Expertos en EE.UU. afirman que Daniel Ortega ha hecho todo mal en la OEA

Todo lo ha hecho mal. Según expertos en derecho internacional consultados, quedó en evidencia la falta de voluntad para abordar temas de justicia y democracia

OEA; Nicaragua, represión, presos políticos

El Grupo de Trabajo para Nicaragua de la OEA se pronunció sobre la situación del país. LA PRENSA/ ARCHIVO

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El régimen de Nicaragua lució sin argumentos en el seno del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), ante informes de organismos de derechos humanos que revelaron la continua y sistemática represión contra la población civil.

Todo lo ha hecho mal. Según expertos en derecho internacional consultados, quedó en evidencia la falta de voluntad para abordar temas de justicia y democracia, y también el impedimento del ingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de Naciones Unidas como garantes del diálogo.

Lea además: Daniel Ortega queda mal parado en el Consejo Permanente de la OEA

Para el exembajador de Panamá en la OEA, Guillermo Cochez, a Ortega le importa muy poco lo que ocurra en foros como el Consejo Permanente.

“Es evidente que, en el caso de Nicaragua, no hay ningún interés de dialogar seriamente, Ortega quiere dialogar con él mismo, de acuerdo a sus condiciones y no está de acuerdo ni va a propiciar el cese de la represión, hoy está en un diálogo y al día siguiente reprime una manifestación”, apuntó.

También lea: Carlos Tünnermann: Nicaragua “en el radar” de la OEA

La directora del Instituto Interamericano para la Democracia (IID), Beatrice Rangel, opina que la posición del régimen podría corresponder a una burla al organismo.

Guillermo Cochez, exembajador de Panamá.
LA PRENSA/TOMADA DE INTERNET

“Es tradicional de los regímenes como el de Ortega, que cuando la situación se les descompone hacen lo que se llama el síndrome de ostracismo: se meten dentro de la concha porque dentro manejan todo, se ríen de la OEA, y la actitud es de decir vengan y me sacan. Mientras tanto, sigue reprimiendo para que no lo tumben”, afirmó Rangel.

Puede leer más en: Analistas advierten que a la dictadura se le acaba el espacio de negociación

El exembajador de Nicaragua en Venezuela (2001-2006), Manuel Salvador Abaunza, consideró que el régimen está en retirada en los foros internacionales donde ha quedado evidentemente desenmascarado con sus pretensiones de permanecer en el poder, seguir reprimiendo, e ignorar las demandas de democracia.

Sin argumentos

“Saben que las sanciones vienen y no tienen argumentos porque firman acuerdos de respetar las libertades civiles y 24 horas después incumplen; no quieren discutir el adelanto de las elecciones, y lo que hacen es insistir en ese ridículo discurso de paz y amor. Es un reflejo de debilidad”, aseveró el diplomático.

La Carta Democrática

Rangel agregó que la aprobación de la Carta Democrática a Nicaragua, tiene muchas posibilidades de aprobación.

Le puede interesar: Así te contamos la sesión extraordinaria en la OEA que abordó la crisis en Nicaragua

régimen
Beatrice-Rangel

Uno de sus argumentos es que las condiciones han cambiado significativamente, “los precios del crudo han bajado y curiosamente lo que está subiendo son los precios del crudo pesado que es el que produce Venezuela, pero no pueden contar con esta tendencia porque cada vez producen menos petróleo y tienen menos para regalar y para el consumo interno, y el día que ya no tengan para el consumo interno se acabó el país, se paralizará”, acotó.

Para la analista, Ortega no ha hecho bien sus cálculos porque Nicaragua no podría resistir la aplicación de la Carta Democrática.

Lea también: BCIE lanza un “salvavidas” a Daniel Ortega y le suelta más de 200 millones de dólares

“Aplicar la Carta vendrá acompañada de sanciones, y no sé si van a resistir esas sanciones económicas, particularmente el sector privado nicaragüense que vive del comercio, y las sanciones comerciales te quiebran los negocios”, lamentó.

Los países del Caricom

La situación de declive económico que enfrenta Venezuela afecta a nivel interno, pero también a muchos de sus antiguos aliados que han sido beneficiados por el régimen que dirige Nicolás Maduro. Entre ese grupo, al que no resulta beneficiosa la situación actual, están los países de la Comunidad del Caribe (Caricom, integrada por 15 naciones). Pese a todo, dos de esas islas continúan apoyando a Venezuela: San Vicente y las Granadinas, y Antigua y Barbudas.

Más en: Luchó contra Somoza, ahora contra Ortega. La historia de David Solórzano

“Entonces esa alianza de los 13 países del Caribe ya se resquebrajó, ya no le ven el queso a la tostada, desafiar a Estados Unidos sin tener ninguna ventaja, eso nadie lo va a hacer, en las relaciones internacionales haces algo porque vas a obtener algo, y si no vas a obtener nada, no lo hacen, punto”, agregó Beatrice Rangel, directora del Instituto Interamericano para la Democracia (IID).

¿Se resquebrajará?

Según la especialista Beatrice Rangel, del IID y radicada en Miami, Florida, a medida que Estados Unidos aplique sanciones habrá efectos en el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. “El apoyo privado se desvanecerá, y detrás irían los militares, porque no son tontos. El Ejército (de Nicaragua) no se ha levantado contra Ortega porque aún piensan que (él) se puede mantener; en el momento que ellos calculen que Ortega no se puede mantener en el poder, salen de ahí”, explicó en entrevista con el Diario LA PRENSA.

Lea además: Nayib Bukele: “Daniel Ortega y Juan Orlando Hernández están en el poder a la fuerza, a costa de muchos muertos y sin legitimidad democrática”