Messi rompe el maleficio del Barça que vuelve a las semifinales europeas

Liderado por un Lionel Messi deseoso de reconquistar el cetro europeo, el FC Barcelona rompió este martes su maleficio en cuartos de final

Messi sobresalió ante el United. LAPRENSA/ EFE

Liderado por un Lionel Messi deseoso de reconquistar el cetro europeo, el FC Barcelona rompió este martes su maleficio en cuartos de final de Liga de Campeones imponiéndose 3-0 al Manchester United (4-0, global) con dos goles del astro argentino.

Tras un inicio titubeante de su equipo, Messi salió al rescate con dos tantos (16, 20) que, sumados a otro de Coutinho (61), solventaron la eliminatoria.

En semifinales cuatro años después, los azulgranas esperan rival entre Liverpool y Oporto (con ventaja de 2-0 para los ingleses en la ida), con la misión de mantener el listón del fútbol español que, tras cinco años de hegemonía en la Champions, solo tiene un representante entre los ocho mejores de Europa.

Lea también: Un descarado Ajax deja sin el sueño de la Champions a la Juve de Cristiano

Pese a su mediocre temporada en la Premier League (6º) y la derrota por 1-0 en la ida, los ‘Diablos Rojos’ dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer solo tardaron 40 segundos en acercarse peligrosamente al arco de Marc-André Ter Stegen, con un disparo de Marcus Rashford al larguero después de un pase de Paul Pogba, la primera de varias incursiones inglesas al área azulgrana.

Cuando los fantasmas de Roma (eliminación el año pasado tras perder 3-0, después de llevar un 4-1 a favor de la ida) empezaban a sobrevolar el Camp Nou, apareció Messi para cumplir su promesa de pretemporada de darlo todo para llevar de nuevo la Champions a Barcelona.

Podría interesarle: Edward Morillo y Lucas Dos Santos: la mejor pareja ofensiva del Torneo de Clausura

Otra celebración

Tras el tercer gol y con la eliminatoria sentenciada pese a quedar media hora por delante, la afición local pudo celebrar un tanto más, el segundo del Ajax ante la Juventus de Cristiano Ronaldo, de ingrato recuerdo en el Camp Nou por su pasado madridista, que supuso la eliminación italiana en el otro cruce de cuartos (2-1, 1-1).

Noche redonda pues para el Barça y para Messi que, con el título de Liga casi asegurado y clasificados para la final de la Copa del Rey ante el Valencia, puede centrarse plenamente en la competición europea para hacerse con la sexta Champions del club y la quinta del argentino.