Crisis en Nicaragua deja hoteles casi vacíos en la Semana Santa

Los hoteles de playa tienen menos de 20 por ciento de ocupación, admitió la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Lucy Valenti

Para este año Canatur apenas proyecta unos 390 millones de dólares en ingresos, lo que significará un retroceso de seis años, según proyecciones hechas en febrero pasado. LA PRENSA/ARCHIVO/ LUCÍA VARGAS

A pocos días para las vacaciones de Semana Santa, los hoteles de playa que el año pasado para esa temporada lograron una ocupación del 80 por ciento, ahora tienen menos de 20 por ciento, admitió este jueves la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Lucy Valenti.

Durante años la Semana Santa fue considerada una de las mejores temporadas del turismo, pero este año el sector no cree que sea “buena” como consecuencia del impacto de la crisis política.

Lea además: BCN confirma desastre en inversión extranjera y el turismo en el 2018 por crisis política

“La repercusión de la crisis sociopolítica a nivel regional se conoce bien, te puedo decir que con la gente que he estado consultando en San Juan del Sur, Granada, León, en otros lugares, las expectativas son bien bajas porque no tienen reservas; para esta época en años anteriores ya la ocupación en los hoteles era alta, o estaba prácticamente vendido, ahorita no están teniendo reservas”, dijo Valenti.

René Sándigo, vicepresidente de la Asociación de Pequeños Hoteles de Nicaragua (Hopen), manifestó que en Granada hay poco movimiento del turismo, sin embargo aún tienen la esperanza que en los próximos días mejore.

Puede leer: Hoteles y restaurantes de Nicaragua se preparan para sentir el impacto severo de la reforma fiscal

“La ocupación promedio acá (en Granada) puede andar en un 30 por ciento, eso tomando en cuenta que hay hoteles que tienen cero ocupación y otros que andan arriban del 70 por ciento, que son los que acaparan el mercado, porque están mejor ubicados. En mi caso personal, nosotros tenemos una ocupación del 50 por ciento, cuando en años anteriores ya habíamos vendido las reservas”, dijo Sándigo, quien también es propietario del Hotel Real La Merced de Granada.

El turismo es uno de los sectores más golpeados por la crisis política. Para este año Canatur apenas proyecta unos 390 millones de dólares en ingresos, lo que significará un retroceso de seis años, según proyecciones hechas en febrero pasado.

También: La Calzada, el corazón turístico de Granada, agoniza herida por la represión del orteguismo

En años anteriores se estimaba que a nivel interno se movilizaban en Semana Santa, principalmente a las playas, al menos dos millones de turistas nacionales y extranjeros.

Semana Santa no reactiva turismo interno

Valenti manifestó que pese a que Semana Santa es una época de turismo interno, este tampoco logrará reactivarse debido a la profunda recesión económica que vive el país, que ha afectado a todos los hogares nicaragüenses.

“La expectativa que tenemos nosotros no es buena, porque obviamente es un año en que el sector turístico está todavía en crisis, no se ha mejorado en nada la imagen del país a nivel internacional y hay una crisis económica nacional que está teniendo una repercusión y una reducción drástica en el consumo interno, y eso obviamente afecta el turismo, porque lo primero que se reducen son los gastos en recreación, además del desempleo que ha producido la crisis”, refirió Valenti.

Lea: Turismo nicaragüense pierde valor con la crisis sociopolítica

Se van al exterior

Los pocos nicaragüenses que aún tienen capacidad adquisitiva están apostando por irse al exterior.

Carlos Schütze, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes, dijo que entre marzo y abril la venta de boletos ha aumentado, aunque es menor un 20 por ciento con respecto al año pasado.

“Los vuelos están llenos para salir del país, la gente quiere irse de vacaciones fuera de Nicaragua, algunas personas, las que tienen la capacidad se están yendo de vacaciones a diferentes destinos y el número de personas que va a venir al país se puede sacar por la ocupación de los hoteles, si está es baja te da una idea de cómo va a estar la situación”, confió Schütze.

El sector turístico se ha visto golpeado. Es el caso de Estados Unidos, ya que el pasado 3 de abril el Departamento de Estado renovó su alerta y aconsejó “a los viajeros a que reconsideren su viaje a Nicaragua.

Tarifa en hoteles

René Sándigo, vicepresidente de Hopen, sostuvo que los hoteles han bajado sus tarifas de tal manera, que ahora la habitación más cara en Granada puede costar ochenta dólares por día y el precio más bajo lo tienen los hostales, que antes tenían habitaciones en veinte dólares y ahora se encuentran en seis dólares la noche.

“Ahorita con la reforma tributaria la tarifa debería aumentar, porque incluye desayuno y los productos están más caros; sin embargo, lo que hemos hecho es reducir los descuentos y las promociones para cubrir esa alza”, dijo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: