Estados Unidos urge acciones concretas a Daniel Ortega

Estados Unidos dijo que hará responsable a Daniel Ortega del incumplimiento de los acuerdos suscritos con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia

El dictador nicaragüense Daniel Ortega. LA PRENSA/Tomada de El 19 Digital.

La subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental de los Estados Unidos, Kimberly Breier, advirtió este lunes en su cuenta de Twitter que las palabras y los acuerdos suscritos por el régimen de Daniel Ortega no “representan nada si no hay acciones concretas”.

Breier afirmó que Estados Unidos hará responsable a Ortega del incumplimiento de esos acuerdos suscritos con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Le puede interesar: Expertos en EE.UU. afirman que Daniel Ortega ha hecho todo mal en la OEA

La funcionaria estadounidense se refirió de este modo a las negociaciones en el Diálogo Nacional, reanudadas el pasado 27 de febrero, pero que se encuentran suspendidas por la falta de voluntad del ejecutivo de discutir el tema de justicia para las víctimas de la masacre y democracia, en lo relativo a reformas electorales y a la posibilidad de comicios adelantados.

Breier aboga por presos

“Las palabras y los acuerdos no significan nada sin una acción clara y un cambio de comportamiento. Ortega, de Nicaragua aún no ha liberado a ningún preso político incondicionalmente ni ha permitido la libre reunión, como acordó en marzo. Lo haremos responsable de esos acuerdos”, dijo.

Lea además: Régimen orteguista debe responder por cumplir acuerdos

Antes de la suspensión de los acuerdos, el 28 de marzo pasado, Ortega se comprometió a la liberación definitiva de los presos políticos, a permitir las protestas pacíficas de la ciudadanía, entre otros puntos. Sin embargo, hasta ahora no cumple.

Sanciones y más presión

Estados Unidos mantiene presión contra Ortega desde el año pasado. Ha aplicado sanciones contra altos funcionarios, entre ellos su esposa y vicepresidente de Nicaragua, Rosario Murillo, y respalda la aplicación de la Carta Democrática Interamericana en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Puede leer: Analistas advierten que a la dictadura se le acaba el espacio de negociación

También ha denunciado en foros internacionales las graves violaciones a los derechos humanos cometidos contra los presos políticos y la represión contra la población.

El regreso de Ortega

El embajador especial de Estados Unidos para Venezuela Elliot Abrams, exfuncionario de la administración del presidente Ronald Reagan, en la década de los ochenta, dijo durante una entrevista con el periodista Pedro Sevcec, del programa A Fondo, que Daniel Ortega no va a poder mantener la dictadura que nuevamente instauró en Nicaragua.

También: Consejo Permanente de la OEA demanda a Ortega aceptar a la CIDH como garante de acuerdos del diálogo

“Ellos (los nicaragüenses) habían llegado a una democracia en los años noventa, y ahora Ortega ha regresado a su dictadura. Hay negociaciones y yo creo que él no va a poder mantener la forma de dictadura que (los nicaragüenses) han sufrido en los últimos años. Creo que tienen que seguir adelante, es duro, es difícil, pero tienen que seguir luchando contra el régimen porque su futuro, igual, como de América Latina, es un futuro de democracia”, añadió.

Puede leer: Nayib Bukele: “Daniel Ortega y Juan Orlando Hernández están en el poder a la fuerza, a costa de muchos muertos y sin legitimidad democrática”

Abrams sostiene que hay diferencias entre la situación que enfrentó la región en la década de los ochenta y la actual.

“Hay una diferencia importante y es que cuando el presidente Reagan asumió el poder en 1981, la mayoría de los países de Latinoamérica eran gobernados por dictaduras militares, excepto Venezuela y Costa Rica. Hoy día son democracias y la excepción con Cuba y Nicaragua, la excepción grande es Venezuela, y vemos en el Grupo de Lima, que esos países latinos no quieren regresar a los años ochenta”, agregó el funcionario.

Con relación a las sanciones comerciales para Cuba y Venezuela, Abrams dijo que se trata de un primer paso y habrá nuevas sanciones en los próximos días.