Estar en celdas de máxima seguridad en La Modelo ha afectado a presos políticos

Tomás Ramón Maldonado, Ricardo Baltodano y Carlos Brenes presentan un alarmante deterioro de salud por sufrir enfermedades crónicas y no recibir la debida atención médica

Presos políticos, La Modelo

Familiares de presos políticos denuncian en la CPDH. LA PRENSA/roy Moncada

Tomás Ramón Maldonado, Ricardo Baltodano y Carlos Brenes lucharon contra la dictadura somocista y ahora son presos políticos del régimen de Daniel Ortega, ellos, según sus familiares, presentan un alarmante deterioro de salud por sufrir enfermedades crónicas y no recibir la debida atención médica en el sistema penitenciario La Modelo.

Así fue denunciado este miércoles por sus familias en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), organismo que recordó la obligación del Estado de garantizar la integridad física de todos los privados de libertad.

Julia Bermúdez, esposa de Maldonado, expuso que él padece de diabetes y neuropatía y estar solo en una celda de máxima seguridad lo está afectando física y emocionalmente.

“La última visita que tuve con él me dijo que tenía hongos en sus pies y sabemos que eso es peligroso para un diabético. Me preocupa su estado de salud y más que lo miramos dos veces al mes en la visita y después no volvemos a saber nada de él”, sostuvo Bermúdez, quien es licenciada en pacientes críticos y durante años ha sido su enfermera.

Maldonado es un mayor en retiro del Ejército de Nicaragua, de 64 años, y fue secuestrado por paramilitares y policías el jueves 2 de agosto, pero hasta 22 días después fue presentado como terrorista. Es pastor evangélico y su “pecado” fue orar por los autoconvocados de los tranques de Carazo, ciudad en la que vivía junto a su familia.

El caso del reo político Ricardo Baltodano es similar. Fue detenido el 15 de septiembre, posteriormente acusado de terrorismo y pasa los días en una celda de máxima seguridad, que tiene una medida apenas de 2×3 metros.

“La preocupación como familia es que realmente a Ricardo lo encontramos francamente desmejorado, yo por lo menos salí con algo cruzado en mi garganta porque vos te volvés impotente en esa situación y está más impotente él todavía”, explicó Amparo Baltodano, su hermana.

Baltodano tiene 58 años de edad y es hipertenso, lo que se vuelve crítico al estar en una celda pequeña y con el actual calor de verano. También sufre de artritis y hernia discal y mantiene los ojos inflamados y orina constantemente.

El caso de Carlos Brenes

Carlos Brenes fue capturado a finales de agosto de 2018 en el sector de Peñas Blancas, en su intento de cruzar hacia Costa Rica por el asedio y persecución que era víctima. Brenes en los años setenta fue excombatiente y en las protestas sociales que empezaron en abril pasado se rebeló contra Ortega, el mismo que lo sale abrazando en una mítica fotografía, ambos en sus años de juventud.

Brenes es insulinodependiente desde hace tres décadas y el temor de su familia es que no reciba las dosis que necesita a diario para mantenerse controlado.

Para el abogado de la CPDH, Julio Montenegro, la situación de salud de los tres presos políticos se ha empeorado por la celda en que permanecen, tomando en cuenta las enfermedades crónicas que padecen.

“Estamos hablando que esas personas están en la (celda) 300 y 301 y eso significa el famoso Infiernillo. En reiteradas ocasiones hemos dicho lo mismo: un pequeño espacio de 2×3 metros que a cualquiera, incluso a la persona más fuerte, eso le afecta en su salud”, explicó Montenegro, quien recordó que el régimen del sistema penitenciario es de carácter humanitario y reeducativo, pero que es todo lo contrario y evidentemente hay una violación abierta a los derechos humanos.

Nunca hubo «Golpe de Estado»

Las protestas contra el régimen de Daniel Ortega iniciaron el 18 de abril de 2018 a raíz de una reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), pero el gobierno ha insistido que se trató de un intento de golpe de Estado.
Los organismos internacionales de derechos humanos que han venido al país han recabado información de toda la violencia y han aclarado que las manifestaciones sociales son legítimas y que no hubo intento de golpe de Estado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: