Asociación de Madres de Abril rechaza propuesta del régimen sobre la investigación de los asesinatos

Las asociación no acepta que sean la Comisión Porras, la Policía Orteguista y las instituciones públicas las encargadas de investigar los asesinatos ocurridos en el contexto de las protestas

madres de abril, nicaragua

Madres de Abril piden una verdadera justicia pero con garantes de organismos internacionales. LA PRENSA/LIDIA LÓPEZ B.

La Asociación Madres de Abril (AMA) rechazó este viernes “con indignación y dolor” la propuesta del régimen de Daniel Ortega de que sea la Comisión Porras, la Policía Orteguista y las instituciones públicas las encargadas de investigar los asesinatos ocurridos en el contexto de las protestas iniciadas en abril de 2018.

AMA, que reúne a madres y familiares de las personas asesinadas por el régimen orteguista, señaló que “el Gobierno está incapacitado” para ejercer dicha investigación, y exigieron el regreso —antes del 19 de abril— de las mesas de trabajo (GIEI y Meseni) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas.

“La Comisión de la Verdad de Ortega no la aceptamos porque ellos solo reclaman a sus 198 muertos, (y) no es justo que el Gobierno no reconozca todos estos asesinatos (de la oposición)”, manifestó Susana López, madre de Gerald Vásquez, asesinado en la iglesia Divina Misericordia durante un ataque policial y paramilitar a los estudiantes atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).

AMA también destacó que no avalan ningún tipo de acuerdo de amnistía que conlleve a la impunidad, a la misma vez que desautorizan cualquier “pantomima” que realicen como acuerdo sobre justicia a los más de trescientos asesinados.

“Estamos reclamando la verdad y no la que ellos (el régimen) quieren imponer”, afirmó López.

Exige un lugar en diálogo

Las Madres de Abril exigen un lugar en la mesa del diálogo entre la Alianza Cívica y el régimen orteguista “porque no hay nadie mejor que nosotras para entender el dolor”, indicaron.

Aunque destacan el buen papel que ha desarrollado la Alianza durante este tiempo de negociaciones, la AMA resaltó que no necesitan “intermediarios” para exigir justicia.

“No necesitamos intermediarios de nadie. Nosotros somos la voz de nuestros hijos y, en todo caso, cualquier acuerdo que se vaya a firmar tiene que ser consolidado por nosotras, si no, no avalamos ninguno”, puntualizó Liseth Dávila, madre del adolescente Álvaro Conrado, asesinado de un disparo en el cuello por antimotines que asediaban a los universitarios.

“Nosotros somos la víctima directa, porque la del dolor y el luto somos nosotras, nadie va a sentir más que nosotras que parimos a esos chavalos”, expresó Dávila.

Las madres además afirmaron que seguirán exigiendo justicia pese al asedio que realiza la Policía orteguista. “Insisten en reprimirnos y siguen asediándonos, no podemos salir tranquilos (a la calle), no admiten que nuestros hijos fueron asesinados por ellos mismos”.

Negociaciones estancadas

Este miércoles 3 de abril se venció el plazo para consensuar los acuerdos entre la Alianza y los representantes del régimen orteguista, sin embargo el tema sobre justicia y democracia quedó estancado porque el oficialismo no aceptó debatir el asunto.

Luego de esa última reunión, el régimen y la Alianza emitieron un comunicado en conjunto donde aseguraron que la mesa de negociación “considera necesario darse un tiempo para reflexionar y hacer consultas hasta lograr las condiciones que permitan retomar el debate sobre dichos temas”.