Michael Healy: “Hemos retrocedido cuatro años” en el agro

A criterio de Healy el agro ha retrocedido cuatro años, debido al impacto de la crisis política en la economía y el paquetazo fiscal que impuso el Gobierno a finales de febrero pasado

A las puertas del ciclo agrícola, que tradicionalmente arranca con el inicio de las lluvias en mayo, el campo está sin financiamiento. La banca no está dando asistencia financiera y los pocos productores que logran obtener préstamos están obteniendo montos insuficientes.
Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), asegura que este año el sector agropecuario, que en 2018 fue fundamental para evitar un mayor descalabro económico, no podrá responder positivamente a la economía, lo que ocasionará mayores caídas del Producto Interno Bruto.

Una gran mayoría de productos de la agroexportación están sin financiamiento, lo que pondrá en aprietos los ingresos desde el exterior, donde los bajos precios están socavando también la competitividad de los productores nicaragüenses.

A criterio de Healy el agro ha retrocedido cuatro años, debido al impacto de la crisis política en la economía y el paquetazo fiscal que impuso el Gobierno a finales de febrero pasado, por lo que urgió a Daniel Ortega a mostrar voluntad para superar la inestabilidad a través de acuerdos creíbles y que puedan ser cumplidos.

“Esperamos que un día el presidente (Daniel Ortega) se levante y diga ‘hoy amanecí con voluntad’ y dé solución”, afirmó Healy.
Antes de la crisis política, el agro ya era una de las actividades más rezagadas de Centroamérica, carentes de tecnología y financiamiento, lo que refleja lo grave que significa que el sector haya retrocedido cuatro años.

Lea:Gobierno presenta metas productivas del ciclo agrícola sin fuentes de financiamiento

En una reciente conferencia usted dijo que no habrá ciclo agrícola tras la reforma fiscal anunciada por el Gobierno en febrero, ¿qué ha pasado hasta ahora?

La reforma fiscal lo pone en riesgo (al ciclo agrícola), hoy por hoy no te puedo decir que no tenemos intención de siembra, cada sector está haciendo un análisis en sus fichas de costos, en sus temas de productividad y competitividad. Se está haciendo también un análisis de cuánto se va a sembrar, a esto tenés que sumarle el alto costo de la energía, el alto costo del combustible, tenés que sumarle el alto costo de producción, más los impuestos que vas a tener que pagar.
Entonces prácticamente (la reforma fiscal) va a sacar del juego a muchos productores, entonces lo que vamos a tener es un total decrecimiento en el sector agropecuario que veníamos creciendo sostenidamente en el mercado, a un ritmo de 3 a 7 por ciento, que hoy por hoy no vamos a ver un crecimiento, va a haber una disminución grande del PIB especialmente en la agroexportación de este país.

¿En qué porcentaje aumentan sus costos con la reforma tributaria?

La reforma tributaria, así como la reforma al INSS, las dos vienen a crear un mayor deterioro en la economía debido a que va a disminuir la dinámica que traía esta economía, encima de eso están subiendo los costos de producción a todos los sectores, el cálculo que nosotros tenemos es que habrá un incremento del veinte por ciento en (los costos de producción) los sectores y esto te viene a sacar del juego a muchos productores, sobre todo en la agroexportación.
Nicaragua es un país donde el sector agropecuario representa el ochenta por ciento de las exportaciones ¿qué significa esto?, que somos tomadores de precios en la agroexportación, entonces hoy por hoy esta subida de costos te saca del juego a un montón de sectores.
Te voy a dar un ejemplo en el sector maní un productor necesita sesenta quintales por manzana para pagar sus costos de producción, pero se tiene rendimientos de 58 quintales por manzana, entonces prácticamente el productor manicero está saliendo con un margen pequeño de ganancia, es decir que un productor de maní necesita producir 65 a setenta quintales, entonces prácticamente va salir del juego el productor que no es eficiente.
Claro que en el maní tenés productores de ochenta a noventa quintales por manzanas, pero también tenés a productores de cuarenta a 45 quintales por manzana, el pequeño y el mediano es el más perjudicado con esta reforma tributaria, eso va a incrementar la pobreza debido al decrecimiento en el consumo. Hay estudios amplios en Nicaragua donde dice que cuando hay decrecimiento en el consumo incrementa la pobreza.

Lea también:Plan de producción para el ciclo agrícola 2018-2019 a la medida de Ortega

La reforma aún le permite al productor obtener exoneraciones, pero de manera directa, ¿cuáles son los obstáculos a los que se debe enfrentar?

A un trámite burocrático. Para explicártelo te voy a dar un ejemplo, un productor pequeño en Mulukukú que va a comprar una mochila de fumigar, que antes le costaba 1,400 córdobas, para que consiga la exoneración para esa mochila va a tener que meterse en internet, usar un mecanismo que no entiende, entonces al final termina comprando un producto y no exonerado, entonces el mayor perjudicado es el pequeño productor, el mediano productor y el consumidor, porque el consumidor va a pagar impuesto por un producto que antes no pagaba impuesto.

 

El régimen pretende que ahora sean los productores los que importen sus insumos, ¿tienen capacidad para realizar esas compras en el exterior?

Las importaciones de insumos van a seguir disminuyendo, porque ahora vas a tener que pagar Derecho Arancelario de Importación (DAI), Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), entonces en las maquinarias y productos se pierde la accesibilidad por el costo de los productos. Solo en agroquímicos van aumentar un 32 por ciento, el fertilizante incrementará un 15 por ciento con el IVA, pero el problema que tenés ahí es la accesibilidad del productor para conseguir esa exoneración del IVA, esa carta que te va exonerar para que cuando vayás a comprar a esas casas comerciales, tenés que llevar este documento donde estás exonerado. Ese acceso a esa carta o documento de exoneración es engorroso, es una reforma que no solo viene a atacar el sector agropecuario sino también viene a atacar el mecanismo para acceder a la exoneración. Yo te puedo decir que al paso que vamos te puedo decir que hoy por hoy hemos retrocedido cuatro años (en el agro).

El ciclo agrícola está a las puertas y la banca no está dando crédito por la salida masiva de depósito, ¿cómo se está financiando la agroexportación?

El año pasado la banca pudo financiar todavía la agroexportación en el país, este año lo vemos bien difícil por el incremento de costos que han tenido los diferentes sectores, entonces pierde competitividad y ningún banco te va a prestar para que pierda, hay productores en rubros que son altamente competitivos que sí van a sobrevivir, pero tampoco es que van a sobrevivir en el tiempo. Yo creo que a medida que vaya pasando el tiempo se van creando otros problemas más, en el cual este productor va a ir eventualmente perdiendo mano de obra, van a seguir subiendo los costos, por lo tanto este productor tiende a salirse de este rubro si no llegamos a un acuerdo lo más antes posible.

Lea:A los diputados del régimen no les importa el daño agrícola y se niegan a derogar reforma fiscal

¿Qué dicen los bancos cuándo van a prestar para la siembra?

El financiamiento con el que cuentan los diferentes sectores es mínimo, está el Banpro, el BAC y Bancentro, que se han puesto a la orden pero no están dando las cantidades que verdaderamente necesita el productor.

¿Estos créditos son con comisiones e intereses más altos?

Ahora por ejemplo un préstamo que antes pagaba el ocho o nueva por ciento de interés en el sector productivo, hoy ese préstamo está pagando el 14 o 16 por ciento, entonces no solo tenés el incremento de los costos, por los impuestos y por la reforma tributaria, sino también tenés el incremento del costo de la plata para financiar. Y te vuelvo a insistir ningún productor va a sembrar sabiendo que va a perder y ningún banco le va a prestar a ese productor sabiendo que los costos son demasiados altos; entonces se vuelve más complicado, ellos están seleccionando a sus mejores productores, a sus mejores clientes para el financiamiento, esos son los que están priorizando, pero préstamos nuevos para inversión para lo que es siembra, lo veo bien difícil.

¿A qué nivel ha decaído la asistencia financiera al sector?

Antes de la crisis entre las microfinancieras y el sector de la banca privada podían dar arriba de los mil millones de dólares, estos se han disminuido drásticamente.
Te voy a dar un ejemplo, las microfinancieras trabajaban con una cartera de alrededor de mil millones de dólares, pero el problema que tienen las microfinanciera es que con el problema sociopolítico que tiene Nicaragua muchos financieros internacionales les han quitado ese financiamiento. Entonces si a una microfinanciera le prestaban un millón de dólares, ese millón de dólares venía y se lo daba a los productores pequeños y medianos, este productor le pagaba en un año y esta se lo volvía a quien era su financiero internacional.
Posteriormente una vez que pagaba la microfinanciera a su fondeador, este le volvía a dar esta plata para volver a financiar, era como un fondo revolvente. Hoy por hoy eso no lo están viendo, la mitad de los financieros internacionales han quitado su apoyo a las microfinancieras, por lo tanto ha disminuido el capital para financiar en las microfinancieras, mientras que en la banca el problema que tienen es fuga de capital.

Se ha dicho que para superar esta crisis, es fundamental un acuerdo político. ¿Usted siendo parte de la Alianza Cívica considera que el Gobierno tiene voluntad para resolver esta crisis?

Hasta la fecha no ha mostrado voluntad, si el presidente (Daniel Ortega) y el gobierno quisieran a Nicaragua deberían ponerse la mano en la conciencia y decir es hora, comencemos a cambiar este país y es lo que está pidiendo a gritos el pueblo de Nicaragua, un cambio rotundo, una vuelta de timón donde los nicaragüenses podamos soñar, y podamos tener en un corto y mediano plazo un país que hemos soñado los nicaragüenses, con democracia, con justicia y desarrollo porque deben ir de la mano todos esos elementos. Esperamos que un día el presidente se levante y diga “hoy amanecí con voluntad” y dé solución.