Banco Nacional está muerto financieramente tras las sanciones de Estados Unidos

Estados Unidos le impuso su lápida el 17 de abril, cuando decidió sancionar al Banco Corporativo (Bancorp SA), y en la misma lo identifica también con su nuevo nombre.

Bancorp

Así lucían la semana pasada las oficinas de Bancorp luego que Estados Unidos ampliara sus sanciones en su contra. LA PRENSA/ARCHIVO

El Banco Nacional, que Daniel Ortega obligó a los nicaragüenses a comprar por 23 millones de dólares, está muerto financieramente. Estados Unidos le impuso su lápida el 17 de abril, cuando decidió sancionar al Banco Corporativo (Bancorp SA), y en la misma lo identifica también con su nuevo nombre.

Analistas señalan que si Ortega decide operativizar el Banco Nacional, este no podría hacer transacciones con ninguna otra entidad, por lo que consideran que incorporar al Presupuesto General una deuda por 23 millones de dólares, que fue lo que costó comprar al Bancorp, significará para los nicaragüenses una “estafa”.

“Los nicaragüenses pagaremos el cascarón (del Bancorp) a costa del presupuesto. Hasta que dejen el poder sabremos de qué tamaño es la estafa, pues por hoy no hay manera de saber cuánto valía en realidad el banco”, afirma el analista y economista Enrique Sáenz.

Le puede interesar: Retiran rótulos y logotipos de Bancorp tras sanciones

A criterio del excontralor Agustín Jarquín Anaya, el gobierno de Daniel Ortega debe estar consciente de que el Banco Nacional “no funcionará. Su objetivo, parece, es tratar de salvar el ‘patrimonio’ del Bancorp y posiblemente ‘estatizar’ (o ‘nacionalizar’) el adeudo petrolero con Venezuela”.

Según una auditoría realizada por la firma británica Moore Stephens publicada la semana pasada, Bancorp cerró las cuentas de Albanisa y sus subsidiarias en enero pasado, así como finiquitó con antelación seis fideicomisos por más de 2,500 millones de dólares que había adquirido de la Caja Nacional Rural (Caruna), que hasta 2017 manejaba de forma oscura la cooperación petrolera venezolana con Nicaragua.

El 51 por ciento de las acciones de Albanisa es de PDVSA, sancionada por EE. UU.

Lea además: Régimen de Daniel Ortega aún no oficializa la compra del Bancorp

Sáenz señala que las sanciones de Estados Unidos complican “aún más a este ‘Banco’ (Nacional), cuyo irregular, oscuro y precipitado nacimiento hace mes y medio, de por sí ya estaba complicado, no podrá hacer transacciones con nadie”.

Además de violentar las sanciones impuestas a Rosario Murillo y otros funcionarios, al prestarles servicios financieros, Estados Unidos señaló que Bancorp es utilizado por el régimen de Ortega para “lavar y ocultar dinero de Albanisa”.

“Se dice que Bancorp también es utilizado por el partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) del presidente Ortega para lavar dinero. Finalmente, a partir de 2018, Bancorp ha sido un refugio para las personas sancionadas por la OFAC, permitiendo que las personas designadas continúen disfrutando de los privilegios bancarios y su riqueza mal adquirida”, indica el Departamento del Tesoro en su reporte de sanciones del 17 de abril pasado.

Lea también: Compra de Bancorp podría hundir a Nicaragua ante organismos internacionales

En marzo del 2019, Bancorp, que nació en 2014 y fue adquirido por el Estado de Nicaragua, cuya deuda se incorporará al Presupuesto General y se pagará en un plazo de cinco años con una tasa de interés anual del 6 por ciento.

Víctor Urcuyo, exsuperintendente de Bancos, reconoció que Albanisa era dueña de Bancorp.

El 26 de septiembre de 2014 al ser consultado sobre ¿qué grupo era el dueño del Bancorp?, Urcuyo dijo: “Albanisa”.
Ortega no publica la Ley

Y aunque ha pasado más de un mes desde que Ortega impuso en la Asamblea Nacional la compra del Bancorp, para convertirlo en el Banco Nacional, lo cierto es que hasta ahora no se publica esta en La Gaceta, por lo que se desconoce si finalmente se obligará a los nicaragüenses a pagar los 23 millones de dólares a los dueños del Bancorp.

Castillo cuestiona

La diputada liberal Azucena Castillo aseguró que ya se venció el plazo para que dicha aprobación se convierta en ley y que en caso de que se publique en La Gaceta, se estará violentando la Ley Orgánica de la Asamblea Nacional, así como la Constitución Política.

Además: El diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez siembra dudas sobre el origen del capital de los bancos en Nicaragua

Castillo, quien recuerda que se opuso a la aprobación de dicha ley, indica que el artículo 125 de la Ley Orgánica de la Asamblea establece 15 días para la redacción en la Comisión de Estilo y otros 15 días para que el presidente la mande a publicar en La Gaceta.

“Esta ley lleva más de un mes en redacción, según el seguimiento que se puede hacer en la página de la Asamblea. Se pasaron los treinta días, es como un aborto”, indicó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: