Retornan a las cuentas de Caruna más de US$ 2,500 millones en manos de Bancorp tras sanciones de EE.UU.

La decisión de retornar ese dinero a manos de Caruna fue adoptada por la junta directiva de Bancorp en una sesión ordinaria del 19 de febrero de este año

Bancorp

LAPRENSA/ARCHIVO

Más de 2,500 millones de dólares que estaban depositados en seis fideicomisos en poder del Banco Corporativo (Bancorp) retornaron en febrero de este año a manos de la Caja Rural Nacional (Caruna), luego de las sanciones impuestas por Estados Unidos a dicha entidad, revela una auditoría de la firma británica Moore Stephens.

Tras las sanciones de Estados Unidos contra Bancorp el pasado el 8 de febrero, el 20 de ese mes la gerencia general de este banco notificó al representante legal de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Caja Rural Nacional Responsabilidad Limitada (Caruna) que a partir del 22 de febrero “ha procedido a rescindir los seis contratos de fideicomisos suscritos para recuperación de cartera crediticia y administración y recuperación de fondos”.

Lea: Sanciones de Estados Unidos alcanzan a Bancorp, el banco de Albanisa

La decisión de retornar ese dinero a manos de Caruna fue adoptada por la junta directiva del Bancorp en una sesión ordinaria del 19 de febrero de este año, “como parte de un plan de acción de la administración en disminuir el riesgo reputacional del Banco”. La gerencia dio sesenta días plazo a la Caja Rural para que traslade dichos recursos “a la entidad que estime conveniente”.

Hasta el 12 de marzo de este año, este proceso aún continuaba en marcha, revela Moore Stephens, en su reporte de ochenta páginas correspondientes a los estados financieros al 31 de diciembre del año pasado del Bancorp.

Le puede interesar: Régimen de Daniel Ortega autoriza la compra de Bancorp, propiedad de Albanisa, con fondos del Estado

Dos semanas después de que Bancorp notificara a Caruna que rescindiría de la administración de los fideicomisos, el 7 de marzo el régimen de Daniel Ortega ordenó al Estado que comprara la entidad sancionada por Estados Unidos, en una operación que ha sido fuertemente cuestionada por la decisión de la dictadura de destinar 743.05 millones de córdobas del Presupuesto General de la República para pagar la oscura compra.

En una operación nada clara, el régimen decidió transformar Bancorp en el Banco Nacional.

En ese contexto, el 20 de marzo el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, aseguró en su cuenta de Twitter que “los esfuerzos de Ortega y sus amigos para evadir estas sanciones fracasarán”.

Lea: John Bolton, asesor de seguridad de Donald Trump: “Los esfuerzos de Ortega y sus amigos para evadir estas sanciones fracasarán”

Bancorp era considerado el brazo financiero del régimen de Daniel Ortega, donde tenía depositado los más de 2,500 millones de dólares que han ingresado al país en forma de crédito petrolero desde Venezuela y que son manejados al margen del Presupuesto General de la República desde el 2008, cuando se estableció el convenio de cooperación entre Ortega y el fallecido Hugo Chávez.

Estos recursos están siendo perseguidos por Estados Unidos, como castigo por las violaciones de los derechos humanos de la dictadura contra los nicaragüenses tras la brutal represión desatada en abril del 2018 y que le ha costado la vida a más de 325 personas que exigían la salida de Ortega y su esposa Rosario Murillo del poder.

Fideicomisos habían crecido en 2018

Según la auditoría realizada por Moore Stephens, con sede en Londres, entre 2017 y 2018 el monto total manejado en seis fideicomisos había crecido en 7,395 millones de córdobas, 9.96 por ciento, pese al impacto de la crisis política en la economía de Nicaragua que, según el Banco Central, ocasionó que el Producto Interno Bruto se contrajera 3.8 por ciento.

Lea además: Superintendencia de Bancos debe aclarar el origen de Bancorp

En total, Bancorp tenía en fideicomisos de Caruna el año pasado 81,604 millones de córdobas (unos 2,550 millones de dólares) frente a los 74,209 millones de córdobas en el 2017 (unos 2,393 millones de dólares), según la auditoría.

Otra auditoría realizada por Grant Thornton, cortada al 31 de diciembre del 2016 y divulgada el año pasado, reveló que Bancorp se hizo del control de los fondos de la cooperación de Venezuela a través de varias operaciones de fideicomisos entre 2016 y 2017.

Aquí puede leer el proyecto de ley para la constitución del Banco Nacional

El acuerdo en ese momento consistía en que Bancorp administraría los fideicomisos durante 25 años, “más el plazo necesario para la recuperación del crédito otorgado a mayor plazo, siempre que no exceda los treinta años. Una vez vencido el plazo establecido y cancelado el total de las obligaciones a cargo del Fideicomiso el Fiduciario (Bancorp) está obligado a trasladar al fideicomitente (Caruna) el patrimonio fideicomitido”.

Los fideicomisos estaban diseñados para administración y recuperación de fondos, recuperar cartera crediticia privada, recuperar cartera crediticia institucional, programa de viviendas y para recuperar cartera crediticia privada, según un desglose realizado por Grant Thornton.

Puede leer más en: Ley Magnitsky de Canadá amenaza a funcionarios orteguistas

En el 2018, según revela la auditoría de Moore Stephens, Bancorp había absorbido un fideicomiso adicional a los cincos primeros que obtuvo en 2017. Este fideicomiso asciende a 1,571 millones de córdobas. De ahí es que en el reporte actual aparecen seis fondos, es decir, uno más que en 2017.

En el 2018 el fideicomiso que más creció fue el relacionado con recuperación de cartera crediticia institucional, que pasó de 47,423 millones de córdobas a 53,426 millones. Le sigue el de administración y recuperación de fondos, que pasó de 7,987 millones de córdobas a 9,290 millones.

Bancorp intentó escapar de sanciones de EE. UU.

La auditoría de Moore Stephens también revela que Bancorp habría intentado escapar de las sanciones de Estados Unidos, luego de que decidiera en enero cerrar las cuentas de Albanisa y sus subsidiarias tras ser estas castigadas por el Departamento del Tesoro.

Lea más en: Un hombre mata a un joven de un balazo en la cabeza y hiere a otro en el mercado Roberto Huembes

Según la firma británica, el 28 de enero la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, anunció sanciones contra Petróleos de Venezuela y cualquier entidad en la que dicha empresa tuviera, ya sea de manera directa e indirecta, acciones superior al 50 por ciento.

“Esta sanción se extiende a la empresa Alba de Nicaragua (Albanisa) y sus subsidiarias porque PDVSA es dueña del 51 por ciento del total de las acciones de Albanisa”.

Tras ese anuncio, el 30 de enero de 2019, las autoridades del Bancorp procedieron a notificarle a las autoridades legales de Albanisa y a cada una de sus subsidiarias la cancelación de los servicios bancarios y cierre de cuentas, cuyo proceso se tomaría diez días hábiles. Eso implicaría “el proceso de cancelación comercial y programar la entrega de los recursos debidamente conciliados”.

Le puede interesar: Régimen orteguista da a conocer su programa de retorno de nicaragüenses en el exilio

“Al 12 de marzo de 2019, fecha de finalización de nuestra evaluación de eventos subsecuentes y fecha de emisión de la opinión de auditoría, el 100 % de las cuentas de Albanisa y sus subsidiarias se encontraban cerradas”, afirma la consultora Moore Stephens.

Pero ese procedimiento tomado por Bancorp no impidió que las sanciones de Estados Unidos lo alcanzara, por estar ligado a los intereses de PDVSA y Albanisa.

Según el reporte contable, en octubre de 2017 tras las operaciones de traspaso de los fondos de la cooperación de Venezuela al Bancorp, este banco procedió a desligarse de Alba Alimentos y Caruna, que implicó la salida de los representantes de estas empresas dentro de la junta directiva y ahora estas empresas ya no aparecían como “partes relacionadas”.

Bancorp en proceso de registro

Otro elemento que revela la auditoría de Moore Stephens es que aunque hasta el 12 de marzo de este año aún no se publicaba en La Gaceta, diario oficial, la Ley creadora del Banco Nacional, con el que el Estado absorbió Bancorp, “el contrato de venta de acciones del Banco se encontraba en proceso de formalización ante la Notaría del Estado por parte de ambas partes”. El Estado de Nicaragua pagará por este banco 743.05 millones de córdobas en un plazo de cinco años y con una tasa de interés anual del 6 por ciento.

 

81,604
millones de córdobas (unos 2,550 millones de dólares) tenía en seis fideicomisos Bancorp al cierre de 2018, frente a los 74,209 millones de córdobas en el 2017 (unos 2,393 millones de dólares).