Sergio Ramírez: Novela Como esperando abril «descubre las nuevas heridas de la historia de Nicaragua»

“Los sangrientos eventos que se desencadenaron desde ese candente mes de abril del año 2018 en Nicaragua se pudieron evitar, pero por desagracia resultaron así”, dice Arquímedez González autor de Como esperando abril

Arquímedes González

Arquímedes González, periodista y escritor nicaragüense . LA PRENSA/Uriel Molina

Para el escritor Sergio Ramirez Mercado, Premio Cervantes 2017, esta nueva novela Como esperando abril del periodista y escritor nicaragüense Arquímedez González, «descubre las nuevas heridas de la historia de Nicaragua, causadas por la intolerancia del poder, una condena a la que parece estamos sujetos a lo largo de nuestra desgraciada historia»

Asimismo subraya que «hay que leer este libro entonces bajo su doble peso, como crónica contemporánea, y como narración literaria de un episodio trágico y cruel de esa historia, aún no resuelto».

 

Presentación del libro para el próximo martes 9 de abril a las 2:00 p.m., en la Sala Lizandro Chávez Alfaro de la Universidad Centroamérica, UCA. Solamente para estudiantes.

“Los sangrientos eventos que se desencadenaron desde ese candente mes de abril del año 2018 en Nicaragua, se pudieron evitar, pero por desagracia resultaron así”, dice por su lado el periodista y escritor Arquímedes González al presentar su novela-reportaje Como esperando abril,  texto que abre sus trágicas y dolorosas historias con la muerte del niño Álvaro Conrado, un crimen que conmovió al mundo y que sigue en la impunidad a casi un año de sucedido.

Leer sus  tensionantes historias “te enojará, a veces no las vas a creer o probablemente  te vas a entristecer”, advierte González sobre libro que expone hechos de terror, crímenes y muerte, y de los cuales afloran sentimientos de asombro, dolor, luto, rabia, solidaridad y demanda de justicia.

Lea: Como esperando abril: un libro para no olvidar la masacre de 2018 en Nicaragua

Su descarnada realidad hace un recorrido por los momentos más sangrientos de las protestas y la represión del dictador Daniel Ortega, enfrentamientos que dejó a más de 600 personas asesinadas, más de 800 presos, miles de heridos y más de 50 mil exiliados en Costa Rica y otros países.

Como antesala del prólogo que hace una metáfora lúdica sobre los dictadores y su fin, el libro además trae un epígrafe del filósofo danés, teólogo y padre del existencialismo Søren Kierkegaard: “El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza”.

Una dedicatoria  a sus hijas, y personas asesinadas, prisioneros y exiliadas; y para las personas que “lucharon  y luchan por una verdadera justicia, plena libertad y democracia”, señala en su presentación el escritor.

Por su lado la activista Madelaine Caracas señala que este libro de la memoria escrito por González,  da rostros a «quienes fueron víctimas de una dictadura»; y través del niño mártir (Alvaro Conrado) «representa el dolor de muchos nicaragüenses, su historia como hilo de lucha que cargamos y la esperanza de que un país mejor es posible».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: