Estados Unidos sancionará a los países que compren petróleo a Irán

Uno de los países afectados, Turquía, prometió desobedecer la orden de Washington, que provocó un estallido de los precios globales

petroleo, Iran

LA PRENSA/AFP

Estados Unidos anunció este lunes que empezará a imponer sanciones a todo país, incluyendo aliados como India, que compre crudo a Irán,  en un nuevo paso en su lucha contra Teherán que podría tensar sus relaciones internacionales.

Las sanciones fueron tildadas por Irán de «ilegales», «puesto que las sanciones en cuestión son ilegales por principio, la República Islámica no daba ni da ningún valor ni credibilidad», señaló el ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado. Irán seguirá «conversando permanentemente» sobre este tema con sus socios, particularmente los países europeos, añadió el ministerio.

Uno de los países afectados, Turquía, prometió desobedecer la orden de Washington, que provocó un estallido de los precios globales, aunque el presidente Donald Trump dijo que Arabia Saudita y otros aliados de Washington «más que compensarán» la caída de la oferta petrolera.

Lea además: ¿Qué busca Daniel Ortega con los enemigos diplomáticos de EE.UU.?

Con estas medidas, que específicamente ponen fin a las exenciones que permitían a ocho países seguir comprando crudo a Irán, Trump busca «llevar a cero las exportaciones» de petróleo iraní y «privar al régimen de su principal fuente de ingresos», anunció la Casa Blanca.

Las amenazas de sanciones abren un nuevo frente de fricciones en las relaciones ya tensas de Washington con Pekín y Ankara.

Puede leer: Sanciones a Irán: cuáles son los 8 países que pueden comprar petróleo a Irán (y qué riesgos tendría de no hacerlo)

«No aceptamos sanciones unilaterales e imposiciones sobre cómo estableceremos relaciones con nuestros vecinos», aseguró en respuesta a la amenaza estadounidense el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, que añadió que la medida no ayudará a la «paz y la estabilidad regional». La medida es especialmente delicada para India, aliada estratégica de Washington y tercer importador mundial de crudo, que ya enfrenta presiones de Estados Unidos para dejar de comprar petróleo a Venezuela, en la lucha de Trump para derrocar al mandatario Nicolás Maduro. «Si no respetan esto, habrá sanciones», advirtió el secretario de Estado, Mike Pompeo. «Tenemos la intención de aplicar las sanciones», insistió.

Los otros cinco países sancionados -Japón, Corea del Sur, Taiwán, Italia y Grecia- ya han reducido drásticamente sus compras de crudo iraní.

También: Miles de iraníes protestan contra la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear

La cancillería de Corea del Sur aseguró en un comunicado que está en consultas con Estados Unidos y que hará «lo posible» para «renovar la exención» hasta la semana próxima, cuando expira el plazo dado.

Aumento de la presión

Esta decisión del gobierno de Trump es su último paso en el aumento de la presión que desde el año pasado ejerce contra Teherán, cuando abandonó unilateralmente el acuerdo nuclear firmado en 2015 entre potencias occidentales y la República Islámica. Su retiro conllevó el restablecimiento de sanciones de Washington contra Irán, decisión apoyada por Arabia Saudita e Israel. A la medida le han acompañado amenazas a los países que sigan comercializando con Irán.

La prohibición de comprar petróleo iraní era la principal medida de esas sanciones, aunque Washington otorgó exenciones por seis meses a ocho gobiernos, al considerar que el mercado mundial no podía aguantar una brusca eliminación de las ventas de crudo iraní.

El Ministerio de Asuntos Exteriores iraní aseguró que las sanciones eran «ilegales» desde el principio.

La decisión ocurre dos semanas después de que Washington incluyera a los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de la república islámica, en su lista negra de organizaciones «terroristas».

Lea: 3 razones por las que Donald Trump decidió sacar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán

La campaña de Estados Unidos contra Irán busca poner fin a las «actividades desestabilizadoras» de Teherán en Medio Oriente, principalmente en Líbano a través del movimiento chiita Hezbolá, en Yemen a través de los rebeldes hutíes y en Siria por su apoyo al régimen de Bashar al Asad.

Arabia Saudita va a «estabilizar» el mercado

«Estados Unidos, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, tres de los productores energéticos más grandes del mundo, con nuestros amigos y aliados, se comprometen a garantizar que los mercados mundiales de petróleo sigan adecuadamente suministrados», anunció la Casa Blanca.

Irán obtuvo 52,700 millones de dólares por exportaciones petroleras en 2017, antes de que Washington retomara las sanciones, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Además: Estados Unidos y Francia defienden un “nuevo acuerdo” con Irán sobre política nuclear

Expertos predicen que muy difícilmente las exportaciones iraníes llegarán completamente a cero, pues siempre existirá un mercado negro.

Los precios saltaron desde que el anuncio de la decisión estadounidense empezó a circular por los medios. El WTI, referencia en Estados Unidos, ganaba 2.2 por ciento y se situaba en los 65.39 dólares para entrega en mayo poco después de la apertura de los mercados.

En respaldo a los comentarios de Trump, el ministro saudita de Energía, Jaled al Falih, dijo que Riad va a «estabilizar» el mercado.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, fiel aliado de Trump en su lucha contra Teherán, se congratuló por la decisión de Washington, que consideró de «importancia capital para reforzar la presión sobre el régimen terrorista iraní».

Además: Cómo se frenó la hiperinflación en Venezuela (y por qué no es tan buena noticia como parece)

«La administración Trump y nuestros aliados están determinados a sostener y ampliar la campaña de máxima presión económica contra Irán para poner fin a la actividad desestabilizadora del régimen que amenaza a Estados Unidos y a nuestros socios y aliados, así como a la seguridad en el Medio Oriente», indicó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: