Corte de Estados Unidos bloquea la política que devuelve a México a los solicitantes de asilo

La política, bautizada como "Quédate en México", buscaba detener los grandes flujos de inmigrantes a las fronteras, en los niveles más altos en una década

migrantes

Las leyes estadounidenses limitan el tiempo que niños pueden ser detenidos en cárceles migratorias, por lo que muchas familias solicitantes de asilo quedan en libertad a la espera de que se analice su caso, un proceso que puede llevar años. LA PRENSA/AFP

Una corte estadounidense bloqueó el lunes la política del gobierno del presidente Donald Trump de devolver a México a solicitantes de asilo mientras sus casos son analizados. «Se prohíbe a los acusados continuar implementando o ampliando los ‘Protocolos de Protección al Migrante'», escribió en su decisión el juez federal Richard Seeborg, de San Francisco.

La decisión, que entra en vigor el viernes en todo el país y puede ser apelada, pone fin, al menos temporalmente, a los «Protocolos de Protección al Migrante», diseñados para solicitantes de asilo no mexicanos que entren por esa frontera con Estados Unidos.

Lea además: Honduras, Guatemala y El Salvador: ¿cómo impacta el recorte de la ayuda de EE.UU. a Centroamérica ordenado por Trump?

La política, bautizada como «Quédate en México» (Remain in Mexico), buscaba detener los grandes flujos de inmigrantes a las fronteras, en los niveles más altos en una década.

Las leyes estadounidenses limitan el tiempo que niños pueden ser detenidos en cárceles migratorias, por lo que muchas familias solicitantes de asilo quedan en libertad a la espera de que se analice su caso, un proceso que puede llevar años.

Puede leer: Donald Trump asegura que migrantes ilegales asesinan a “innumerables estadounidenses”

De allí los protocolos para que los solicitantes esperen en México la fecha para presentarse en una corte migratoria. El magistrado ordenó igualmente que los 11 centroamericanos involucrados en la demanda, devueltos a México al solicitar asilo, entren al país. Dejó a discreción de las autoridades arrestarlos o dejarlos en libertad condicional, mientras se decide su caso.

Los demandantes -provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala- fueron de los primeros devueltos por esta política en el puerto fronterizo de San Yisidro, en California, que conecta con la ciudad mexicana de Tijuana. Allí llegaron la mayoría de las migrantes en las masivas caravanas provenientes de Centro América, muy criticadas por Trump.

También: 23 nicaragüenses forman parte de la última caravana de migrantes rumbo a EE.UU.

La demanda la interpuso la organización Innnovation Law Lab contra la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, que renunció el domingo en momentos en que Trump busca endurecer la política de inmigración.