Daños millonarios por sanciones al Bancorp arrastran al Banco Central de Nicaragua

El fin de este negocio, manejado y ligado a allegados a la familia presidencial Ortega-Murillo, significará el cierre del grifo de dinero, que el año pasado en plena crisis económica logró generar 59 por ciento más en ganancias que en 2017.

Billete

El Banco Central de Nicaragua es la institución que maneja las políticas financieras estatales. LA PRENSA/ ARCHIVO

La desaparición del Banco Corporativo (Bancorp SA) significará el fin de un prometedor negocio que un año después de su creación, en 2015, comenzó a generar jugosas ganancias a sus dueños de la mano de la creciente relación financiera con el Banco Central de Nicaragua (BCN), según revelan cifras oficiales.

El banco de Albanisa, como lo ha identificado el Departamento del Tesoro de EE. UU. y el propio exsuperintendente de Bancos, Víctor Urcuyo, quien autorizó su conformación en 2014, solicitó el 23 de abril de este año ante la Superintendencia de Bancos (Siboif) permiso para iniciar el proceso de disolución ante la imposibilidad de continuar “haciendo negocios” tras las sanciones de Estados Unidos el pasado 17 de abril.

La decisión de disolver el banco, tras el fallido intento del régimen de Daniel Ortega de salvarlo de las sanciones al comprarlo el Estado para convertirlo en el Banco Nacional, fue tomada el 22 de abril a las 11:00 de la mañana en una reunión de la junta general del Bancorp, en la cual, de forma unánime, los accionistas tomaron la decisión.

Le puede interesar: Ovidio Reyes afirma que estabilidad del córdoba está asegurada, pese a caída de las reservas netas ajustadas

“Nuestro banco se encuentra imposibilitado de seguir haciendo negocios debido a la sanción impuesta por la OFAC el día 17 de abril del presente año”, adujo Luis Bárcenas Reyes, representante legal del Bancorp, en la carta de petición de disolución voluntaria anticipada dirigida a Marta Mayela Díaz Ortiz, superintendente de Bancos y Otras Instituciones Financieras.

Pese a lo delicado de la situación, hasta ahora Díaz no se ha pronunciado sobre esta petición y Bancorp está pendiente de recibir una respuesta para comenzar el proceso, según confirmó a LA PRENSA una fuente del área de comunicación del banco, que certificó la veracidad de la carta que este miércoles comenzó a circular en las redes sociales.

Crecieron en la crisis

El fin de este negocio, manejado y ligado a allegados a la familia presidencial Ortega-Murillo, significará el cierre del grifo de dinero, que el año pasado en plena crisis económica logró generar 59 por ciento más en ganancias que en 2017.

Lea además: Deuda externa de Nicaragua alcanza los 11,666.6 millones de dólares en plena crisis económica

El comportamiento favorable del Bancorp en 2018 contrasta con el registrado en todo el sistema financiero nacional, cuyas utilidades cayeron 38 por ciento con respecto a los resultados del período en 2017.

En la auditoría realizada por la firma británica Moore Stephens, se revela que en 2018 el Bancorp logró en utilidades 85.52 millones de córdobas, superior en casi 32 millones de córdobas respecto a los resultados de 2017.

Si se compara el comportamiento del año pasado con 2015, cuando comenzó operaciones, el crecimiento es exponencial, pues en ese año apenas registró 3.83 millones de córdobas en ganancias.

¿De dónde provenía el crecimiento de las utilidades del Bancorp en estos últimos años?

Lea también: BCN confirma desastre en inversión extranjera y el turismo en el 2018 por crisis política

Los resultados de las auditorías realizadas por Grant Thornton y Moore Stephen indican que, además de los ingresos provenientes de su cartera de crédito, los saldos provenientes de las inversiones estaban creciendo fuertemente, más que de su cartera de crédito, que generalmente suele ser el principal negocio de los bancos.

Intereses en el BCN

Ambas auditorías confirman que las inversiones estaban principalmente en la compra de títulos valores del Banco Central de Nicaragua y, en menor medida, del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

No en vano, los saldos de la cartera de inversión del Bancorp reflejan mayor crecimiento respecto a su cartera de crédito. Entre 2016 y 2018, la cartera de inversiones pasó de 39.83 millones de dólares a 134.96 millones de dólares en el período de referencia, es decir, un crecimiento de 238 por ciento.

Más en: Discusión permanente del salario mínimo inyecta incertidumbre a empresarios y trabajadores

En tanto, la cartera de crédito pasó de 40.32 millones de dólares a 81.05 millones de dólares, o sea, un repunte de 101 por ciento.

Los resultados de 2018

La auditoría de Moore Stephens señala que del total de ingresos (287.20 millones de córdobas) el año pasado registrados por Bancorp, 62.98 millones de córdobas fueron por inversiones en valores, muy por encima de los 7.94 millones de córdobas en el 2017.

Eso refleja una fuerte tasa de crecimiento si se compara lo que logró por los rendimientos generados debido a la cartera de crédito, cuyos ingresos por esta razón pasaron de 125.88 millones de córdobas en el 2017 a 184.23 millones en el 2018.

Lea: Crédito cae en 4,435 millones de córdobas en los primeros meses del 2019

El BCN y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público en el 2018 absorbieron todas las inversiones del Bancorp.
Según la firma Moore Stephens, ambas entidades en el 2018 tenían 4,363 millones de córdobas del Bancorp en compra de títulos valores, principalmente del BCN.

Gran parte de dinero depositado en el BCN

Un economista, que prefiere no ser citado, también señala que tal había sido el creciente vínculo del Banco Central de Nicaragua con Bancorp, que gran parte de las disponibilidades de este banco estaban depositadas en el máximo emisor bancario del país.

“Las disponibilidades se han mantenido, en un promedio del 95 por ciento, depositadas en el Banco Central devengando intereses (incluye el encaje legal y el sobreencaje y depósitos de caja)”, explica.

Según el economista, estos recursos del Bancorp contribuyeron “con un saldo estimado equivalente a más de 260 millones de dólares a diciembre de 2017 y 280 millones de dólares a diciembre de 2018, a un objetivo clave de la política económica del Gobierno, apuntalar las Reservas Internacionales Netas del Banco Central”.

Este dinero, agrega, ahora que el banco está en proceso de disolución tendría que devolverlo el BCN al Bancorp, lo que ocasionará una caída en los saldos de reservas internacionales, porque se deberá iniciar también un proceso de liquidación de inversiones en caso que los dueños de ese dinero así lo decidan.

Al respecto, indica que el 98 por ciento de los depósitos del Bancorp al 31 de diciembre de 2018 estaba concentrado en depósitos de más de quinientos mil córdobas, “lo cual estaría indicando que se trata, ante todo, de depósitos de entes y/o personas relacionadas de importante capacidad económica, depósitos que se procuraría proteger de las sanciones”.

Cosep da seguimiento

Por otra parte, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, dijo que están dando seguimiento al anuncio del proceso de disolución del Bancorp y señaló que tras las sanciones no cree que el Banco Nacional entre a funcionar.

Más en: Banca de Nicaragua pierde 109 millones de dólares en los primeros 2 meses del año

“Al no poder convertirse en un banco estatal, entonces ya no hay ninguna otra posibilidad. Entonces lo que se dio es un proceso de solicitud de disolución y el banco va a desaparecer”, aseveró Aguerri, quien afirmó que si se hubiese insistido en crear el Banco Nacional aun estando sancionado “esto hubiese puesto en peligro a otras instituciones del Estado, incluyendo al propio Banco Central, y eso sí sería una irresponsabilidad mayúscula”.

Sobre el pago de los 23 millones de dólares que se aprobó en la Asamblea Nacional para la adquisición de banco y cuya ley todavía no había sido publicada en La Gaceta, dijo que están en proceso de consultas legales para verificar cómo quedaría esta situación.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: