Recital de versos y música en España por la libertad de los presos políticos

Poetas nicaragüenses leerán versos a Nicaragua y la cantautora Ceshia Ubau sus canciones de su segundo disco "Habría que sembrar girasoles-Gira Europa 2019"

versos, España, presos políticos

El poeta nicaragüense Edgar Díaz, uno de los organizadores, junto a la española Conchi Izquierdo del recital La Voz de Nicaragua, en Alicante, España. LA PRENSA/Cortesía

Nicaragüenses residentes en Alicante, España, anuncian para el próximo lunes 15 de abril el recital La voz de Nicaragua, evento que levantará su voz contra las “injusticias sociales y políticas del régimen Ortega-Murillo contra la población de Nicaragua” a un año de las protestas, explica el poeta Edgar Díaz, uno de los organizadores.

Asimismo se sumaran a las demandas los familiares de los presos políticos que piden la libertad inmediata de estos; así  al reclamo de los nicaragüenses de marchar sin ser reprimidos y por el adelanto de las elecciones, añadió Díaz, autor del poemario «Tiempos de sombras, vientos y espumas», publicado en España, por editorial Nébula.


Los protagonistas de este evento artístico y poético darán espacio significativo a la cantautora nicaragüense Ceshia Ubau, autora del segundo disco «Habría que sembrar girasoles-Gira Europa 2019«. Previo a este evento, el sábado 13 de marzo, Ubau presentará su recital en Alicante (España) en Luz de Luna, Tetería.

Lea además: Gioconda Belli entre los cinco finalistas al III Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa

La voz de Nicaragua, es una actividad, organizada junto a la poeta española Conchi Izquierdo de la Asociación Crisálida (Alicante), SOS Nicaragua Global- Barcelona y SOS Nicaragua Europa, comenta el poeta.

Y conmemorará el primer aniversario de las protestas y explosión social de abril, y en solidaridad con los miles de exiliados en Costa Rica y otros países, incluyendo España.

Díaz  tiene más de tres años de residir en Alicante, ciudad donde viven  más de 100 nicaragüenses, incluyendo exiliados.

También contarán con la presencia de Óscar Strada, presidente de la sede de la Casa de las Américas en Alicante (España) el cual realizará lectura del poema «Barricada» de  Ernesto Cardenal  y una reseña histórica sobre Nicaragua.

Lea además: Revista Abril, “nace de la explosión social que desde abril del 2018 sacude a Nicaragua”

En tanto Conchi Izquierdo leerá el poema “Ah, Nicaragua”, de Gioconda Belli; Maravillas Cano, “Del trópico”, de Rubén Darío; Jerónimo González, “La patria, tú y yo”, de Edgar Díaz; y Juan Ramón Prieto, El cementerio de los pájaros, de Pablo Antonio Cuadra.

Por su parte Díaz, dijo que presentará una ponencia sobre la situación de crisis sociopolítica que han vivido los nicaragüenses entre abril del 2018 y abril del 2019; y proyectará el video sobre el mismo tema.

Le puede interesar: Picasso y la guerra, bajo la lupa en París

La voz de Nicaragua  tendrá por escenario la Universidad de Alicante, el próximo lunes 15 de abril, espacio donde la cantautora nicaragüense Ceshia Ubau  brindará un recital de sus canciones  pertenecientes a su segundo disco «Habría que sembrar girasoles-Gira Europa 2019», en homenaje al poeta Francisco Ruiz Udiel (1977-2010).

Este reúne canciones sobre la crisis, como «Una vela»; y otras sobre Nicaragua como «Las mujeres de mi tierra», «Habría que sembrar girasoles», «Minga Rosa Pineda», entre otras;  y cerrará con «Nicaragua, Nicaragüita» del cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy.

Ceshia Ubau /Twitter

Lea también: Ceshia Ubau: “Una nueva Nicaragua solo es posible con la participación ciudadana”

Para Ceshia la responsabilidad de reconstruir una nueva cultura política y de vivir en sociedad es de todos y no solo de los políticos. Su canción Habría que sembrar girasoles fue grabada en Pampa Home Studio, Heredia, Costa Rica.

Como artista, Ubau, al igual que los cantautores Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy, Alma Rodríguez, Mario Rocha se han unido al coro de voces que demandan la libertad inmediata de los presos políticos, y paz para Nicaragua pero con dignidad y apegada los derechos humanos.


Managua 23 de septiembre 2018. Marcha por la libertad de los presos políticos. LA PRENSA/Archivo/Jader Flores

 

El poeta Edgar Díaz, autor del poemario Tiempos de sombras, vientos y espumas, publicado en España, por editorial Nébula, comparte este poema inédito:

 

La patria, tú y yo

Llevo la patria del mundo bajo mi piel,
en mis venas, en el arte de mi sangre
y en la memoria inmortal de mi nacimiento.

Soy lo que tú quieres: lo que ama el otro,
un poeta que se inventa
una sonrisa para no morir,
para no hacer que se derrumbe
una lágrima sobre tu rostro
como una piedra que se desencaja
de lo alto de un volcán…
Una persona que se corta las uñas del dolor,
—igual que tú—, que se lleva la misma sombra
de su cuerpo por el vacío, le seca los pies,
le pinta los labios, le lava los dientes,
le regala un beso en la frente,
y le lee un cuento fantástico y lleno de esperanza.
Soy como tú, que se peina el cabello con el mismo
reflejo del espejo: el mismo que vive del otro
lado del mar y del instintivo,
el del triángulo imperfecto
y el que aún cuenta hasta cinco
con los dedos de las manos,
como aprendiendo a leer y a contar al estilo de un niño
cuando aprende sus primeras letras y números.

Somos esa patria llena de mapas rotos y sin nombre,
ese mundo donde nos convertimos en huérfanos,
en madres e hijos, la fruta prohibida en un norte errante:
el silencio y el olvido. Somos la patria herida,
el canto cansado, una garganta llena de gritos
de amor, de paz y de flores por la madrugada.
El mundo que no quiere guerras,
ni balas que quieran encarcelar la verdad.

Y, aunque tan jadeantes estemos, somos la misma
patria que llora de impotencia, el pueblo que clama justicia,
el mendigo que pide una limosna en las calles
de la intemperie: ¡clama, grita y abraza al universo
aunque el cielo se quiebre como un cristal en mil pedazos!

Nos parecemos tanto que hasta se me olvida
realmente si soy yo o tú eres yo: nosotros,
ella y aquellos.

A pesar de todo, soy el semejante que escribe
estos versos, este poema por compromiso
conmigo mismo, por amor al arte, a la poesía, contigo;
pero, sobre todo, por nosotros: «por ti y por mí».

Porque siempre seremos esa voz del viento, sin penas
y desnudos ante el reloj de piedra, papel y tijera; que muere
y reencarna, el que calla y habla, el que deja libre y abraza.

Somos lo que somos: un cuerpo vestido
de países, de cartas y continentes,
de palabras y silencio en la mirada,
una llama encendida, una vela
de libros con pedacitos de historias
que se arman como un rompecabezas.

Somos ese cuento interminable, que se inventa
el amor si no existe, que se dibuja un retrato
si no hay artistas, que se escribe un poema sin poetas
y que se concibe un nombre… y que ama
sin condiciones impuestas por el registro civil
o las leyes de la sociedad.

Somos lo que siempre seremos: ¡la palabra de la libertad!

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: