Ensañamiento con Lucía Pineda Ubau

En las Américas ni siquiera en las horrorosas dictaduras de Cuba y Venezuela hay mujeres periodistas presas, solo en Nicaragua

Una mala consejera, Nicaragua

En el editorial internacional de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en solidaridad con el pueblo de Nicaragua se dio el dato de que Lucía Pineda es la única mujer periodista presa en el hemisferio occidental por ejercer su profesión y el derecho a informar de manera independiente.

Según Reporteros Sin Fronteras, en la actualidad hay 334 periodistas presos, 27 de ellos mujeres, en países donde se criminaliza la libertad de prensa. De las 27 mujeres periodistas presas, 7 están en China, otras 7 en Irán, 4 en Turquía, 3 en Arabia Saudita, 2 en Vietnam y una en Egipto, Siria, Bahrein y Nicaragua, donde la jefa de información del canal 100 % Noticias, Lucía Pineda, está encarcelada desde el 21 de diciembre del año pasado.

En las Américas ni siquiera en las horrorosas dictaduras de Cuba y Venezuela hay mujeres periodistas presas, solo en Nicaragua. Pero además el régimen de Ortega y Murillo se ha ensañado en la cárcel con Lucía Pineda. En lenguaje jurídico el ensañamiento “consiste en aumentar inhumanamente y de forma deliberada el sufrimiento de la víctima, causándole padecimientos innecesarios”.

Por las visitas que le han permitido en la prisión se conoce que Lucía Pineda ha sido sometida a graves maltratos y a condiciones carcelarias inhumanas prohibidas por el derecho internacional.

Según recientes informaciones de algunos familiares de Lucía Pineda, como consecuencia del ensañamiento de sus verdugos la periodista sufre enfermedades que requieren tratamiento médico especializado y las medicaciones correspondientes, pero por maldad le son negados en la prisión. Tal pareciera que quieren matar a Lucía Pineda con los malos tratos carcelarios y los padecimientos de salud que estos le provocan.

La verdad es que no hay otra explicación para el ensañamiento con Lucía Pineda, quien es acusada junto con su colega periodista Miguel Mora de “instigar al odio, la violencia y el crimen” por su trabajo periodístico durante el alzamiento popular del año pasado y la sangrienta represión de la dictadura para aplastarla.

Lucía Pineda es una prisionera de conciencia. Está encarcelada y es procesada por haber publicado informaciones veraces y denuncias de la población sobre las brutalidades de las fuerzas represivas del régimen. Ella es una víctima del odio y el afán de venganza de una dictadura cruel y sus esbirros policiales, judiciales, carcelarios y soplones.

La SIP, Reporteros Sin Fronteras y todos los organismos internacionales defensores de los periodistas y de los derechos humanos en general, exigen la libertad de Lucía Pineda Ubau y que su vida sea respetada.

El Comité Internacional de la Cruz Roja, presente en Nicaragua, debe gestionar la inmediata libertad de la periodista Lucía Pineda. No se debe permitir que sigan destruyendo su salud y mucho menos que la maten mediante el agravamiento de sus enfermedades, causadas por el inhumano régimen carcelario impuesto a una mujer periodista que ha sido convertida por la dictadura en heroína de la libertad de prensa.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: