Régimen orteguista manda a poner carpa en la rotonda Jean Paul Genie, símbolo de resistencia cívica

Todos los trabajos en la rotonda se realizan con rapidez y sin que el régimen informe de qué se trata y el costo de los trabajos, en un contexto de crisis económica

Rotonda Jean Paul Genie, protestas, Nicaragua

Una carpa circular se termina de colocar en la rotonda Jean Paul Genie, que todavía tiene adornos navideños. LAPRENSA/U.MOLINA

El régimen de Daniel Ortega mandó a colocar una carpa en el centro de la rotonda Jean Paul Genie, sitio que es símbolo de la resistencia cívica y que desde el año pasado permanece vigilado por fuerzas policiales para que no haya ninguna forma de protesta.

A este lugar, que desde diciembre pasado tiene senderos creados con arcos navideños, se le asegura una carpa celeste y en el interior se le colocan luces inclinadas hacia el techo para proyectar el decorado del toldo.

Todo esto se realiza con rapidez y sin que el régimen informe de qué se trata y el costo de los trabajos, en un contexto de crisis económica que ha golpeado al Presupuesto General de la República 2019 producto de su represión.

Aunque por el mismo secretismo se desconoce si el gasto de estas labores recae en la Alcaldía de Managua -institución encargada de brindarle mantenimiento y embellecimiento a las rotondas de la ciudad-, el concejal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Carlos Bonilla, lo criticó por lo que representa la rotonda en esta crisis.

“Las 24 horas del día está la Policía en el punto porque esa rotonda es emblemática. Hay gente armadas con AK-47, hay microbuses y camionetas policiales”, indicó Bonilla.

El 18 de abril de 2018, cuando las turbas y la Policía Orteguista ya había atacado el plantón en Camino de Oriente, los manifestantes corrieron para la Jean Paul Genie, donde estuvieron refugiados por un tiempo. Al final tuvieron que refugiarse en el centro comercial Galerías Santo Domingo y las gasolineras de la zona.

Una vez que empezaron a caer los muertos en las manifestaciones, las marchas azul y blanco empezaron a salir de la Jean Paul y el lugar se convirtió en un homenaje a las víctimas de la represión al colocar cruces, fotografías, la imagen de una virgen y la bandera de Nicaragua.

En varias ocasiones grupos  de choque del régimen llegaron en la madrugada a destruir las cruces y las fotografías, pero los autoconvocados volvieron a ponerlas. Se desistió de esto cuando la Policía Orteguista colocó patrullas en el sitio para no dejar que nadie se acerque.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: