Represión policial a marcha «Todos somos abril» deja más de 60 detenidos

Según la organización Articulación de Movimientos Sociales las detenciones se efectuaron en distintos puntos de la capital donde se concentraron los manifestantes

Abixael Mogolón

El periodista de Artículo 66, Abixael Mogollón fue detenidos y posteriormente liberado por la Policía Orteguista. LA PRENSA/Jader Flores

Al menos 67 personas fueron detenidas este miércoles en Nicaragua durante el intento de marcha «Todos somos abril» contra el régimen de Daniel Ortega en Managua, ya que fue bloqueada por policías antimotines y paramilitares armados.

Mientras centenares de policías antimotines  y patrullas policiales rodearon a un grupo de autoconvocados, entre ellos Juan Sebastian Chamorro, Valeska Valle, miembros de la Alianza Cívica y otros miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), en el sector de la Fise Bancentro, donde se estaban reuniendo para salir a marchar; otros policías orteguistas se dedicaban a detener e intimidar a todo grupo de manifestantes que veían en las vías cercanas a la rotonda Centroamérica de donde saldría la marcha.

Los arrestos se dieron en el sector de dónde fue el Quetzal en Carretera a Masaya, donde estaba otra parte de los autoconvocados concentrados para marchar hacia el sector de Metrocentro, pero no pudo salir debido a la presencia de la policía orteguista.

Lea además: Así te contamos lo que paso en la manifestación “Todos somos abril”

También hubo detenciones en el sector del Teresiano y del BAC rumbo a Metrocentro, ya que los marchistas no lograron ni siquiera llegar hasta la rotonda Centroamérica, por la desmedida presencia policial que desde tempranas horas fue tendida en la calle y mantuvo patrullaje por la capital.

Entre los detenidos figuró el periodista Abixael Mogollón, de la plataforma noticiosa «Artículo 66», quien fue capturado mientras transmitía en vivo en el sector donde quedaba el Quetzal en la Centroamérica. Junto a él fueron detenidas dos mujeres aún no identificadas. Mogollón fue liberado horas más tarde.

Puede leer: Estados Unidos anuncia nuevas sanciones contra Bancorp y Laureano Ortega Murillo

«Los antimotines le cayeron encima, pese a que él se identificó como periodista y les explicó que sólo estaba haciendo su trabajo», denunció el director del medio digital, Alvaro Navarro.

Según Navarro, al periodista lo golpearon y le robaron el equipo.

La marcha «Todos somos Abril» terminó en plantones en diferentes puntos de la capital, ante la represión policial. Con esta protesta cívica  se conmemoró el primer aniversario de las protestas antigubernamental, cuya represión ha dejado al menos 325 muertos, cientos de heridos, más de 700 presos políticos y 62 mil exiliados, según la Organización de Naciones Unidas.

A eso de las 3:00 p.m. el grupo de manifestantes que estaban acorralados en el sector de la Fise, lograron salir de grupo en grupo en vehículos.

También: El 2018, un año de marchas contra la tiranía en Nicaragua

Cientos de policías se desplegaron en la capital para impedir que la gente llegara al punto de reunión de la marcha en la rotonda Centroamérica.

A pesar del asedio policial, los pobladores lograron manifestarse en diferentes puntos de la capital, entre ellos, la Catedral de Managua, el edificio BAC y el colegio Teresiano. De igual manera los otros grupos de protestantes  salieron en vehículos de los puntos donde la policía orteguista  los tuvo acorralados casi por cuatro horas.

Alianza Cívica rechaza violencia del régimen

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia condenó la violencia que ejerció el régimen orteguista este miércoles contra los autoconvocados y aseguró que esta acción «entorpece la construcción de una salida pacífica y democrática al conflicto sociopolítico que vive Nicaragua».

«Nuevamente se han violentado los derechos de libre expresión, de libre concentración, se ha violentado la Constitución y los acuerdos del 29 de marzo de 2019 firmados por la Alianza Cívica y el mismo Gobierno», aseguró la organización a través de un comunicado.

Además afirmó que «la represión es la expresión del miedo al pensamiento diverso, y que cuestiona. El régimen le teme al nicaragüense que piensa y actúa libremente. Hoy el régimen expresó su temor, hoy repitió su patrón represor. Lo hizo hoy, cuando conoció de las sanciones a su régimen familiar».

La Alianza se refiere a las sanciones que impuso Estados Unidos contra Laureano Ortega Murillo, hijo de la pareja dictatorial, por estar involucrado «en una basta red de corrupción» y lavado de dinero. También fue sancionado el Banco Corporativo (Bancorp), recientemente comprado por el régimen orteguista.

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: