Decretan prisión preventiva contra un hombre que asesinó a un comerciante en El Cuá, Jinotega

Marvin Jarquín Moreno fue hallado muerto en el pasado 14 de febrero en la zona del Macizo de Peñas Blancas y con múltiples heridas de arma blanca

El Cuá

Uno de los crímenes se dio en El Cuá, Jinotega. LA PRENSA

Yorling Malkiel Blandón López, de 23 años, tendrá que permanecer preso mientras es procesado en Jinotega por el delito de asesinato y robo agravado en perjuicio de Marvin Antonio Jarquín Moreno, de 22 años, quien fue acuchillado en la zona del Macizo de Peñas Blancas, jurisdicción del municipio El Cuá. Jarquín se dedicaba al comercio ambulante de ropa en la zona.

Puede leer: Capturan al hombre que degolló a su pareja y la enterró en una vivienda en León

Así lo determinó el titular del Juzgado de Distrito Penal de Audiencias en Jinotega, Carlos Molina, quien admitió la acusación sostenida por el Ministerio Público en contra de Blandón, imponiéndole la medida cautelar de prisión preventiva y programando la audiencia inicial del proceso para este 26 de abril.

Por el crimen, ocurrido el 13 de febrero recién pasado, la Fiscalía también acusó a José Esteban Blandón Ferrufino, quien sigue prófugo, aunque hay una orden de captura en su contra.


Wiwilí, El Cuá y San José de Bocay: el triángulo de violencia en las montañas de Jinotega


Tenía cuatro años vendiendo ropa

Jarquín residía en el barrio El Progreso del caserío La Mora, al norte del municipio matagalpino El Tuma-La Dalia, de donde salió a las 8:00 a.m. del 13 de febrero para ir a vender ropa al sector conocido como La Manzana, en el Macizo de Peñas Blancas, al límite con el municipio El Cuá. Sin embargo, fue hallado muerto en la tarde del 14 de febrero, presentando múltiples heridas de arma blanca.

Lea además: Asesinan a un hombre de varios golpes en la cabeza en Estelí

En aquella ocasión, Jorge Alejandro Bravo, tío de Jarquín, dijo a investigadores policiales que su sobrino tenía al menos cuatro años yendo a ese sitio para vender ropa. Según la acusación de la Fiscalía, Jarquín fue interceptado por los dos acusados, quienes lo intimidaron con cuchillo y machete para robarle diez mil córdobas en efectivo, un celular y un bolso con prendas de vestir de distintas marcas, estilos y precios que Jarquín andaba vendiendo.

Una vez ejecutado el robo y “para evitar que la víctima los denunciara”, refiere la acusación, Blandón López presuntamente recogió un trozo de madera con el que derribó a Jarquín, asestándole un garrotazo en la cabeza. Por su parte, Blandón Ferrufino, con un cuchillo, asestó una estocada en la cabeza y cinco más en la espalda al comerciante, provocándole la muerte.

También: Una mujer señala a su pareja de matarle a su hijo en Ocotal

El asesinato Jarquín fue uno de, por lo menos, 27 crímenes de etiología homicida registrados durante el primer trimestre de este año en el departamento de Jinotega, pero es apenas el quinto caso que ha sido resuelto y judicializado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: