Acusan a la Policía Orteguista de asesinar a un joven en un retén de Masaya

Mario López Carballo fue asesinado este sábado cuando viajaba como pasajero en un motocicleta. El conductor del vehículo asegura que cuatro sujetos con ropas oscuras y boinas le dispararon

La Policía Orteguista llamó a la madre e la víctima asegurandole que tenían al supuesto autor del crimen contra su hijo. LA PRENSA/ARCHIVO/Noel Gallegos

Pobladores del municipio de San Juan de Oriente en Masaya este domingo le dieron el último adiós al artesano Mario Josué López Carballo, de 26 años, asesinado en un retén policial la madrugada del sábado cuando viajaba como pasajero de una motocicleta.

Lea además: Fallece papá de preso político de Tipitapa

Mario Pupiro manifestó que regresaba de un bar junto a su amigo y observaron un primer de retén de policías en Diriá. Afirmó que no se detuvo y decidió acelerar porque no portaba los documentos de la moto y su acompañante no llevaba el casco.

Pero a los pocos metros lo esperaba un segundo retén conformado por cuatro sujetos con ropas oscuras y boinas.

Puede leer: Policía Orteguista secuestra y posteriormente libera a preso político Fredrych Castillo

Los elementos les realizaron tres detonaciones y López Carballo cayó al pavimento al recibir un disparo en la espalda. Inicialmente Pupiro estuvo retenido.

“Son tranqueros”

“Cuando lo sueltan a él (Pupiro) la Policía me llama y me dijo: ‘Ya tenemos al que mató a su hijo, era un señor de 55 años que andaba por aquí y comenzó a disparar’”, afirmó Silvia Carballo, madre de la víctima.

Incrédula por la versión, doña Silvia les refutó: “Pero por qué, si yo sé que fueron policías, ustedes fueron los que mataron a mi hijo y paramilitares que estaban presentes”. No obstante, el oficial le contestó: “Nosotros no somos como ustedes asesinos, terroristas y tranqueros”.

También: Líderes campesinos permanecieron cercados por la Policía Orteguista y paramilitares en Ocotal

“Ellos fueron, los policías, que mataron a mi hijo. Y han andado rondando una Hilux cerca de mi casa. Yo no soy ningún delincuente. Tu mismo temor te hace mandar a los perros tuyos a rondar mi casa. Yo no tengo armas. Yo quiero trabajar, soy un artesano que quiero sobrevivir de esta desgracia que tenemos en Nicaragua”, expresó Francisco López Gallegos, padre del asesinado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: