Recesión económica afecta el mercado de seguros

Giancarlos Braccio, vicepresidente de la Asociación Nicaragüense de Aseguradoras Privadas (Anapri), sostuvo que esto se debe a dos factores: la contracción económica y la restricción del crédito por parte de la banca nacional.

En los tres primeros meses del año hubo un aumento en el pago de siniestros y una disminución en la venta de seguros. LAPRENSA/ARCHIVO

La profunda recesión económica que vive el país ha provocado una caída en diversos sectores, del que no se salva el mercado asegurador, que hasta el primer trimestre del 2019, las cinco aseguradoras que integran el mercado local habían colocado en primas (ventas de seguros) 1,713 millones de córdobas, un 5.5 por ciento menos que en 2018, cuando se vendieron 1,818 millones de córdobas en primas, según datos publicados por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif).

Giancarlos Braccio, vicepresidente de la Asociación Nicaragüense de Aseguradoras Privadas (Anapri), sostuvo que esto se debe a dos factores: la contracción económica y la restricción del crédito por parte de la banca nacional.

“En primera instancia las primas (ventas de seguro) de auto se han caído, la razón básica es que los bancos no están dado financiamiento, entonces lo que se está haciendo es renovar la cartera de la gente que tiene carro y que lo tienen asegurado, y si ves una caída (en las aseguradoras) es más que obvio porque aquel auge que se tenía financiando automóvil no está bien en este momento, por la situación de la crisis sociopolítica, y tiene que ver porque no hay nadie financiando y lo poco que se vende es en efectivo, entonces vas a ver esa caída”, dijo Braccio.

Recientemente fuentes del sector automotor dieron a conocer que las ventas de vehículos han caído un 85 por ciento, lo que los aproxima a la “quiebra”. La caída en las ventas de vehículos también concuerda con el desplome de las importaciones de automotores, que sufrieron una caída entre el 60 y 76 por ciento, esto como consecuencia del alargamiento de la crisis y el impacto de la reforma tributaria. Esto a su vez afecta el mercado de seguros.

Lea: Mercado de seguros en Nicaragua creció lento en 2018 en medio de la recesión económica

Crecen los siniestros

Mientras la venta de seguros disminuye, el pago por siniestro ha aumentado, hasta marzo de 2019 se han desembolsado 656 millones de córdobas para cubrir los siniestros totales, es decir, 82 millones más de lo que pagaron en el mismo período del año pasado.
Este incremento equivale a 14.2 por ciento, lo que presiona las finanzas de las aseguradoras.

Braccio manifestó que en el caso contrario a las primas, la siniestralidad se ha venido incrementando.

“La siniestralidad sí se ha venido disparando por exceso de velocidad, habría que ver las estadísticas que está sacado la Policía, las propias nuestras han sido por exceso de velocidad e imprudencia, pero en el resto de mercado no estoy tan claro”, dijo Braccio.

Cabe destacar que ahora se desconoce el comportamiento de las primas y siniestros en los diferentes segmentos, porque la Siboif desde el 1 de enero de 2019 adoptó oficialmente un nuevo marco contable, que considera las normas internacionales de información financiera (NIIF) y las normas prudenciales como guía contable para presentar sus estados financieros, de tal manera que ahora no hay un desglose de categoría.

Lea:Aseguradoras pagaron más en la siniestralidad del seguro de incendio y líneas aliadas

Los seguros se dividen en dos categorías grandes: seguros de personas y patrimoniales.

Dentro del segmento de seguros de personas hay cobertura de pólizas de vida, salud, accidentes, previsionales rentas y microseguros de persona.

En los seguros patrimoniales están incendio y líneas aliadas, automóviles, ingeniería, transporte, agropecuario, seguro bancario, crédito, responsabilidad civil, fidelidad compresiva, desempleo, entre otros.

Cae de reserva de contingencia

Por otra parte, las estadísticas estatales revelan que las reservas que tienen las aseguradoras han mermado. En marzo del 2018 la reserva catastrófica que tenía el mercado asegurador era de 22.3 millones de córdobas y este año disminuyó a 20.4 millones de córdobas, es decir, hubo una contracción de 8.6 por ciento.

Lea:Daños por protesta en Nicaragua todavía tienen cobertura

“Las reservas catastróficas tienen que ver con los activos de incendios en su gran mayoría, que te protegen a la hora de una catástrofe, pero como el mercado viene decadente, no tenés los volúmenes de primas que tenías el año anterior, entonces obviamente vas a ver una disminución de la reserva catastrófica, pero es producto de la crisis, para ponerte un ejemplo, estaba asegurando un edifico que tiene una póliza de incendio pero también una proporción catastrófica a la hora de un terremoto, pero al final el edifico decide que no lo quiere asegurar, entonces cuando no lo aseguras liberas reservas catastróficas, porque cuando el mercado se cae, se cae todo”, detalló Braccio.

Comportamiento en el 2018

En el 2018 la colocación de primas de seguro creció 6.76 por ciento con respecto a 2017, el pago por siniestros aumentó 3.39 por ciento, según revelan datos de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif).

El año pasado en total las cinco compañías locales pagaron 3,090.96 millones de córdobas por siniestros, superior a los 2,989.39 millones en el 2017.

Mientras que en la venta de seguros, se observa un crecimiento del 6.76 por ciento, lo que significó para las aseguradoras una colocación de 7,065.91 millones de córdobas al cierre del 2018, es decir, 447.8 millones de córdobas más que en el 2017.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: