Amenazas de policías y paramilitares orteguistas contra periodista de LA PRENSA y fotógrafo de León

“Vos y Eddy López (corresponsal de LA PRENSA en León) tienen una cuenta pendiente con nosotros y a Eddy López lo estamos esperando”, advirtieron paramilitares y policías a un fotoreportero

Paramilitares persiguen y amenazan a periodistas en León. LA PRENSA/EDDY LOPEZ

El joven Norwin Mújica, reportero gráfico de la ciudad de León, quien se dedicó a retratar la crisis sociopolítica en el país, en diversos escenarios de protestas cívicas que se realizaban en la ciudad de León, recibió asedio y graves amenazas de policías orteguistas y paramilitares de la dictadura quienes le advirtieron de una venganza contra el periodista y corresponsal de LA PRENSA en ese departamento, Eddy López Hernández.

Así lo refiere el sitio web de Radio Darío, de dicha ciudad.

“El pasado domingo, a eso de las 10 de la noche iba a comprar cena a una fritanga y pasé por la policía de Sutiaba y me encontré a 17 paramilitares en motocicletas quienes me dieron persecución, encañonándome en el barrio El Laborío; uno de ellos sacó una pistola para detenerme enseñándome una placa de la policía, yo le dije que esa placa no tenía el número de chip, y que no era real”, señala Mújica.

De acuerdo al relato del joven fotógrafo, esa noche paramilitares del régimen le dijeron que tenían una cuenta pendiente con él y con el periodista Eddy López Hernández, corresponsal del Diario LA PRENSA.

“Vos y Eddy López, tienen una cuenta pendiente con nosotros, y a Eddy López lo estamos esperando”, le dijeron los paramilitares y policías al fotoreportero.

Ortega
Antimotines recorren las calles de León imponiendo terror para evitar que la ciudadanía salga a protestar. FOTO: Eddy López/ LA PRENSA

De acuerdo a la publicación de Radio Darío, el asedio y retención a Mújica duró más de 40 minutos, posteriormente llegó un encapuchado quien se identificó como oficial de la policía orteguista.

“Me mostró fotos que yo había realizado junto a Eddy López, durante las jornadas de protestas azul y blanco en León, y me aseguró que eran evidencias en contra de nosotros”, relató Mújica a Radio Darío.

De acuerdo con el reportero gráfico, ya había sido confrontado anteriormente por paramilitares, el pasado 21 de abril (2018), cuenta que fue retenido por este grupo armado, recibiendo amenaza de muerte.

De igual manera nuestro corresponsal en León, Eddy López, actualmente en el exilio, denunció el pasado primero de octubre de 2018 que paramilitares motorizados lo siguieron armados y le andaban tomando fotografías.

Paramilitares y policías de civil persiguen y espían a periodistas de León. LA PRENSA/E.LÓPEZ

“Quiero denuncia lo que me pasó hoy tipo 11:45 a.m. casi a 40 metros de la casa donde duermo. Dos sujetos en motos con cascos negros, recio, una andaba camisa blanca y el otro andaba camisa negra que portaba una pistola, me encañonaron y me dijeron estas palabras: ‘Dejá de joder’, luego se fueron”, denunció López en esa fecha.

Esa vez, mientras visitaba a su mamá y mientras estaba en el interior de la casa, le dijeron que un hombre sospechoso estaba cerca de mi vehículo, tomando fotografías.

Lea también: Periodista Eddy López: «Pronto será delito anda una cámara en Nicaragua».

LA PRENSA/Eddy López

Mújica y López se suman a la lista de periodistas y personas víctimas del Estado policial y de terror en que ha convertido la ciudad universitaria el extremista jefe policial orteguista, comisionado mayor Fidel de Jesús Domínguez Álvarez, acusado de perseguir, acosar, amenazar, encarcelar y golpear a hombres y mujeres sospechosas de ser opositoras a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Desde el pasado mes abril (2018), periodistas y fotógrafos de la ciudad de León, se han convertidos en sujetos de asedio, amenaza de cárcel y muerte por este grupo de paramilitares y policías motorizados encapuchados, situación que ha obligado al exilio forzado a más de 4 periodistas de esta ciudad.

El constante asedio ha provocado el cierre total de siete noticieros radio-periódicos críticos al gobierno y la destrucción de radio Darío.

Periodistas, fotógrafos y toda persona que se denomine azul y blanco, son asediados por paramilitares, policía y fanáticos de la dictadura Ortega-Murillo.