Policía Orteguista niega permiso a negocio por «golpista» en Boaco

Restaurante de Raúl Oporta, concejal de Ciudadanos por la Libertad en Boaco, a punto de ser cerrado solo por haber participado en los tranques durante las protestas sociales del 2018

Raul oporta, nicaragua

Raúl Oporta es concejal de Ciudadanos por la Libertad en San Lorenzo, Boaco. LA PRENSA/ CORTESÍA

La Policía Orteguista (PO) argumentó que el restaurante Monolito Quizaltepe, propiedad de Raúl Oporta y ubicado en Boaco, es utilizado para fines “terroristas” y “golpistas”, por lo que negó la renovación del expendio de bebidas alcohólicas, lo que llevaría a la insostenibilidad del negocio, denunció Oporta.

Oporta es concejal de Ciudadanos por la Libertad (CxL) y atribuye este actuar de la PO como una represión por haber ayudado a los tranques del empalme de Boaco en el contexto de las protestas sociales del 2018.

La resolución que brindó la Policía Orteguista a Raúl Oporta indica que “quiere utilizar el local como punto de reunión con el único objetivo de dar continuidad a los actos terroristas, así mismo reactivar los tranques con propósitos golpistas”.

“Ellos bien saben que yo no podría asumir los costos de ese centro recreativo sin vender licor. Me están obligando a que yo lo cierre, porque me van a llevar a una inestabilidad por sostenimiento”, declaró Oporta.

Para el concejal de CxL, el asedio que sufre por parte de la PO no es de ahora, sino de “hace años”, por ser una voz crítica al régimen de Daniel Ortega.


La Policía Orteguista entregó a Oporta una resolución de dos hojas tamaño legal, donde le indica que el lugar se utilizaba para fines “golpistas”. LA PRENSA/ CORTESÍA

Lo tenían en la mira

El último episodio que tuvo con la PO fue en agosto del 2018, cuando lo apresaron por apoyar los tranques. La juez local del municipio de San Lorenzo, Mayra Chaverry Rojas, dictó prisión preventiva de casa por cárcel y en diciembre fue condenado a dos años de prisión por los cargos de destrucción a la propiedad pública, adjudicándole la destrucción de un rótulo del gobierno.

Ante el fallo dado, Oporta se vio obligado a exiliarse y resguardar su vida. “Cuando revientan los tranques ellos aprovechan mi apoyo y me acusan de ser jefe de cinco tranques y de destruir un rótulo alusivo a la pareja presidencial”, relató Oporta.

Y agregó: “Ellos arman todo para obtener una condena y es un hecho que yo no fui”.

Además: Líderes campesinos permanecieron cercados por la Policía Orteguista y paramilitares en Ocotal

Cierre de negocio alarga la lista de desempleo

Raúl Oporta indicó que la única opción que le queda ahora es cerrar, dejando en el desempleo a 12 personas, sin incluir a las personas que contrataba por eventos.

“Ellos hacen descaradamente sus alegatos, se convierten en jueces, me acusan y condenan. Se extralimitaron con sus resoluciones de dos hojas”, expresó. La resolución no da lugar a apelar.

En cuanto a las pérdidas económicas, Oporta dijo que está trabajando en el inventario para cuantificar lo que sería la pérdida real, aunque se arriesgó a decir que dejará de percibir más de mil dólares por mes.

El centro recreativo fue inaugurado en el 2013 y cuenta con piscinas y toboganes. Según Oporta, el negocio cerraría después de Semana Santa. Hasta el momento, Oporta no había sufrido este tipo de problemas con el negocio “golpista”.

Puede leer: Crisis provocará más despidos en 22 actividades económicas de Nicaragua

Argumento absurdo

Rodolfo Quintana, abogado del partido político Ciudadanos por la Libertad, dijo que la resolución tiene “argumentos absurdos” y esta acción no es más que otra manera de reprimir a las personas que se han unido a las protestas en contra del régimen de Daniel Ortega.

“Este es un ejemplo de los casos de persecución judicial que tienen que ser resueltos, al igual que el de los presos (políticos)”, expresó Quintana.

Para el abogado, este es un caso perdido porque la Policía “ha dejado de impartir justicia”.