Procesiones de Semana Santa se vistieron azul y blanco

Pese a la represión del régimen, los ciudadanos mostraron su fe con rebeldía durante la Semana Santa para exhibir de distintas maneras los símbolos patrios

Una enorme bandera fue exhibida por los fieles católicos durante una procesión del viacrucis en Managua, con lo cual los ciudadanos mostraron su valentía ante el régimen que ha prohibido el uso de la Bandera Nacional. LA PRENSA/ O. NAVARRETE

Pese a la represión del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, de suprimir el derecho a la manifestación pública y criminalizar el derecho a exhibir la Bandera Nacional azul y blanco, los ciudadanos mostraron su fe con rebeldía durante la Semana Santa para exhibir de distintas maneras los símbolos patrios.

“Vengo con mi bandera azul y blanco junto a mi familia ante Jesús crucificado. Espero que la dictadura no ataque la procesión del viacrucis, en donde recordamos el martirio de Jesús, martirio que hoy vivimos en esta Nicaragua crucificada”, dijo una feligrés, mientras participaba en el viacrucis penitencial en Managua.

Lea además: “No se negocia la libertad, ni la vida”, dice monseñor Silvio José Báez durante su última misa en Nicaragua

La sangrienta represión orteguista que cumplió el primer aniversario este 19 de abril coincidió con el Viernes Santo de la religión católica, cuando en todas las iglesias se realizan actividades religiosas para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Las banderas de Nicaragua y de la Iglesia católica ondean en lo alto de la Catedral de Managua. LA PRENSA/Oscar Navarrete

Por ello las procesiones, misas, viacrucis y otros eventos religiosos estuvieron marcados con símbolos de la resistencia nicaragüenses. Banderas azul y blanco, globos de ambos colores, pancartas con fotografías de algunas de las 325 personas asesinadas por el régimen desde el 18 de abril de 2018, camisas con consignas y mensajes alusivos a la gesta de abril, se confundieron con los símbolos propios de la fe católica pese al asedio policial a estos eventos.

Los templos católicos también se sumaron a la inédita protesta social: altares adornados con flores azul y blanco, banderas de Nicaragua ondeando en las parroquias y algunos sacerdotes vistieron las imágenes de Jesús y María de azul y blanco, mientras los campanarios sonaban y desde sus torres se soltaban globos con los colores de la patria.

Puede leer:Papa Francisco: “Encontrar una solución pacífica y negociada en beneficio de los nicaragüenses”

El gesto de rebeldía desafió a la descarnada escalada represiva del régimen, que mediante la Policía Orteguista y grupos paramilitares persiguen y capturan a quienes usen públicamente la Bandera Nacional.

El terror que ha ejercido el régimen ha provocado miedo en los pobladores, quienes se tapan el rostro para exhibir la bandera y no ser identificados.

Los jóvenes también criminalizados por el régimen retaron a las fuerzas policiales de la dictadura al portar en sus manos la bandera. LA PRENSA/Oscar Navarrete

“Por favor, no tomen fotos de mi rostro”, pidió una joven en el viacrucis de Managua del viernes 19 de abril, pese a que su rostro va cubierto con una pañoleta azul y blanco.

Un grupo de jóvenes se hace acompañar de una inmensa bandera azul y blanco durante la actividad religiosa y gritan justicia y libertad por Nicaragua. “¡Viva Nicaragua libre!”, gritan mientras extienden la bandera, en medio de un sol inclemente que los ciudadanos ignoran para exhibir el principal símbolo de la patria, junto a cruces con los nombres de las víctimas de la masacre.

También: Nicaragüenses en el exterior conmemoran el aniversario de la lucha cívica

La madre de un joven asesinado el 13 de julio pasado, viste de azul y blanco en una procesión. “Yo he venido a manifestarme con mi bandera y demandar justicia por mi hijo que fue asesinado por esta dictadura”, expresó Susana López, madre de Gerald Vásquez. El joven de 19 años perdió la vida de un tiro en la cabeza disparado por un francotirador orteguista, mientras se refugiaba en la iglesia Divina Misericordia, tras protestar en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN).

protestas Managua

“La única arma que mi hijo cargó fue su camisa, su bandera azul y blanco, y un viva Nicaragua libre, pero el régimen lo criminalizó y lo asesinó. Yo me siento orgullosa de mi hijo, aunque me duela que ya no esté conmigo”, expresó la madre de Gerald.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: