régimen y la oposición, dijo este jueves que quiere ver la libertad de todos los presos políticos.

«Espero estar un día verdaderamente feliz, ver a todos los presos fuera de la cárcel, en su casa y con sus familiares», declaró el religioso. Así lo hizo saber esta mañana al ingresar a un hotel capitalino, donde la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el régimen de Daniel Ortega se encontraba reunida con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

La CICR fue aceptada por ambos bandos para que hiciera una «lista consensuada» de los reos políticos para así proceder a la excarcelación, luego del compromiso del ejecutivo de Ortega de soltarlos a más tardar el 20 de junio próximo. Sin embargo hasta ahora, no se ha presentado públicamente la misma y la dictadura sigue manteniendo en la cárcel a los presos políticos, lo que ha provocado una enorme angustia de los familiares.

Lea: Daniel Ortega busca impunidad tras la represión ejecutada en abril

El representante diplomático de la Santa Sede dijo también confiar en la palabra del presidente Daniel Ortega, en torno a la libertad de los presos y presas políticas. Sommertag también mostró su preocupación en el tema de la justicia, un tema que la dictadura se niega abordar en las negociaciones tal como lo plantea la Alianza Cívica.

La dictadura ha rechazado también la posibilidad de elecciones adelantadas como una vía para solucionar la crisis, que inició en abril del año pasado cuando Estado reprimió a manifestantes antigubernamentales, lo que dio inicio a una rebelión cívica que el régimen mandó a reprimir, valiéndose de la Policía y paramilitares. El saldo de muertos ronda los 325 según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), adscrita a la OEA.

«Hay muchísima preocupación lamentablemente. Todo mundo debe echar la mano por estas preocupaciones», aseguró el  religioso al ser consultado por los periodistas.

Además: Familiares de presos políticos dicen vivir una «tortura» cada día que pasa

Tras la reunión, la delegación del gobierno ha salido sin dar declaraciones ante los periodistas.

Por su parte, el Comité Pro Liberación de Presos Políticos demandaron al régimen de Daniel Ortega la incorporación de la CIDH y la ONU como garantes en el proceso de liberación de todos los presos políticos. Además, exigieron que se investigue y sancione a los responsables de haber cometidos crímenes contra manifestantes.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: