Opinión | La vida entre luces y sombras



La vida entre luces y sombras

En la vida no todo es éxito; existen también fracasos, queramos o no, la vida es un domingo permanente de ramos, cuya meta debe estar siempre puesta en la resurrección

13/04/2019

Durante cuarenta días hemos venido preparándonos para vivir con intensidad los grandes momentos de la muerte y resurrección de Jesús, que es lo que llamamos “Pascua”. Es el paso de la muerte de Jesús a la Resurrección y damos comienzo a estos días sagrados, que no solo debemos reducir a un recuerdo del pasado, sino a hacer también una realidad en nosotros: esa gran fiesta pascual del paso del hombre viejo al hombre nuevo.

El Domingo de Ramos nos sitúa a todos nosotros en aquella entrada de Jesús a Jerusalén donde se iba a llevar a cabo su muerte y su resurrección. La entrada de Jesús a la Ciudad Santa podría chocarnos un poco. ¿Qué pretendía Jesús al entrar en Jerusalén sentado en un borrico? ¿Buscaba el aplauso del pueblo, sus vítores y una aclamación de que era, en verdad, el Mesías, el Señor? (Mt. 21, 8-11).

La verdad es que el Domingo de Ramos es un día claro oscuro. Lo iniciamos con cantos y aclamaciones de victoria que nos recuerdan esa entrada victoriosa de Jesús: “¡Viva el Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!” (Mt. 21, 9). Pero, a renglón seguido, pasamos a leer la narración de la pasión y a escuchar, a esa misma gente que le vitoreaba, gritar: “Crucifícale, crucifícale” (Mt. 27, 22-23).

Empezamos con la ilusión de una vida que triunfa y de pronto sentimos la triste experiencia de la muerte. Y es que no importa que el pueblo vitoree a Cristo; los que traman su muerte, acabarán crucificándolo. Creo que el Domingo de Ramos expresa de una manera muy realista lo que es la vida de todo ser humano. En nuestra vida no todo ha sido éxito, pero tampoco todo ha sido fracasos. No todo ha sido salud, pero tampoco todo ha sido enfermedad. Tenemos que estar siempre preparados para todo: para lo bello y lo odioso de la vida, como lo estuvo Jesús. Así fue la vida de Jesús, una vida como la nuestra, un Domingo de Ramos constante. Él se enfrentó a los éxitos y a los fracasos, y permaneció fiel a su Padre en las palmas y olivos; pero también en los momentos fuertes de su muerte. Por eso, dejarnos conducir solo por los éxitos es pretender una utopía y agobiarnos ante los fracasos es dejarnos caer en los brazos del pesimismo.

En la vida no todo es éxito; existen también fracasos, queramos o no, la vida es un domingo permanente de ramos, cuya meta debe estar siempre puesta en la resurrección. Dice un refrán: “Nadie llega al paraíso con los ojos secos”. Los sentimientos de Jesús eran encontrados entre el gozo y las lágrimas, entre la gloria y la angustia, entre la amistad y la traición, entre la paz y la guerra, entre la confianza y la perturbación. Ha llegado la hora dijo: “Padre líbrame de esta hora, pero sí he llegado para esto, glorifica Tu Nombre” (Jn. 12, 23). Jesús es el espejo en el que siempre tenemos que mirarnos para afrontar nuestra vida como Él la afrontó y permanecer fieles, como Él lo fue en todo momento: en la luz y en la oscuridad, en las sonrisas y en las lágrimas pues la vida es un camino entre luces y sombras.

El autor es sacerdote católico.

...
Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.

Recientes
19/07/2019 11:00 PM

Servir escuchando y escuchar sirviendo

Opinión
Servir escuchando y escuchar sirviendo

Jesús, Su palabra, Su vida, es la escuela permanente para todo ser humano. La vida cristiana necesita de la palabra y la palabra necesita del testimonio de las obras..

19/07/2019 11:00 PM

Después de Somoza…

Columna del día
Después de Somoza…

Expresión de la gran unidad nacional e internacional contra el somocismo era el eslogan “después de Somoza, ¡cualquier cosa!”..

19/07/2019 11:00 PM

Venezuela, otra gran expectativa

Editorial
Venezuela, otra gran expectativa

Lo cierto es que el diálogo y los acuerdos políticos serían la vía más apropiada para salir de la dictadura, también en Venezuela..

19/07/2019 11:00 PM

Podría ser esta vez

Opinión
Podría ser esta vez

Los hechos dicen que otras formas para sacar a Maduro como la intervención militar no están en la agenda de nadie..

19/07/2019 08:56 PM

Estados Unidos sanciona a cuatro militares de contrainteligencia de Venezuela

Internacionales
Estados Unidos sanciona a cuatro militares de contrainteligencia de Venezuela

Los militares fueron sancionados por tener relación con la muerte por presuntas torturas contra el militar Rafael Acosta..

19/07/2019 07:08 PM

Daniel Ortega cierra la puerta del diálogo y dice que se está preparando para las elecciones de 2021

Política
Daniel Ortega cierra la puerta del diálogo y dice que se está preparando para las elecciones de 2021

"En el 2021 vendrán las elecciones. Y nosotros ya estamos preparados para ganar esas elecciones", sentenció Ortega durante su discurso este 19 de julio..

x